[Parque Warner] ¡Una historia de Cine! – Construcción (Parte I)

Voy a recuperar el magnífico reportaje con el que nos deleitó Alex en los foros de CAPTE.ORG hace 2 años:

En este post voy a poner toda la historia de Parque Warner desde que se comenzó a construir por el año 2000.

Comenzamos con la historia…

Warner sigue divirtiendo

Time Warner planea construir un parque de diversiones de películas en Madrid

AP. Madrid

Time Warner Inc. piensa construir un parque de diversiones con temas de películas cerca de Madrid, a un costo de 50.000 millones de pesetas (unos ¢83.096 millones), confirmaron las autoridades.

El parque, que estará ubicado en la población de San Martín de la Vega, a 20 kilómetros de la capital, abrirá sus puertas al público a fines del año 2000, informó el presidente del gobierno regional de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón.

Un acuerdo definitivo se firmará en seis meses, dijo el portavoz del gobierno regional, Raúl Castillo.

El parque, que presentará atracciones de Hollywood como Superman, atraerá unos tres millones de visitantes al año, según estimaciones del proyecto.

El costo del proyecto será de 50.000 millones de pesetas (¢83.145 millones), según determinó un estudio. Pero Nick Winslow, de la Warner Bros Movie World, que se encuentra en España para la firma del acuerdo preliminar, se negó a confirmar esa cifra.

Winslow dijo sin embargo que su empresa financiará una «parte importante» del proyecto.

Por «Nación Digital» (8 de Noviembre de 1.997)

Time Warner diseñará el parque temático de San Martín de la Vega

Gallardón presenta hoy el proyecto con directivos de la multinacional

PASCUAL GARCIA

EDUARDO INDA

MADRID.- No hubo sorpresas. La multinacional estadounidense del sector del ocio Time Warner es la elegida por el Gobierno que preside Alberto Ruiz-Gallardón para levantar el parque temático de la Comunidad de Madrid.

El presidente del Gobierno de Madrid suscribirá en la mañana de hoy una declaración conjunta con los ejecutivos de la multinacional estadounidense. La delegación de Time estará encabezada por el responsable de Warner Bros Movie World, Nick Winslow.

No será un acuerdo definitivo, más bien habría que calificarlo de acuerdo de intenciones. Los estadounidenses de Time Warner tienen todavía que ultimar los estudios de viabilidad financiera y de seguridad.

Habrá que esperar hasta junio para ver plasmado en el papel un acuerdo que ha tardado más de un año en fraguarse.

La inversión que se llevará a cabo en el recinto será de unos 50.000 millones de pesetas. Está prevista una afluencia media anual de 2,3 millones de personas.

Time Warner será uno de los inversores, pero no el único. También participarán una entidad financiera y una constructora, además de la propia Comunidad de Madrid, que se reservará un 15% en la sociedad gestora.

La multinacional estadounidense pondrá su experiencia en toda la operación: sus creativos diseñarán el parque temático con los personajes de la marca, Batman y Bugs Bunny, entre otros.

El de la Comunidad de Madrid será el cuarto parque temático de España, después del Port Aventura tarraconense, el Isla Mágica de Sevilla y el Tierra Mítica valenciano, presentado la semana pasada por el presidente Eduardo Zaplana.

El parque temático madrileño estará situado en la localidad de San Martín de la Vega, que tiene 9.660 habitantes y dista unos 20 kilómetros de la capital de España.

El lugar elegido es considerado óptimo por la Comunidad de Madrid por sus accesos: está situado en el punto kilómetrico número 20 de la Carretera de Andalucía (N-IV). También se podrá llegar allí por la carretera comarcal M-301.

Ahora la gran pregunta es cuándo tendrá Madrid el ansiado parque temático. Las obras no comenzarán, en el mejor de los casos, antes de mayo del año próximo. Será entonces cuando la Consejería de Medio Ambiente resuelva el expediente abierto para calibrar el impacto ambiental de la instalación.

PEGAS MEDIOAMBIENTALES.- El consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, pronosticó hace dos semanas que no se pondrán especiales objeciones de tipo ecológico. «No hay ninguna duda», opinó, «que el suelo donde se implantará el complejo no tiene ningún valor especial desde el punto de vista medioambiental».

Una vez que se obtenga el plácet medioambiental habrán de pasar unos 24 meses antes de que el primer visitante haga acto de presencia en el parque de San Martín de la Vega. Las tareas de construcción durarán unos dos años.

Los madrileños, por tanto, no podrán disfrutar del espectacular recinto de ocio hasta la primavera del 2000 como muy pronto.

El supercentro de ocio madrileño se asentará en un terreno que hace meses fue motivo de una agria polémica al descubrirse que se trata de una zona protegida por su alto valor arqueológico. Finalmente todos estos problemas han quedado solventados.

La Comunidad de Madrid adquirió a mediados de 1996 la finca, que tiene una extensión total de 544 hectáreas. Sin embargo, este macrocomplejo de ocio se levantará sobre una cuarta parte aproximadamente: unas 150 hectáreas.

El resto hasta completar las 544 hectáreas se quedará sin edificar: la Comunidad quiere evitar como sea que la zona se convierta en coto de los especuladores. Se construirá el parque temático, las instalaciones complementarias -hoteles, aparcamientos, etcétera- y ni un solo metro cuadrado más.

El Gobierno de Madrid, y más concretamente la empresa autonómica Arpegio, hicieron un magnífico negocio al adquirir la parcela por muchas razones.

La primera de ellas es el precio: pagó a 230 pesetas el metro cuadrado o, lo que es lo mismo, 1.251 millones por las 544 hectáreas.

La segunda de ellas, y no menos importante, es que se hizo en una transacción comercial normal. No se recurrió a la técnica habitual en estos casos, una expropiación, que hubiera dilatado y encarecido notablemente el proceso.

Otro de los puntos que más llama la atención del proyecto es que se eligió una localidad gobernada por los adversarios ideológicos del Gobierno regional: el PSOE.

El alcalde de San Martín de la Vega, Juan Carlos Vállega, estaba ayer como si le hubiera tocado la lotería. Y no es para menos. Se espera que el parque suponga la creación de 1.500 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Si se cumplen las previsiones, si el parque no se olvida de la población local, el paro podría pasar a ser un mal recuerdo en San Martín de la Vega.

TOCA LA LOTERIA EN EL SUR.– Quinientos de sus habitantes se hallan en estos momentos sin ocupación, lo que representa un 12% de su población activa.

Vállega se mostró ayer esquivo y, entre risas, reconoció: «Sí sé que mañana [hoy para el lector] tengo que pasarme por Madrid».

El será hoy uno de los invitados de honor en la presentación en sociedad de Time Warner.

«A mí me parece muy bien», resumió el regidor, «algo tendrá el agua cuando la bendicen, si se ha buscado esta localización por algo será».

Vállega no está contento del todo. Es por lo que aprovechó la conversación con EL MUNDO para hacer una petición: «Que nos hagan ya una variante».

Quien sí se queda en fuera de juego es el Ayuntamiento de Madrid, que fue el primero en lanzar la idea del parque temático. Fue en enero de 1996. Uno de los máximos responsables de Port Aventura, Alfredo Sánchez Bella, envió una carta al concejal de Obras en la que se ofrecía para liderar una inversión de 40.000 millones en un parque temático en la capital de España.

La Corporación llegó incluso a hacer gestiones para adquirir suelo en la zona de Madrid que linda con Coslada.

Todas las gestiones quedaron paradas por orden del alcalde capitalino después de que el Gobierno de Madrid adquiriese el terreno de San Martín de la Vega. José María Alvarez del Manzano pidió que no se obstaculizase la gestión del Ejecutivo que preside Alberto Ruiz-Gallardón. Pero no se da por vencido. Recientemente advirtió que está dispuesto a atender cuantas ofertas lleguen en firme.

Montañas rusas que alcanzan los 100 km por hora

Time Warner regenta nueve parques o proyectos de parques temáticos en su país de origen, Estados Unidos. Están repartidos estratégicamente a lo largo y ancho de la nación más poderosa del mundo: California, Nueva Jersey, Texas -San Antonio, dos en Fort Worth y Houston-, Illinois, Missouri y Georgia -Atlanta-.

Las montañas rusas son el elemento esencial de todos estos centros de ensueño. Las hay de diferentes tipos, a cada cual más sofisticada. Entre ellas destaca una, capaz de ejecutar tres loopings y que alcanza los 90 kilómetros por hora (Km/h).

Otra de ellas es el Viper, que se pone de 0 a 100 km/h en seis segundos.

Sin olvidar la Ninja, la montaña rusa más alta de cuantas pueblan los parques temáticos de Time Warner en Estados Unidos.

El parque de la Comunidad tendrá un objeto esencial: el mundo del cine. Algo de eso sucede en el de Nueva Jersey, donde se recrea la película Arma letal que protagonizó Mel Gibson.

Otro de las atracciones reproduce la música de los filmes más afamados de Warner. Mención aparte merece el espectáculo de Batman Forever, que traslada al espectador a la fantástica ciudad de Gotham.

Jueves, 30 de octubre de 1997, El Mundo

El parque ya iba tomando forma, pero los problemas con las empresas yeseras que trabajan en los alrededores del parque puso una gran pega en la construcción.

El terreno muy barato de San Martín de la Vega fue un gan aliciente para que los responsables del proyecto quisiesen realizarlo en el pueblo, y dejar el proyecto de Coslada en el camino.

El proyecto del parque temático de Gallardón, en los tribunales

Las empresas yeseras exigen la anulación de la operación

EDUARDO INDA

MADRID.- El parque temático de San Martín de la Vega, en los tribunales. Las empresas yeseras que tienen derechos de explotación minera en la finca reservada para el centro de ocio interpusieron hace meses un recurso contencioso administrativo, en el que piden la «anulación del proyecto».

Nadie, y mucho menos la Comunidad, había revelado hasta ahora este conflicto jurídico. Pero lo único cierto es que las empresas yeseras formularon el recurso hace un año ante la sección primera de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Los yeseros no han solicitado la suspensión del proceso que lleva a cabo el Gobierno de Madrid. Pero no lo descartan. Para ello tendrían que demostrar que se va a causar un perjuicio de «difícil reparación», tal y como ordena la legislación española.

Las cuatro yeseras que operan en la zona, Hermanos Castaño, Tolsa, Yesamsa e Iberyeso, poseen derechos mineros en la finca del parque temático durante al menos medio siglo más.

Ahora la Comunidad tendrá que mover ficha. Si construye el parque temático y posteriormente llega un juez y acepta las tesis de los yeseros, el escándalo sería mayúsculo.

Si la Justicia atendiera las razones de la Comunidad no pasaría nada, pero no parece que el Ejecutivo de Ruiz-Gallardón quiera arriesgarse a un varapalo judicial dentro de dos años (tiempo que tardará el TSJM en pronunciarse) con el parque en funcionamiento o a punto de funcionar.

El Gobierno de Madrid, mientras tanto, estudia hacer una oferta a los yeseros para despejar el camino. Algunos de estos empresarios cifran en 1.400 millones la cantidad total necesaria para llegar a un arreglo. El consejero de Economía, Luis Blázquez, se perfila como el interlocutor de la Administración regional.

Pero los yeseros lo han dicho bien claro: «No buscamos indemnizaciones sino seguir con la actividad».

Tampoco están por la labor de compatibilizarla con la del parque temático, tal y como ha sugerido la Comunidad últimamente.

Y es que no parece de recibo abrir un macroparque de atracciones junto a unas minas donde se producen voladuras controladas todos los días del años. El proceso burocrático del parque temático sigue, mientras, en marcha. El Ayuntamiento de San Martín de la Vega ha efectuado ya los retoques necesarios en el Plan General de Urbanismo para poder levantar el centro de ocio de Time Warner.

El máximo órgano municipal también dio carta de naturaleza al Plan Parcial del SAU D que, según la Corporación, «hace posible la implantación de un parque temático, permitiendo todas aquellas actividades que en su conjunto hagan más completa la oferta de ocio para los ciudadanos».

El Plan Parcial afecta a 450 hectáreas, de las que 148,7 serán propiamente el parque temático que Gallardón quiere construir a las afueras de San Martín de la Vega.

Las previsiones municipales recogen construir 120.000 metros cuadrados en el recinto de ocio.

Para las actividades hoteleras y de hostelería se ha reservado una superficie máxima de 64 hectáreas. Esta extensión es hipotética, pues no parece que en una primera fase -probablemente, nunca- se vaya a levantar hoteles, bares o restaurantes en esta extensión, equivalente a 64 campos de fútbol reglamentarios.

El epígrafe centros comerciales y de recreo contempla 54,8 hectáreas. Para zonas verdes, entre otros apartados, hay prevista una superficie máxima de 45 hectáreas. O, lo que es lo mismo, 450.000 metros cuadrados.

El municipio se asegura un trozo de la «tarta»

El texto del Plan Parcial, al que ha tenido acceso EL MUNDO, garantiza al municipio una parte de la tarta de este multimillonario negocio, en el que se invertirán 60.000 millones de pesetas. «Al Ayuntamiento», explica, «habría que cederle el 10% de aprovechamiento medio».

El documento permanecerá expuesto a información pública hasta finales de agosto. Posteriormente, se remitirá a la Consejería de Obras Públicas y Urbanismo, donde recibirá el visto bueno definitivo.

Más obstáculos para el proyecto estelar de Ruiz-Gallardón: Port Aventura se fortalece, al punto de que se convertirá en el principal parque temático de Europa. La célebre compañía cinematográfica Universal se ha comprometido a invertir 250.000 millones en los próximos años en el parque tarraconense. Esta espectacular inyección financiera podría hacer replantear a Time Warner sus objetivos. La competencia de Port Aventura no será dura, será durísima.

Lunes, 13 de julio de 1998, El Mundo

Ocio / CORTES PRETENDE QUE LA MULTINACIONAL WARNER SOLO SEA GESTORA

Gallardón busca inversores porque no hay dinero suficiente para el parque temático

La Comunidad, que asumirá parte de la financiación, sacará luego a Bolsa sus acciones

PASCUAL GARCIAMADRID.- El Gobierno regional, auténtico impulsor del proyecto del parque temático que la multinacional Time Warner levantará en San Martín de la Vega, no ha encontrado todavía los socios suficientes para cerrar la sociedad que financiará la construcción y puesta en marcha de este proyecto emblemático para el Ejecutivo que preside Alberto Ruiz-Gallardón.

Hasta la fecha, el Gobierno regional ha comprometido en el proyecto a Caja Madrid, Iberdrola, Prisa y a la propia Time Warner, lo que no resulta suficiente para cubrir las necesidades financieras que requiere el proyecto, cerca de 50.000 millones de pesetas, según las previsiones de la propia multinacional norteamericana.

Por eso, la Comunidad de Madrid ha abierto el abanico y está negociando con otros posibles socios.

A Bolsa

Además, según informaron a este diario fuentes del Gobierno regional, la Comunidad asumirá buena parte de la inversión del proyecto para posteriormente -una vez que el parque esté consolidado y en marcha (cinco o seis años)- lanzar a Bolsa su participación y abandonar la sociedad.

Siempre según estas fuentes, la presencia de la Comunidad en el accionariado de la sociedad resulta imprescindible en un primer momento, igual que ha ocurrido en otras experiencias similares, como Eurodisney, en París, donde la apuesta del Gobierno francés resultó absolutamente determinante.

La constitución de la sociedad financiera se está prolongando más de lo previsto. No obstante, el Gobierno regional considera que el listado de socios estará cerrado antes de las elecciones del próximo mes de junio. Los interlocutores de este diario en el Gobierno regional subrayaron que la parte más complicada del proyecto es precisamente la constitución de la sociedad financiera.

Además, siempre según las citadas fuentes, el consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, está negociando con Time Warner para que la multinacional únicamente sea gestor, y no socio, del proyecto.

El Consejero de Obras Públicas se desplazará a los Estados Unidos el próximo mes de marzo par dar el visto bueno a las diferentes atracciones y para ver in situ las propuestas de la multinacional para su proyecto español.

El Gobierno regional sigue considerando este proyecto como prioritario y estima que el parque temático será un revulsivo para el desarrollo de la zona y para la creación de empleo.

Derechos de los yeseros

Respecto a la polémica que mantiene la Comunidad con los yeseros propietarios de derechos de explotación minera en la zona en la que se levantará el parque temático, los interlocutores de este diario en el Gobierno regional informaron que la Administración no va a negociar esos derechos y está convencida de que el asunto no llegará a los tribunales.

El Ejecutivo de Ruiz-Gallardón sigue pensando que el parque temático puede abrir sus puertas en el 2001. El parque se levantará en una parcela de 500 hectáreas de terreno. La Consejería de Obras Públicas tiene previsto que 2,5 millones de personas acudan al parque cada año. El parque, que contará con un aparcamiento para 10.000 vehículos, contará con atracciones, tiendas, restaurantes, lagos, zonas verdes y dos grandes teatros para espectáculos en vivo.

Domingo, 7 de febrero de 1999, El Mundo

El parque temático de Bugs Bunny en San Martín abrirá en marzo del 2002

EDUARDO INDA

MADRID.- Alberto Ruiz-Gallardón respira tranquilo: su amigo Bugs Bunny aterrizará en San Martín de la Vega en marzo del 2002. El presidente del Gobierno de Madrid dio ayer el banderazo de salida al proyecto para la construcción del parque temático, que costará la friolera de 63.000 millones.

Gallardón estaba ayer como un niño con zapatos nuevos al comprobar que, por fin, su proyecto más ilusionante es una realidad. Los contratiempos han hecho que la constitución de la sociedad Parque Temático de Madrid se haya demorado casi un año sobre los plazos previstos.

El presidente de la Comunidad y su hombre de confianza, el consejero Luis Eduardo Cortés, aseguraron que los madrileños podrán ver en acción al Correcaminos, Batman o Bugs Bunny «a comienzos del 2002». Si no surgen inconvenientes, las atracciones empezarán a rodar en marzo del segundo año del próximo siglo.

Lo que sí está claro es que el parque no abrirá los 12 meses. Al igual que Universal’s Port Aventura, cerrará en las estaciones más duras.

En invierno no habrá diversión. «Estará cerrado noviembre, diciembre, enero, febrero y algo de marzo», reconoció el consejero Cortés.

¿Cuánto costará la entrada? El salvoconducto más básico podría salir por entre 3.500 y 4.000 pesetas, según comentó ayer el cerebro del proyecto, el directivo de Time Warner Joe Meck.

Donde no ha habido mucha originalidad que se diga es en el bautismo del centro de ocio. Se llamará Warner Bros Movieworld Madrid. O, lo que es lo mismo, y hecha la correspondiente traducción, «el mundo del cine de Warner en Madrid».

El nombre es, a todas luces, menos fonético y menos imaginativo que el que pusieron los tarraconenses a su parque temático -Port Aventura, ahora Universal’s Port Aventura-. Las comparaciones son mucho más odiosas si nos fijamos en la identidad que tendrá el experimento valenciano: Terra Mítica.

El superparque de atracciones saldrá adelante con un plantel variado de inversores: la sociedad pública Arpegio (40%), Caja Madrid (25%), Fadesa (15%), El Corte Inglés (5%), NH (5%) y las constructoras FCC, ACS, Necso, Ferrovial y Dragados (2% respectivamente).

Las obras se iniciarán en breve. El jueves 13 de mayo para más señas. El presidente de la Comunidad pondrá la primera piedra del complejo ese mismo día. Horas después, tendrá lugar una fiesta por todo lo alto en la que se presentará públicamente la operación.

Si nos creemos las palabras de los responsables de la Comunidad, las avalanchas serán de las que hacen época. Los primeros estudios prevén un flujo de visitantes cercano a los tres millones de personas anuales.

La influencia de esta operación sobre la economía madrileña puede ser espectacular. El consejero de Obras Públicas sostiene que el parque temático que gestionará Time Warner puede crear alrededor de 1.000 puestos de trabajo directos.

Viernes, 30 de abril de 1999, El Mundo

Gallardón pone la primera piedra del parque de la Warner en Madrid

PASCUAL GARCIA

MADRID.- El presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, puso ayer la primera piedra del parque temático que gestionará la multinacional Time Warner en San Martín de la Vega.

Gallardón identificó este proyecto con lo que ha sido su gestión de gobierno en estos últimos cuatro años: una apuesta por el desarrollo de la Comunidad, el reequilibrio territorial, la creación de empleo y el trabajo institucional dedicado a la obtención de grandes objetivos.

«El que no arriesga no pierde nunca, pero para conseguir ganar hay que intentarlo», sintetizó Ruiz-Gallardón a la hora de referirse al signifcado de la puesta en marcha de este proyecto emblemático para su equipo de gobierno.

El acto se celebró en una gran carpa, levantada en el centro de lo que hoy es un descamapado y que, según el consejero Luis Eduardo Cortés, será en el año 2002 uno de los mejores parques del mundo, al que acudirán 2.600.000 visitantes al año y creará 1.200 de puestos de trabajo. Para conseguir todo eso será precisa una inversión de 63.000 millones de pesetas.

Además de Ruiz-Gallardón y Cortés, participaron en los fastos de la colocación de la primera piedra del parque temático la consejera de Sanidad, Rosa Posada, y el alcalde de San Martín de la Vega, Juan Carlos Vállega (PSOE), además de Sandorf E. Reisenbahc y Nick Winslow, representantes de la Warner, que ratificaron su apuesta por la opción madrileña y agradecieron la colaboración y el trabajo del Gobierno regional.

En la presentación, no se aportaron demasiados datos nuevos. Concretamente, se repartió a los medios un folleto de otra de las instalaciones de ocio que tiene la Warner en la costa australiana y un vídeo en el que se recogían imágenes de otros parques, así como un repaso por la historia cinematográfica de la compañía.

En la caja enterrada bajo la primera piedra, se guardaron varios periódicos del día, españoles y norteamericanos, así como monedas de ambos países y un par de zanahorias, el alimento preferido de uno de los inmortales personajes de Warner, Bugs Bunny.

WB Movie World Madrid, que es el nombre de la nueva ciudad madrileña del ocio, se dividirá en cinco áreas. Hollywood Boulevard trasladará a San Martín de la Vega la famosa avenida de la fama de Hollywood, en la que no faltarán ni el Teatro Chino ni reproducciones de las huellas, en el cemento, de las estrellas de la Warner. Contará también con numerosas tiendas y restaurantes, así como proyecciones de dibujos animados en tres dimensiones.

En la segunda zona, la Ciudad de los Dibujos Animados, pulularán personajes como Piolín, el Coyote, el Pato Lucas, los Picapiedra o Tom y Jerry, que reproducirán en vivo sus famosas persecuciones. Será una zona con diversiones para los niños más pequeños.

En la sección dedicada a los superhéroes, los visitantes podrán montar en el batmóvil y elevarse en una gigantesca montaña rusa emulando a Superman. Aquí también se instalará la gruta de Lex Luthor, donde los más valientes podrán enfrentarse a otros de los malos del cine: el Joker de Batman o el Pingüino.

El salvaje Oeste ofrecerá atracciones espectaculares como una caída por rápidos de agua. También habrá espectáculos en vivo de especialistas y se podrán visitar los escenarios de famosas películas de este género como Río Bravo o El Tesoro de Sierra Madre.

Finalmente, la quinta zona estará dedicada a los estudios cinematográficos de la Warner y reproducirá el ambiente del cine de California. Contará con escenarios como el Hotel de la Colina Encantada, en el que los visitantes se precipitarán en una vagoneta desde una altura de 30 metros.

Además de las atracciones, habrá tiendas con productos Warner y numerosos restaurantes. En boca de los responsables, un auténtico espectáculo pensado para el disfrute de toda la familia.

La sociedad que financiará el proyecto cuenta con la participación de Caja Madrid, Fadesa, NH Hoteles, El Corte Inglés, ACS, Ferrovial, Dragados, Necso, FCC y Arpegio, que cuenta con el 40% de las acciones.

Ayer, el diputado regional Jaime Ruiz, en nombre y representación de IU, presentó una denuncia ante la Junta Electoral Provincial contra el PP por vulnerar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General al utilizar la sede de la Presidencia regional para fines electoralistas, informa Europa Press.

La denuncia hace referencia a la fiesta montada en la sede del Ejecutivo madrileño con motivo de la colocación de la primera piedra del parque temático de la Warner, en la que, según IU, sólo han sido invitados personas denominadas VIPS, afines al PP, y no los representantes de las instituciones políticas regionales.

Viernes, 14 de Mayo de 1999, El Mundo

Premier Parks y Time Warner gestionarán el parque temático

MARTA ARROYO

SAN MARTIN DE LA VEGA.- El parque temático de San Martin de la Vega no tendrá uno, sino dos padrinos de excepción. La empresa Premier Parks, que gestiona 32 complejos de este tipo en América, Europa y Oceanía compartirá con Time Warner la gestión del proyecto de ocio más ambicioso de la Comunidad.

Ambos operadores norteamericanos han firmado, recientemente, un acuerdo de gestión, por el que Premier Parks ha adquirido la licencia de Warner para poder utilizar su nombre y sus muñecos en todos sus parques europeos. Dicho acuerdo incluye los seis parques de la cadena Walybi, repartidos en Francia, Bélgica y Holanda y el futuro parque español.

Además de gestionar, Warner y Premier participarán conjuntamente en la sociedad Parque Temático de Madrid con un 5% del accionariado que saldrá de la participación que tenía, hasta ahora, la propia Comunidad.

Según el vicepresidente de desarrollo de Parques Temáticos de la Warner Bross, Joe Meck, «la incorporación de una empresa con la solidez y el prestigio de Premier Parks, es lo mejor que le podía pasar al proyecto».

Experiencia, calidad y poder para negociar la compra de nuevas atracciones son algunas de las ventajas que aportará el nuevo socio al parque temático con el que Madrid pretende hacerle sombra a París. El presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón, que ayer visitó las obras, destacó la importancia de este tándem que supone un «espaldarazo» más a estas instalaciones que abrirán sus puertas en marzo del 2002 y a las que se podrá llegar por autovía, por carril bici y, en un futuro, también sobre raíles.

Viernes, 27 de Octubre de 1999, El Mundo

La montaña rusa más alta de Europa estará en el parque de San Martín

ROBERTO CORRAL. Enviado especial

HANNOVER.- El parque temático de Madrid tendrá la montaña rusa más alta de Europa, una estructura de acero de 65 metros de alto en la que los visitantes quedarán atrapados en un artilugio que será lanzado hacia abajo a 90 kilómetros por hora para remontar después a lo largo de unas vías en forma de espiral.

Esta es sólo una de las cinco montañas rusas del parque que la Warner abrirá en San Martín de la Vega en el 2002, y que ayer fue presentado en el pabellón de España en la Exposición Universal de Hannover, dentro de la Semana de Madrid.

Además de esa atracción, que se denominará Superman, habrá otras muchas entre montañas rusas, instalaciones acuáticas y simuladores.

En las 150 hectáreas del parque habrá 36 juegos, 17 tiendas y 14 restaurantes con 4.500 plazas, además de docenas de espectáculos, todo aderezado con personajes de dibujos y películas de la Warner, desde Piolín a Batman.

Otra de las atracciones, de las que se podrá disfrutar a un precio similar al de otros parques temáticos españoles, será la denominada Los saltos mortales del adivino, en la que los visitantes serán elevados hasta 100 metros de altura y soltados desde allí, por dos veces.

Francisco Labayen, consejero delegado de Arpegio -la empresa pública que lo construye-, dijo ayer en Hannover que este parque «será el mejor, más moderno y tecnológicamente más avanzado de Europa», y recordó que costará 63.000 millones de pesetas y dará empleo directo a unas 1.600 personas.

El primer año estará abierto ocho meses, de marzo a octubre, aunque eso podría modificarse en función de los resultados que se obtengan, y sus promotores esperan recibir unos 2,6 millones de visitantes por temporada, con un máximo diario de 30.000 visitas.

En cuanto a la marcha de las obras, Labayen indicó que ya se ha hecho todo el movimiento de tierras, se han soterrado las canalizaciones y ha comenzado a construirse el aparcamiento y las oficinas.

Jueves, 6 de Julio del 2000, El Mundo

La postura que tomó la Comunidad de Madrid (CAM), de invertir en el parque y sacar sus acciones a Bolsa, demostraba que no tenian ni idea de lo ue el parque temático iba a conseguir. No se pueden pedir peras al olmo, y un parque no es rentable en su primer año ni mucho menos.

Las “estrellas” de la Warner se mudan a Madrid

Madrid es la última comunidad que se ha apuntado a la “moda” de los parques temáticos. Para la primavera del año 2002, la localidad de San Martín de la Vega acogerá un moderno parque de la multinacional americana del ocio Warner Brothers. En la “mudanza” de Bugs Bunny, el Pato Lucas, el Correcaminos o Tom y Jerry no se han escatimado gastos: 63.000 millones de inversión parecen augurar que esta apuesta de ocio será un éxito garantizado.

Mª LOURDES SANZ

Bugs Bunny, el Pato Lucas, Piolín o el demonio de Tazmania han decidido cambiar de residencia. Los personajes estrella de la multinacional americana Warner Brothers han optado por integrarse junto a los 11.000 habitantes de la localidad de San Martín de la Vega. Este pueblecito madrileño ha sido elegido como emplazamiento perfecto para construir un moderno parque temático, el primero de estas dimensiones en nuestra comunidad, y también el primero en España que pertenece a la gigantesca multinacional americana del ocio Warner Bros.

La fecha prevista para la mudanza es la primavera del año 2002. Las cifras marean: 250 hectáreas de terreno, 63.000 millones de pesetas de inversión y unas expectativas de cerca de tres millones de visitantes al año. WB Movie World Madrid es la última gran apuesta relacionada con el ocio, bajo la forma, tan existosa en nuestro país y en el extranjero, de un gigantesco parque de atracciones.

Pasar un día de diversión garantizada, entre personajes de dibujos animados, costará alrededor de 4.000 pesetas. Por ese módico precio, espectáculos tecnológicos de última generación, atracciones acuáticas, un ambiente cinematográfico, restaurantes temáticos y tiendas de recuerdos estarán asegurados. Parece que problemas de espacio no va a haber, ya que el parque tiene capacidad para acoger a 30.000 visitantes diarios…

Otra cosa serán las inevitables colas, presentes en todos los parques temáticos. Si ya se os hace la boca agua, tan sólo tenéis que contar los días y esperar pacientemente a que el Correcaminos, la familia de los Picapiedra y todos los Looney Tunes decidan trasladarse a Madrid de manera definitiva.

Instalaciones

Reflejar un mundo “animado” en cinco zonas

Mª L. S.

Como todo buen parque temático que se precie, el de la Warner se organizará en áreas, cada una de ellas especializada en un aspecto. Concretamente, el WB Movie World Madrid se dividirá en cinco zonas. Por una parte, Hollywood Boulevard reproducirá la famosa avenida de la fama de la meca del cine, con las huellas sobre el cemento incluidas; Cartoon Village es la zona en la que Tom y Jerry (y sus persecuciones a la carrera), el pato Lucas o Piolín harán las delicias de los más pequeños.

La tercera zona estará dedicada al salvaje Oeste, con espectaculares atracciones y recreaciones de escenarios de películas clave del género, como El tesoro de Sierra Madre. Super Hero reunirá a los personajes más heroicos creados por la Warner: Batman o Superman, entre ellos. La última zona, Warner Bros. Studio, reproduce los estudios de la compañía, y el ambiente. Todo un mundo.

Más datos

COMO LLEGAR. El futuro parque estará emplazado a unos 25 kilómetros de Madrid capital. La manera más fácil de llegar será por carretera (M-30, por la autovía N-IV y cogiendo la M-506), con unos 15 minutos de trayecto, y por tren, desde la estación de Atocha a San Martín de la Vega se tarda unos 20 minutos.

ATRACCIONES. Ofrecer entretenimiento para todos los públicos es uno de los objetivos principales de los creadores del WB Movie World Madrid. Para ello no han escatimado esfuerzos. Entre las atracciones principales cabe destacar cinco montañas rusas, tres atracciones acuáticas, una de simulación (en la que habrá que ayudar a Batman a resolver un complicado crimen) y una de caída libre (desde una torre de 100 metros de altura). Todo encaminado a pasar un día inolvidable de aventuras.

La primera piedra

El proyecto de construir un parque temático de la Warner comenzó a tomar forma en enero del 99, cuando el gobierno madrileño firmó el acuerdo definitivo con la compañía americana. Cuatro meses después, Gallardón (Presidente de la CAM) puso junto a los representantes de la multinacional del ocio la primera piedra del futuro parque (momento que recoge la imagen). Un detalle curioso: debajo de esta primera piedra se enterró una caja. En ella se guardaron varios perió-dicos, españoles y americanos, de ese día (13 de ma-yo del 99), monedas de ambos países y un par de za-nahorias, el alimento favorito del que será sin duda uno de los protagonistas del parque: Bugs Bunny.

Por «Aula El Mundo» (26 de Enero de 2.001)

 

La construcción comenzó con la atracción «La Venganza de Enigma», que fue la primera en estar completamente montada en el parque. Luego los primeros edificio fueron Hollywood Market y Casablanca, para seguir con los edificios de Cartoon Village, Old West y algún otro de Warner Bros. Studios. DC Superheroes fue la zona más atrasada, ya que primero se llevó a cabo la construcción de sus dos montañas rusas, que fue Superman, en primer lugar, y seguidamente Batman y Wild Widl West (Coaster Express).

Como curiosidad, Stunt Fall empezó a construirse cuando el parque ya había cobrado forma, debido a que originalmente se iba a construir una atracción modelo Boomerang de Vekoma y ese Giant Inverted Boomerang estaba destinado a Walibi Belgium, per al hacerse las catas en Walibi Belgium se dieron cuenta de que no se podría construir allí y se decidió situar finalmente en Parque Warner el GIB y el Boomerang en Walibi Belgium.

La entrada al Parque Warner, que se inaugurará en primavera de 2002, costará alrededor de 4.700 pesetas

La entrada al Parque Warner de San Martín de la Vega, que se inaugurará en la primvera del próximo año, tendrá un precio aproximado de 4.750 pesetas, según ha explicado el director general de Warner Bros Park, Tom Mehrmann. Las obras de algunas atracciones del parque temático, como la torre de «La Venganza de Enigma», ya han concluido. Los directivos del parque garantizan si inauguración para la próxima primavera, y en su primer año de existencia esperan recibir la visita de 2,6 millones de persons.

Alrededor de 4.750 pesetas costará la entrada del Parque Temático de San Martín de la Vega, cuya apertura se prevé para la primvera del próximo año. Muchas de las atracciones están, actualmente, finalizadas. «Las obras van incluso a un ritmo mejor del previsto», afirmó el director de operaciones del parque, Armando Uría. «La Venganza de Enigma», la torre-atracción localizada en la zona de los «superhéroes» y considerada como la más alta torre de caída libre de Europa, con una altura de cien metros, es la primera de ls atracciones cuya construcción ya ha terminado. También ha concluido la obra de la atracción denominada «Los carros de la mina», erigida en la zona de reconstrucción del antiguo Oeste, y que representa la maquinaria industrial de la minería de aquella época.

La atracción de las sillas voladoras de Mister Freeze, en la zona de los «superhéroes», también está ya construida. Además, hay otras atracciones bastante avanzadas como son las montañas rusas. También están muy desarrollados los edificios que representarán Hollywood Boulevard y los estudios de la Warner, así como las casas de los célebres dibujos animados de la Warner, Bugs Bunny, el Pato Lucas y Piolín, en Cartoon Village, la zona dedicada a los niños.

Un total de 1.200 personas trabaja actualmente en el parque, cofra que se incrementará hasta los 1.600 cuando el parque ya esté abierto al público, en las temporadas más altas. «Recibimos constantemente solicitudes de empleo -concretamente 200 al día-, y muchas de las personas que trabajan en la construcción del parque son de San Martín de l Vega», indicó la directora de Mercadotecnia del parque, Mónica Espinosa de los Monteros. «Comenzaremos a contratar a los futuros trabajadores a finales de otoño o principios del invierno de este año», añadió la responsable de Marketing. Para el próximo año se espera la asistencia de 2,6 millones de visitantes, con la previsión de que en días pico podemos alcanzar la cifra de 40.000 visitantes», añadió Armando Uría. Durante el recorrido por las instalaciones del parque «el visitante podrá comprobar además que se han plantado hasta 7.000 árboles», de los que actualmente ya están 3.000.

Dentro del plan estratégico del parque «se prevé, a medio plazo, desarrollar alianzas con el sector hotelero, aunque aun no se han definido los posibles socios», aseguró la directora de Marketing, quien añadió que, «dependiendo de la demanda, se construirá un conjunto de hoteles en la zona de entrada al parque, justo al lado de las taquillas».

 

Continuará…

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: