[Gran Scala] Las cifras de un proyecto faraónico

Las cifras de un proyecto faraónico

El informe oficial sobre Gran Scala confirma e incluso supera los datos conocidos hasta ahora. La inversión prevista es de 17.000 millones y se crearían 65.000 puestos de trabajo directos

Las cifras que se habían adelantado estos días sobre el proyecto fueron confirmadas ayer en todos sus extremos. El dossier sobre Gran Scala entregado a los medios en Zaragoza responde a muchas preguntas y pone de manifiesto que el complejo será, si cabe, aún más espectacular de lo adelantado.

HUESCA.- Los promotores comienzan explicando que la demanda de turismo en el mundo se ha incrementado en un seis por ciento en 2007, con una tendencia a la especialización y la calidad. España es el segundo país del mundo en numero de visitantes, casi 57 millones en 2006, con unos ingresos de 52.000 millones de euros.

La oferta se ha diversificado pero todavía no ha llegado a su tope, señala el informe. Al sol y a la tradición playera se han unido las actividades de entretenimiento y culturales. En este contexto, Gran Scala combina ambas ofertas (especialización y alta calidad) en una localización estratégica, los Monegros, cuya ubicación permitirá obtener beneficios de las posibilidades ofertadas por las playas y las estaciones de esquí cercanas.

El número de turistas atraÍdos por Gran Scala se incrementará gradualmente hasta alcanzar los 25 millones en el 2015, convirtiéndose así en el primer destino turístico de Europa y uno de los tres mayores del mundo. Investigaciones de mercado realizadas por los promotores revelan que el 80 por ciento de los visitantes sería extranjero.

SOCIOS Y PROMOTORES

Gran Scala contará con una inversión de más de 17.000 millones de euros, la más fuerte en Europa hasta ahora. Equivale, por ejemplo, a 2,5 veces la realizada para las Olimpiadas de Barcelona o tres veces la de la T4 del aeropuerto de Barajas.

Estará financiado en su totalidad por capital privado. La inversión será asumida por doce compañías internacionales de negocios procedentes de varios países, algunas líderes en sus respectivas industrias, y será canalizada a través del consorcio de ILD, que está ya formado y tiene su base operativa en Londres.

Los socios de ILD son: Darlen Ltd., Finidusco Holding, Aristocrat Technologies, Europtima, UFA Insurance, Ultragroup, Alea, BM Parks, Havilla Partners, Architects Association, Hot Games UK, Thibault Verbiest.

La firma ayer del convenio con el GA “significa una confianza por parte de ILD en Aragón y en el país que acoge el proyecto”, indican estos promotores.

Gran Scala ocupará un área de 2.025 hectáreas, con la forma de una plaza de 4,5 kilómetros en cada lado, en medio de una gran meseta con baja densidad poblacional. Del área total, 706 hectáreas estarán dentro del anillo que incluye las actividades de cultura, ocio y juego, y el resto quedarán fuera. Unas 250 hectáreas se destinarán a viviendas.

OBRAS EN TRES FASES

La ejecución de Gran Scala está planificada en tres fases de construcción, de acuerdo a la complejidad del proyecto. La primera empezará en el tercer cuatrimestre de 2008 y dos años después se abrirán los primeros parques temáticos, el primer grupo de casinos y otras actividades de ocio. La segunda fase permitirá la apertura de cuatro parques y 24 casinos, mientras que el resto de las infraestructuras necesarias, como hoteles, restaurantes, y otras infraestructruas y servicios se construirán con vista a su apertura desde el primer día. La tercera significará la finalización del proyecto, 15 años después.

BUENAS COMUNICACIONES

Los promotores resaltan en su informe que Gran Scala tendrá magníficas comunicaciones por avión, tren y carretera. En este capítulo destacan que, en un área de unos 50 kilómetros, hay tres aeropuertos, el de Zaragoza, en proceso de convertirse en uno de los primeros de España, el de Huesca, recién inaugurado, y uno en la vecina Lérida. El tren de alta velocidad Madrid-Barcelona pasa por los Monegros, lo que hace más fácil desarrollar una infraestructura de tren de alta velocidad. A pocos kilómetros, pasa la A-2 Zaragoza-Barcelona.

Internamente, Gran Scala desarrollará una circunvalación que discurrirá en paralelo al tranvía, que acabará siendo el principal medio de transporte en el complejo. La confianza en el tranvía es un ejemplo del compromiso ambiental mostrado por los promotores, resalta el dossier.

Aragón es una región con buenas comunicaciones y con autonomía política para llevar a cabo las actuaciones necesarias para la implantación del proyecto.

La Comarca de los Monegros goza de buen tiempo, con unos 85 días de sol anuales, y niveles de lluvia entre los más bajos de España, por debajo de los 400 litros al año. Tiene una baja densidad de población, menos de siete habitantes por kilómetro cuadrado, pero cuenta con suficientes recursos y las infraestructuras necesarias para albergar un complejo con un impacto económico similar a una ciudad de 100.000 habitantes.

ECONOMÍA Y EMPLEO

Las repercusiones del complejo serán espectaculares. La economía de Aragón y también la española se verán impactadas de forma positiva, no sólo por la inversión directa sino por su efecto multiplicador. Los Monegros se recuperará de su economía tradicional y su descenso demográfico, impulso que se extenderá a buena parte de Aragón e incluso al resto de España. Gran Scala tendrá un claro impacto en el turismo español debido a la diversificación de la oferta turística, a la disponibilidad anual del complejo y a las oportunidades directas e indirectas de empleo.

El informe destaca tanto los 25 millones de turistas en 2015 como su aspecto cualitativo, ya que serán personas de alto poder adquisitivo, atraídas por la integración de elementos como cultura, ocio y juego, todos ellos con tendencia a largas estancias. Aragón pasará de tres millones de turistas anuales a los citados 25 millones, convirtiéndose así en el principal destino nacional con estancias de varios días.

El complejo tendrá un gran impacto social y laboral, con la reactivación de la industria de la construcción y otras complementarias. Se cree que el proyecto generará un total de 65.000 puestos directos y decenas de miles de indirectos.

Los promotores destacan su compromiso con el desarrrollo sostenible. Han planificado un ambicioso programa de reutilización del agua, avalado por proyectos similares ya impulsados en países con dificultades en el abastecimiento, como Dubai o Marruecos; un rápido y moderno sistema de transporte, el tranvía, que funcionará con un sistema de propulsión basado en energías no contaminantes, y un sistema de optimización energética capaz de generar energía solar.

Otros efectos muy positivos para ambas economías, nacional y regional, será el impacto de los impuestos pagados por el proyecto. Además de la reactivación de la economía y la creación de trabajos, los impuestos sobre el juego y otras tasas crearán unos ingresos anuales de unos 675 millones de euros para la Comunidad autónoma y 1.000 millones de euros para Hacienda.

D.A.


Fuente: Diario del Alto Aragón

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: