[Isla Mágica] Proceso de venta – Propuestas

Como ya puse en la otra noticia relacionado con el Proceso de venta de IM, Cajasol y las administraciones públicas, quieren desacerse de sus acciones en Isla Mágica, pero todavía no saben como van a solucionar el problema de la venta, hay varias opciones las cuales están expuestas en el otro mensaje.

En este hago referencia a la propuesta que realizaron hace unos meses Martín Casillas e Inverco para la compra de Isla Mágica, cuya gestión cederían a Parques Reunidos:

Martín Casillas quiere invertir en Isla Mágica 250 millones de euros
M. J. PEREIRA

SEVILLA. La propuesta de Martín Casillas e Inverco Iberia para aterrizar en Isla Mágica supondría la inversión de casi 300 millones de euros en un plazo de tres a cinco años, según declaró a ABC Jorge Castro, portavoz de las empresas para este proyecto y directivo de la consultora Engloba. El proyecto de Martín Casillas e Inverco convertiría a Isla Mágica en un parque de ocio los 365 días del año, dotado de una amplia oferta de ocio, comercial, audiovisual, hotelera y de restauración.

El proceso de venta del parque está pendiente de que la Junta de Andalucía -dueña de gran parte del suelo del parque- decida si rescinde el contrato de explotación a Isla Mágica -propiedad en más del 70% de Cajasol- para convocar un nuevo concurso público. o bien modificar su contrato directamente (canon, plazo y posibilidad de construir 55.000 metros cuadrados de usos terciarios).

Hasta ahora se han presentado tres ofertas para la compra de las acciones de Isla Mágica: Parques Reunidos, Mayve y Martín Casillas-Inverco Iberia. Estos últimos aseguraron ir de la mano de un gestor de parques, como era Ron Miziker, especialista en ocio y mantenimiento de parques, pero este extremo no pareció convencer a Cajasol. Para solventar ese aprieto, Martín Casillas-Inverco llegaron a un acuerdo con Parques Reunidos, de modo que si los primeros terminaban entrando en el accionariado de Isla Mágica, la explotación del parque quedaría en manos de Parques Reunidos, una empresa del fondo británico Candover, con 22 parques en los cuatro segmentos (temáticos o de atracciones, de naturaleza y animales, acuáticos y teleféricos), distribuidos por España, Bélgica, Italia, Noruega, Francia y Argentina. En Andalucía está presente en Cartaya, Sevilla, Estepona y Benalmádena a través de parques acuáticos y de animales (Selwo).

Reparto de acciones

Martín Casillas e Inverco han ofrecido a Isla Mágica 40 millones de euros por la compra de las acciones, lo que incluye la deuda de más de 10 millones de euros. De entrar en el accionariado, el acuerdo entre ambas empresas daría probablemente la mayoría del capital social a Inverco Iberia, propiedad de John Norrie y Chris Cooper, empresarios británicos afincados en Andalucía, que promovieron el centro de ocio Plaza Mayor (Málaga) y el centro comercial Airesur (Sevilla).

El proyecto de Martín Casillas e Inverco Iberia pretende convertir a Isla Mágica en un parque de ocio abierto los 365 días del año, para lo cual prevén una inversión de más de 250 millones de euros. Jorge Castro, portavoz de las empresas, afirma que Martín Casillas e Inverco tienen asegurada la financiación bancaria de esas inversiones.

Las obras en el parque se llevarían a cabo en un período de tres a cinco años, a lo largo de los cuales el parque no cerraría. «Nuestro proyecto no es de pelotazo, sino pensado en obtener una rentabilidad a largo plazo. Es un proyecto de futuro porque, de lo contrario, no pensaríamos en invertir más de 250 millones de euros», explicó Castro, director financiero de la consultora Engloba.

Sobre los puestos de trabajo que generaría, el portavoz de Martín Casillas e Inverco asegura que serán miles. «Sólo hay que saber que Plaza Mayor creó mil en Málaga y Airesur casi un millar», añadió.

¿Por qué Martín Casillas e Inverco quieren entrar en un parque temático, cuando todos los parques españoles están en números rojos? Sin abundar en pormenores del proyecto que podrían ser copiados por otros inversores, Jorge Castro asegura que su propuesta es novedosa y va más allá del parque temático o de atracciones tradicional.
En el proyecto se contempla una zona de ocio y comercial integrada y tematizada; la zona audiovisual mejor de toda Europa; decenas de restaurantes; una zona infantil con guardería; un hotel de cinco estrellas y oficinas de alquiler. Asimismo, el parque contaría con 4.500 plazas de aparcamiento subterráneo dentro del parque y otras 2.000 fuera, según las mismas fuentes.

El hotel podría situarse en la parcela que actualmente se dedica al aparcamiento de abonados, junto a la puerta de entrada, a la que el nuevo PGOU otorga unos 12.000 metros cuadrados de edificabilidad. Por lo pronto, Martín Casillas ya se encuentra en conversaciones con las grandes cadenas hoteleras para la gestión del mismo,
En cuanto a las atracciones, Martín Casillas e Inverco quieren mejorar la oferta con dos o tres nuevos aparatos, creando además una zona de juegos y atracciones infantiles dotada de una guardería.

Embarcadero de madera

En este proyecto incluye también un embarcadero de madera en la parcela que ocupa ahora Andalucía de los Niños, el parque de miniaturas de la Exposición Universal, cuyas maquetas podrían trasladarse a los Jardines del Guadalquivir.

ABC.ES

«Creemos que es posible cambiar el contrato de Isla Mágica sin concurso público»
Jorge Castro, portavoz de Martín Casillas e Inverco en el proyecto de compra de Isla Mágica, declaró a ABC que «creemos que es posible hacer una novación del contrato de Isla Mágica sin necesidad de hacer un concurso público». A su juicio, la reducción del canon llevaría parejo una renuncia a varios activos de la Expo 92, lo que no implicaría una modificación sustancial del contrato. En cuanto a la nueva edificabilidad que le otorga el PGOU a los terrenos de Isla Mágica (55.000 metros cuadrados de usos terciarios), Jorge Castro entiende que «el desarrollo de la
edificabilidad corresponde no al propietario, sino a quien tiene el uso y disfrute del suelo, en este caso, Isla Mágica en virtud del contrato de explotación que firmó en 1996 tras ganar un concurso público.

Sobre la posibilidad de que el contrato aumente su duración hasta los 50 años, recuerda que ya se ha hecho con algunas autopistas, que son concesiones públicas.

La verdad es que me parece un proyecto fabuloso, me he quedado gratamente sorprendido, si esto se acaba materializando, lo convertirían en un gran parque en muy pocos años y en un pequeño resort.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: