[Spyland] Concretando datos

El macroproyecto de ocio de Monegros espera abrir dos parques en cinco años

El consorcio que promueve el complejo plantea más de 10 hoteles listos para esa fecha. Esta fase supondría 20.000 puestos de trabajo.


Fotógrafo: JUAN CARLOS ARCOS
En la imagen, el cartel que anunciaba en Alfajarín el casino Montesblancos, que se trasladó a Zaragoza hace años

J. MORALES/R. GOYENECHE. Madrid/Zaragoza | El futuro complejo de ocio que un consorcio internacional planea levantar en los Monegros podría ser estar en funcionamiento en solo cinco años. Los planes de la promotora International Leisure Development (ILD) pasan porque en ese periodo se pongan en marcha un gran parque temático sobre espías (Spyland) y otro de agua. Además, junto a la apertura de estos dos parques de ocio deberán estar ya listos para inaugurar al menos 10 de los 32 hoteles proyectados.

Esta sería solo la primera fase de todo lo que ha proyectado este consorcio internacional (con participación inglesa, estadounidense y australiana) en la última década. La siguiente etapa se desarrollaría en otros cinco años e implicará tres parques temáticos más y finalizar el complejo hotelero y de juego.

Respecto a la ubicación en los Monegros, ayer se concretaron algo más los planes. Fuentes de la negociación han explicado que se trabaja con la idea de que se sitúe en el triángulo que hay entre Sariñena, Fraga y Osera de Ebro, teniendo más posibilidades el entorno de la primera localidad señalada. En concreto, se estarían barajando tres zonas diferentes. Por cuestiones de respeto a los espacios protegidos ambientalmente, se ha priorizado el estudio en las áreas de la margen izquierda de la autopista.

Respecto a la propiedad de los terrenos en los que se instalen las 2.000 hectáreas previstas, hay posibilidad de que sea tanto pública como privada, dependiendo de la localización final que se elija. Hay varios Ayuntamientos en esa zona con suelo público suficiente como para que se desarrolle ahí el proyecto. En cualquier caso, independientemente de la localidad elegida, el impacto económico en todo el entorno es evidente.

En este sentido, los dos grandes parques temáticos implican aproximadamente 7.000 puestos de trabajo directos. Si a éstos se les suma todo lo que rodeará la primera fase, incluido el funcionamiento de los hoteles, los cálculos se elevan a 20.000 nuevos empleos para cuando esté en funcionamiento esa etapa.

Las obras, tras la Expo

El inicio de las obras dependerá de los trámites previos necesarios, pero está marcado inicialmente para 2008. Desde el consorcio internacional se había mostrado a las autoridades aragonesas su disposición a iniciar las obras en marzo del próximo año. Sin embargo, desde Aragón se planteó que era más adecuado esperar a septiembre, una vez que haya finalizado la Expo.

La negociación de representantes aragoneses con el consorcio internacional ha durado un año, se ha desarrollado en varios países y no se ha hecho pública hasta que la Convención Internacional de Parques de Atracciones y Entretenimiento, que se ha celebrado esta semana en Orlando, emitió un comunicado confirmando que el lugar elegido para su proyecto era España. Ahí estaban el consejero de Industria, Arturo Aliaga, el director general de Comercio, Juan Carlos Trillo, y el senado del PAR, José María Mur.

Fuente: Heraldo de Aragón

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: