[Six Flags] Cambios en su filosofía

EE.UU.: los parques de atracciones cambian para ganarse a las familias

En Estados Unidos hay más de 400 parques de atracciones. En los últimos años se han centrado en ofrecer experiencias cada vez más excitantes. Con ello han perdido clientes entre niños, padres y abuelos. Ahora los parques han reforzado las diversiones para toda la familia, cuenta Daniel Wood en «The Christian Science Monitor» (3 julio 2006).

Hasta hace poco, la consigna en los parques de atracciones parecía ser «más alto, más rápido, más miedo». Los parques competían por ofrecer la montaña rusa más espectacular y otras máquinas en las que poner a prueba la propia resistencia a los sustos y al mareo. El público adolescente acudía en busca de emociones fuertes, al menos mientras durase la novedad o hasta que la competencia inaugurase una atracción más excitante.

Pero lo que seduce a los adolescentes espanta a las familias, de modo que la estrategia no ha resultado rentable. Hoy, «la tendencia principal consiste en que la familia es el foco de atención», dice Beth Robertson, jefa de prensa de la Asociación Internacional de Parques de Atracciones. Wood lo ilustra así: «Hay más atracciones para que participen juntos pequeños y grandes, más atracciones con filas de cuatro asientos, en vez de dos, y más fuegos artificiales, juegos de rayos láser, espectáculos de luz y números de circo para todas las edades».
Paul Ruben, director de «Park World», revista profesional del sector, explica así el cambio: «Durante años [los empresarios de los parques] creyeron que el modo de aumentar la asistencia de público era instalar una nueva atracción que pusiera los pelos de punta; pero ahora están dándose cuenta de que se excedieron y dejaron atrás a las familias».

El viraje no es necesariamente altruista. Según Ruben y otros, dice el autor del artículo, «Six Flags, la empresa número uno del mundo en parques temáticos, que tiene 28 parques en Estados Unidos, en los últimos años pasa dificultades económicas por el descenso de público. Los observadores lo atribuyen, entre otras cosas, a que los parques de la cadena se han ganado fama de estar pensados para adolescentes». La portavoz de Six Flags, Wendy Goldberg, reconoce el problema: «Estamos intentando recuperar el equilibrio entre adolescentes y familias. Hubo unos cuantos años en que la marca se nos fue un poco para abajo. La gente tenía la impresión de que Six Flags era bueno sólo para adolescentes, no para niños y adultos».

Tim O’Brien, experto en parques temáticos de Ripley Enterntainment, resume así la nueva tónica: «Interactividad; ambiente familiar; parques más limpios; atracciones más suaves y más atractivas».

Y el ejemplo de un grande, Six Flags Magic Mountain:

Six Flags Magic Mountain es un paraíso para los buscadores de emoción y diversión, ya que hace alarde de 17 de las montañas rusas más altas y rápidas del país y genera tanto como 50 millones de dólares en ganancias anuales

Pero la emoción y la diversión podrían desaparecer si Six Flags Inc., sumergida en deudas y peleando contra la imagen de que sus parques son lugares frecuentados por adolescentes pendencieros, decide vender Magic Mountain a los ávidos urbanistas que desean deshacer el parque para convertirlo en nuevas casas para la venta.

Six Flags, con sede en Nueva York, también está considerando deshacerse de su Waterworld Park en Concord, cerca de Oakland, así como también de otros parques en Buffalo, Nueva York, Denver, Seattle y Houston, al intentar cerrar una deuda de 2,100 millones de dólares y crear una imagen más orientada a la familia.

Hace dos semanas, el nuevo ejecutivo en jefe, Mark Shapiro, sorprendió a los analistas al admitir que la reestructuración sería más difícil de lo esperado en primer término.

Aceptación

«De lo que no fuimos capaces de darnos cuenta, francamente, fue que esta marca estaba mucho más dañada de lo que pensábamos», dijo Shapiro durante una llamada telefónica en conferencia. «No nos pudimos dar cuenta de la cantidad de familias que habían abandonado literalmente a Six Flags».
Shapiro dijo a los analistas que la empresa no cumpliría con las expectativas de ganancias establecidas debido a que la asistencia había caído un promedio de 13% en sus 30 parques acuáticos y de diversiones del país.

Las noticias causaron que las acciones de Six Flags cayeran 25%. Las acciones se comercializaban a 5.40 dólares el viernes, después de haber alcanzado 11.93 dólares en febrero, récord de las últimas 52 semanas.

Six Flags declaró pérdidas netas de 241 millones de dólares, o 2.63 dólares por acción, en ganancias de 42.7 millones de dólares, para el trimestre más reciente que finalizó el 31 de marzo. Durante el período del año pasado, declaró pérdidas de 178.7 millones de dólares o 1.98 dólares por acción, en ganancias de 49.5 millones de dólares. El trimestre es tradicionalmente difícil porque la asistencia a los parques merma en el invierno.

Millonaria inversión

Six Flags, el segundo operador de parques de diversiones más grande del país en términos de asistencia después de The Walt Disney Co., ha gastado decenas de millones de dólares en los últimos años para ofrecer las montañas rusas más temerarias con nombres como «Scream», «Psyclone» y «Viper».

La estrategia ha ayudado a atraer al parque a más de dos millones de visitantes por año, a 40 millas al norte de Los Ángeles, aumentando sus ganancias y haciéndolo un producto atractivo para posibles compradores.

Pero la transformación de Magic Mountain en un parque de diversiones de primer nivel tuvo sus problemas.

A lo largo de los años, ha sido escenario de peleas y demás incidentes que alimentaron su reputación como un lugar frecuentado por adolescentes difíciles y de malos modales.

A pesar de los esfuerzos por convertirlo en un lugar más seguro, Magic Mountain es todavía recordado por muchos como el lugar donde ocurrió una muerte en el estacionamiento durante 1998 y una redada en 1993 que comenzó dentro de un concierto y se continuó en el parque.

En 2001, el parque fue demandado por un grupo de visitantes pertenecientes a minorías que sostuvo que las medidas más rigurosas de seguridad se debían al perfil racial. Esta demanda judicial finalizó con un acuerdo, cuando se creó un fondo de 5.6 millones de dólares para compensar a los demandantes.

Hoy funciona una subestación del Sheriff del Condado de Los Ángeles en el parque, que cuenta con cinco oficiales uniformados que ayudan al personal de seguridad privada.

«Los incidentes que han necesitado de nuestra atención son generalmente muy menores», dijo el sargento Dean Currie. «A medida que aumenta el tiempo que estamos aquí, los problemas continúan disminuyendo».

El alboroto era uno de los temas principales en la reciente llamada en conferencia con Shapiro, quien hace seis meses asumió el cargo de director ejecutivo en medio de una polémica batalla de poder.

Dijo que las familias habían abandonado algunas de las propiedades de Six Flags debido a los adolescentes que son causantes de «nuestros problemas de seguridad, mala conducta, merodean en el parque, no cumplen con la política de no fumar y no gastan dinero».

También leyó una carta de un visitante anónimo al parque que se quejaba sobre unos muchachos que gritaban insultos raciales en un parque no identificado, que no era Magic Mountain, y sobre una pareja que mantuvo relaciones sexuales en la rueda gigante.

La empresa gastará 15 millones de dólares adicionales este año para contratar personal y agregar actividades orientadas a atraer familias, dijo.

«Una vez que nos quemamos con leche, nadie tiene prisa por regresar y volver a quemarnos«, dijo Shapiro. A pesar del ataque contra las montañas rusas, Magic Mountain ha retenido gran parte de lo pintoresco de un parque de diversiones regional, con autitos chocadores, una calesita antigua de 1912, un zoológico para tocar animales y juegos intermedios. En los últimos años, también ha ofrecido a las familias un desfile diario y muchas visitas de personajes con licencia como Bugs Bunny y Wonder Woman.

Pero las montañas rusas son las reinas de Magic Mountain, que abrió sus puertas hace 35 años.

«Todo el mundo fue derecho a este juego», dijo Angela Rodgers, madre de dos niños pequeños, informó recientemente mientras permanecía fuera de «Tatsu», la nueva montaña rusa gigante del parque.

La salida

En una entrevista reciente, Shapiro dijo que la empresa había visto mucho interés desde que se hizo saber que Magic Mountain podría estar a la venta. Han habido algunas averiguaciones de grupos de inversión que a comienzos de este año perdieron la venta de cinco propiedades operadas por Paramount Parks Inc.

Cedar Fair LP compró esos parques por 1,240 millones de dólares al contado, convirtiéndolo en la tercera empresa más grande de parques de diversiones, en términos de asistencia, después de Six Flags.

Magic Mountain puede generar tanto como 400 millones de dólares si se compra y opera como parque de diversiones, dijo David Miller, un analista de Sanders Morris Harris.

Pero los operadores de parques de diversiones no son los únicos interesados. El parque puede ser adquirido por urbanistas y sumarse a la descontrolada extensión urbana.

Magic Mountain y el parque acuático adyacente Hurricane Harbor ocupan 250 acres de terrenos de primer nivel en la explosiva zona de Santa Clarita. Miller dijo que la propiedad ahora podría traer hasta 300 millones de dólares.

Shapiro dijo que la empresa quiere concentrar los recursos en los parques grandes con el mayor potencial de crecimiento a largo plazo. Six Flags no habló sobre parques particulares pero dijo que las decisiones sobre posibles ventas se tomarán en base a si el sitio reúne las características para brindar entretenimiento familiar, está ubicado en propiedades valiosas o recibe ofertas que la compañía se ve obligada a considerar.

La imagen negativa de Magic Mountain ha frustrado a algunos de sus gerentes, que han agregado acróbatas chinos y un espectáculo de pájaros exóticos para entretener a los invitados, pero no han sido capaces de fomentar las atracciones ya que el dinero de la publicidad está destinado a promocionar las montañas rusas.

«Este parque es muy redituable», dijo el vicepresidente de Magic Mountain y gerente general de Del Holland. «Estamos orgullosos de lo que tenemos».

Finalmente no se vendió Six Flags Magic Mountain pero sí otros parques:

The rumor we posted earlier this morning has been confirmed and Six Flags has indeed completed the deal to sell off seven parks while keeping Six Flags Magic Mountain and it’s connected Hurricane Harbor park. All seven parks were sold to PARC 7F-Operations Corporation (PARC) of Jacksonville, FL for $312 million, a corporation that appears to have been set up by an invesment group to run the “seven flags” parks. The list of seven properties includes: Six Flags Darien Lake, Six Flags Elitch Gardens, Enchanted Village, Six Flags Splashtown, Six Flags Waterworld (Concord), Frontier City and White Water Bay. Combined with the $77 million from the sale of the Astroworld site will bring a total of $353 million into Six Flags to pay off their huge debt levels. Six Flags Elitch Gardens and Darien Lake will both drop the Six Flags name, but season passes already purchased will be honored at the parks still as well as at all Six Flags properties in 2007. One odd twist here is that “PARC will simultaneously sell the parks to CNL Income Properties Inc. (CNL), a Florida-based real estate investment trust, and lease back the parks from CNL pursuant to long- term leases.”

Y la venta se realizo a: PARC 7F-Operations (PARC) de Jacksonville de Florida, por $312 millones.

Los parques vendidos son: Six Flags Darien Lake, Six Flags Elitch Gardens, Enchanted Village, Six Flags Splashtown, Six Flags Waterworld (Concord), Frontier City y White Water Bay. Recordemos que tambien se ha vendido Astroworld por $77 millones por lo que en total, Six Flags se lleva $353 millones para pagar deudas.

Finalmente, en la actualidad, Six Flags posee 21 parques:

EEUU

California:

– Six Flags Discovery Kingdom – San Francisco

– Six Flags Magic Mountain – Los Angeles

– Six Flags Hurricane Harbor – Los Angeles

Georgia

– Six Flags Over Georgia – Atlanta

– American Adventure – Atlanta

– Six Flags Whit Water – Atlanta

Illinois

– Six Flags Great America – Chicago

Kentucky

– Six Flags Kentucky Kingdom – Louisville

Maryland

– Six Flags America – Washington DC

Massachusetts

– Six Flags New England – Springfield

Missouri

– Six Flags Sant Louis

New Jersey

– Six Flags Great Adventure – Jackson

– Six Flags Hurricane Harbor – Jackson

– Six Flags Wild Safari – Jackson

New York

– The great Scape & Splashwater Kingdom – Lake George

– Six Flags Great Scape Lodge & Indoor Water – Lake George

Texas

– Six Flags Fiesta Texas – San Antonio

– Six Flags Over Texas – Dallas

– Six Flags Hurricane Harbor – Dallas

Canadá

– La Ronde – Montreal

México

– Six Flags Mexico – Mexico DC

Podéis ver como la página web tiene un toque mucho más familiar actualmente:

Six Flags

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: