[Isla Mágica] El Supremo le condena a pagar cuatro millones de euros al Estado

El Supremo condena a Isla Mágica a pagar cuatro millones de euros al Estado


M. J. PEREIRA/SEVILLA
El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia que condena a Isla Mágica -participada en un 70% por Cajasol y en un 12% por Unicaja- a pagar de inmediato al Ministerio de Economía 4,2 millones de euros por el incumplimiento de las condiciones impuestas para la concesión de una ayuda de 10 millones de euros para montar el parque en 1996, según ha podido saber ABC en fuentes de la compañía. La sentencia supone un duro varapalo para el parque, que en enero de este año aportó como garantía de pago de esa cantidad la hipoteca sobre el derecho real de superficie, en otras palabras, el derecho a usar el suelo hasta el año 2033, uno de sus principales activos.

La subvención no reintegrable de 10 millones de euros fue otorgada a Isla Mágica por el Ministerio de Economía en 1996 con el fin de construir el parque y para ello puso dos condiciones: realizar una inversión por importe de 50,3 millones de euros, así como crear y mantener 691 puestos de trabajo. Economía inspeccionó a Isla Mágica en 2002 y en 2005 le notificó que sólo había acreditado la creación de 477 puestos de trabajo y el mantenimiento de 41, por lo que le exigió la devolución del 30% de la subvención (3,1 millones) y los intereses de demora (1 millón de euros).

La empresa no tiene en este momento liquidez suficiente para el pago de 4,2 millones de euros, por lo que podría perder su derecho de superficie si los accionistas no ponen sobre la mesa dinero para pagar el Ministerio de Economía. La disponibilidad de los accionistas a inyectar más liquidez al parque es más que dudosa, toda vez que tuvieron que aprobar una ampliación de capital en abril de 2005 de 14 millones de euros para pagar a los acreedores tras la aprobación de una quita del 80% de los 68,5 millones de euros que adeudaba.

Contra las cuerdas

Teniendo en cuenta que actualmente el parque tiene deudas a corto y largo plazo por casi 11 millones de euros, la nueva situación pone al parque contra las cuerdas. La compañía -con unos fondos propios de 24 millones de euros- podría perder su derecho de superficie sobre el suelo, su principal activo (junto a la «marca» y los inmuebles), lo que le pondría al borde de una segunda suspensión de pagos, según señalaron a este periódico fuentes de la compañía.

La inyección de liquidez podría venir también de la mano de la Junta de Andalucía, ya que le prometió financiación y a cuenta de esa promesa Cajasol le concedió un crédito puente por 3 millones de euros. El comité de empresa de Isla Mágica pide ahora a la Junta de Andalucía que cumpla su palabra y conceda una subvención al parque temático sevillano, donde trabajan casi medio millar de personas. Las negociaciones mantenidas durante dos años por Isla Mágica y la Junta de Andalucía para rescindir el contrato de explotación y recibir una compensación económica podrían haber sido inútiles si finalmente el parque pierde su derecho de superficie.

Como se recordará, Isla Mágica recibió tres ofertas de compra de sus acciones por parte de Martín Casillas-Inverco (le ofreció 40 millones de euros), Grupo Mayve y Parques Reunidos.

Las empresas interesadas en comprar el parque pusieron tres condiciones. La primera, que se ampliara la concesión aldministrativa sobre el suelo a otros 50 años. La segunda, que se redujera sensiblemente el canon anual de alquiler, un canon que realmente no se abona desde hace años por las pérdidas que tiene el parque. Y la tercera, que pudieran hacer uso de los 55.000 metros cuadrados de nueva edificabilidad que asigna el PGOU de 2006 a esos terrenos.

Aunque el Ayuntamiento concedió esa edificabilidad al parque para garantizar su viabilidad, la Junta quiere sacar ahora tajada de la revalorización de esos terrenos y pretende cobrar un alquiler del suelo y otro por la disponibilidad de la nueva edificabilidad. Por ello, los tres grupos que forman la Corporación municipal sevillana pidieron hace unos días a la Administración autonómica que no aumente ese canon al parque. Lo reclamaron de forma conjunta en el Pleno, demandando que «se agilicen los acuerdos y trámites necesarios para, dentro de la legalidad,se consiga la estabilidad de la empresa cuanto antes». La moción solicitó a la Junta «el desarrollo de los acuerdos de financiación comprometidos», además de «sensibilidad» para no aumentar el canon.

Los propios trabajadores del parque, a través del comité de empresa, acusaron recientemente al Ejecutivo de Manuel Chaves de «querer cerrar el parque» y han pedido al PSOE del Ayuntamiento «que apriete más» al ser del mismo color político que el Gobierno andaluz.


Fuente : ABC

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: