[Tibidabo] Comienzan las obras de la nueva coaster

El Tibidabo iniciará en enero las obras de la montaña rusa

1. • Los trabajos durarán seis meses y la atracción se estrenará en agosto

ROSA MARI SANZ
BARCELONA
La polémica nueva montaña rusa del Tibidabo, rechazada por un colectivo de vecinos en tanto obliga a la tala de 58 árboles, comenzará a construirse en enero, una vez se apruebe definitivamente en diciembre el proyecto tras un periodo de exposición pública que comenzará esta semana. La atracción, el gran reclamo del parque para la próxima temporada, entrará en funcionamiento en agosto, tras seis meses de obras y un periodo de pruebas. Antes, en marzo, la Cota 500, el mirador más alto de la ciudad, abierto hace ocho meses como un paseo de libre acceso, habrá acabado su puesta a punto con la recuperación del jardín de detrás del hotel Florida y la restauración del edificio de la cúpula.

La construcción de la montaña rusa, que forma parte del plan municipal de ampliación del Tibidabo, aprobado en marzo con el rechazo del PP y de CiU, ha levantado ampollas por hacer necesaria la tala de 58 árboles, ya que la atracción está integrada en una zona boscosa con encinas centenarias. Sin embargo, tanto la empresa municipal BSM, gestora del parque, como la concejalía de Urbanismo del ayuntamiento, insisten en subrayar que 50 de estos ejemplares están enfermos y arrastran lesiones por poda y golpes, y los ocho restantes afectados, sanos, se replantarán en la zona.

Asimismo, el proyecto incluye repoblar notablemente el parque con la plantación de 250 nuevos árboles de diversas especies procedentes de varios viveros, con lo que la zona ganará en área verde.

La nueva atracción estará formada por dos trenes con cuatro coches que recorrerán 718 metros en 84 segundos. Su principal atractivo será el entorno y la posibilidad de contemplar una panorámica de Barcelona y del Vallès con un recorrido suave, ya que la mayor parte del trayecto se realiza a nivel de tierra. La máxima altura que recorrerá será de 33,2 metros de desnivel, y se situará a 522 metros sobre el nivel del mar.

Un divertimento que, sin embargo, no convence a la plataforma SOS Tibidabo y pide parar todas las obras que ya se están haciendo en el parque. Algunos vecinos se reunieron ayer con la concejala de Sarrià-Sant Gervasi, Sara Jaurrieta, para comentar el proyecto. Esta semana empezarán a presentar alegaciones.

Fuente: El Periódico

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: