[Gran Scala] Un proyecto sostenible y ecológico

Los casinos de Gran Scala tendrán sistemas de refrigeración solar

Los arquitectos diseñan dispositivos para reducir al 25% el consumo energético.El 80% del agua que usen los hoteles será reutilizada para regar las zonas verdes.

06/01/2008 E. B. D.

El estudio Art & Build y el arquitecto Nicolas Devuyst están diseñando para el complejo de casinos y parques temáticos Gran Scala un novedoso sistema de aprovechamiento energético para obtener bajos consumos en el parque, según explicaron el propio Devuyst y Steven Beckers, uno de los profesionales de Art & Build encargados del masterplan del proyecto. El despacho, integrado en International Leisure Development (ILD), el pool de empresas que promueve Gran Scala, ha ganado premios internacionales por la eficiciencia energética de sus edificios.

Los arquitectos consideran que es «temprano» para ofrecer cifras concretas sobre los consumos energéticos de Gran Scala, aunque sí están diseñadas las líneas maestras. «Ahora estamos trabajando en la definición de las especificaciones técnicas para asegurarnos de que cada componente del proyecto puede ser tan sostenible como posible», indicaron.

Gran Scala dispondrá de un área de paneles fotovoltaicos y termosolares que, sobre el papel, debe combinar de forma integrada la refrigeración solar con la electricidad. Paralelamente, edificios y párkings tendrán sus propias placas. Las ramblas que constituirán los ejes perpendiculares del anillo en el que se ubicarán los casinos, los parques temáticos y el área comercial estarán equipadas con paneles que, además de la captación de energía, tendrá como objetivo dar sombra y proteger del viento.

SISTEMAS AUTOMÁTICOS Según explicaron Devuyst y Becker, el ahorro energético tendrá una de sus bases en un sistema de distribuidores automáticos que se encuentra en fase de diseño, así como en otros dispositivos tanto de generación como de alumbrado.

En este sentido, prevén que los hoteles-casino incluyan conceptos de «arquitectura pasiva» adaptados al clima monegrino. Una es la orientación. Otra el aprovechamiento del viento para los sistemas de ventilación.

Los cálculos de los arquitectos apuntan a que el consumo energético de una oficina puede reducirse de los entre 300 y 400 kilovatios/hora anuales por metro cuadrado que se dan de forma general a alrededor de 100, siempre que se apliquen sistemas de ahorro y eficiciencia.

«Tanto la energía como el agua estarán en el centro del diseño de los hoteles y restaurantes», indicaron. Así, consideran «enorme» el consumo medio de 300 litros diarios de agua por turista que se da en los hoteles y se han marcado como objetivo reducirlo «a menos de noventa litros por día» mediante la reutilización de ese mismo caudal en el edificio tras someterlo a un tratamiento. El excedente de agua reciclada sería destinado a «la irrigación de la agricultura tradicional (de la zona) en la que se basará el paisaje» de Gran Scala. «Podemos ganar del 20% al 30% sobre el consumo y reutilizar hasta el 80%», anotaron.

International Leisure Development, según una nota de Art & Build, prevé que Gran Scala sea «un lugar de desarrollo de tecnologías de producción de energías renovables y de tratamiento biológico del agua».

En este sentido, prevén un desarrollo «a gran escala» de la energía solar y la eólica y su combinación con sistemas de geotermia y pilar de combustible, además de implantar sistemas de almacenamiento de energía eólica en hidrógeno.

De hecho, el diseño de los edificios incluirá sistemas de solar cooling o refrigeración solar, favorecidos por la elevada tasa de radiación lumínica de la zona –85 de cada cien días luce el sol–, para «reducir fuertemente el impacto energético y la huella ecológica» del macrocomplejo de parques temáticos y casinos, que ocupará una superficie de 2.025 hectáreas en el corazón de Los Monegros.

Los promotores de Gran Scala, que en lo que queda de mes tienen previsto cerrar los acuerdos con los operadores que se harán cargo de los hoteles-casino, prevén que el complejo llegue a atraer a un máximo de 25 millones anuales de visitantes, lo que supone una media de en torno a 70.000 turistas diarios. La previsión de creación de empleo apunta a una cota de 65.000 puestos de trabajo directos, con lo que la afluencia diaria puede superar las 130.000 personas.

Microclimas y biotopos

06/01/2008

Los diseñadores de Gran Scala, el gabinete Art & Build y el arquitecto Nicolas Devuyst, prevén que el complejo de parques temáticos y casinos incluya jardines botánicos y muestras de «la mayoría de los biotopos del planeta», es decir, reproducciones de ambientes físicos de diferentes zonas de la Tierra con sus comunidades animales y vegetales características. La pieza clave de esta parte del proyecto es la gran torre central, dotada de una «doble piel» que terminará junto al suelo con una falda que cubrirá una rambla. El control climático de esta avenida estará «asegurado por un velo fotovoltaico que producirá al mismo tiempo sombra, ventilación y electricidad», según los diseñadores. Este espacio «alojará también espacios con climas controlados» en los que se ubicarán los biotopos.

Paralelamente, el diseño de Gran Scala prevé la siembra y plantación de especies vegetales autóctonas, también de carácter agrícola, que serán «elegidas por su capacidad de retención de líquidos y por su frescura». Una de las finalidades de este tratamiento vegetal, que descarta la implantación de especies de alto consumo de agua como el césped –salvo en algunas zonas deportivas, como el campo de golf–, es revertir en la superficie que ocupará el macrocomplejo el proceso de desertificación que afecta desde hace cuatro siglos y medio a la estepa monegrina.

El apartado ambiental del proyecto de Gran Scala incluye otras dos vías de actuación en el ámbito de las especies animales. Una consiste en acondicionar hábitats que acojan a la fauna autóctona y que puedan recibir especies migratorias. La otra tratará de valorizar espacios naturales cercanos «de manera lúdica y didáctica con la reintroducción de la fauna y de la flora en vías de extinción».

Por otro lado, Art & Build y Nicolas Devuyst, que tienen sus sedes centrales en Bélgica, están manteniendo contactos con dos gabinetes de arquitectos españoles para «asegurar el seguimiento de la obra y la puesta en escena de aspectos medioambientales como elementos claves del proyecto». «Gran Scala será una demostración de la experiencia europea en materia de desarrollo urbano sostenible y construcción bioclimática», asegura ILD, el pool de empresas que impulsa el proyecto.


Fuente: El Periódico de Aragón

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. ALBERT dice:

    Interrogo cuando,como y donde se prevee hacer selección de personal para trabajar en este mega parque. Si alguien me puede ayudar, estaré agradecido.

  2. Sara dice:

    Me sumo a tu interrogación, tengo más de 40 años y aunque todavía soy joven no encuentro un empleo estable y medianamente remunerado. Cansada de trabajos basura, quedo expectante ante las posibles ofertas venideras y espero que sirvan para absorver el paro de la región en los próximos años. Yo también aspiro a trabajar en este Megaparque algún día y sí no yo, tal vez mis hijos. Quedo agradadecida de antemano.

  3. ILUVARAGON dice:

    pues con estos datos habria que callar muchas bocas que estan por ahi haciendo premoniciones catastroficas con el impacto medioamiental… esperemos que esos daos puedan incluso mejorarse y se reduzca mas la contaminacion. nuestro medio ambiente es mas importante que el ocio pero parece claro que para los promotores y para el gobierno eso esta claro

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: