[Gran Scala] La sociedad aragonesa está a favor del proyecto

Siete de cada diez aragoneses auguran que Gran Scala traerá efectos positivos

Solo un 10% de los ciudadanos opinan que el complejo tendrá consecuencias negativas. No obstante, el rechazo duplica al existente en Monegros. Dos meses después del anuncio, el 80% de los consultados saben del proyecto. Eso sí, uno de cada cinco jubilados se enteró por el sondeo.

RAQUE GOYENECHE. Zaragoza

encu1.jpg

FICHA TÉCNICA

■ Ámbito: Aragón (excepto comarca de Monegros).
■ Universo: Residentes de más de 18 años.
■ Muestra: 2.400 unidades.
■ Método: Entrevista telefónica mediante cuestionario estructurado.
■ Muestreo: Estratificado proporcional para cada provincia con cuotas de sexo y edad.
■ Nivel de confianza: 95,5% siendo p=q=0,5
■ Margen de error: +/- 2,04%
■ Trabajo de campo: Del 26 de diciembre al 9 de enero de 2008
■ Dirección técnica y realización: A+M

Los aragoneses lo tienen claro: el aterrizaje en Los Monegros del macrocomplejo de ocio y juego Gran Scala tendrá efectos positivos para toda la Comunidad. Así lo piensan siete de cada diez encuestados, según el sondeo de opinión elaborado por la empresa A+M para HERALDO y que, a diferencia del publicado ayer, centrado exclusivamente en la comarca afectada, extiende las consultas a todo el territorio aragonés. Por el contrario, solo uno de cada diez entrevistados teme consecuencias adversas, mientras a expensas de conocer más datos claves sobre la iniciativa (como los terrenos o cómo se financiará la inversión requerida) casi un 15% de los ciudadanos o bien no se atreven a valorar los efectos en uno u otro sentido o simplemente prefieren no contestar.

Pero, pese a que la percepción de los beneficios que reportaría Gran Scala a la economía y la sociedad aragonesas es ampliamente mayoritaria, el apoyo al proyecto es sensiblemente inferior al registrado en los municipios con posibilidades de acoger la ciudad del ocio. Como se recordará, ocho de cada diez monegrinos (el 83,4%) estaban convencidos de las ventajas que supondría para toda la Comunidad. En el conjunto de Aragón, este porcentaje baja hasta diez puntos.

encu2.jpg

También hay diferencias entre entre quienes ven más inconvenientes que beneficios en la posible llegada del proyecto. Si en Monegros solo el 5,6% auguraba consecuencias negativas, en la Comunidad este porcentaje se dobla. Preguntados por las razones de su oposición a la instalación del complejo en Aragón, este grupo de encuestados muestra sus temores ante el peso que tiene el sector del juego en el conjunto del proyecto (incluye 32 casinos) y las posibles consecuencias sociales que provocaría, como «corrupción, mafia o prostitución».

También hablan de «atentado ecologista» y subrayan que un complejo así, ubicado en una comarca de gran valor natural, resultaría «incompatible» con el lema escogido por la Comunidad para la Expo 2008: «El Agua y el Desarrollo Sostenible». Otros, aunque los menos, consideran que levantar un recinto con un impacto equivalente a una ciudad de 100.000 habitantes en Monegros sería «inviable» y otros opinan que no es un «buen modelo de desarrollo» para esa comarca.

Sorprende que los aragoneses que tienen una postura más definida -y al mismo tiempo más dividida- sobre el proyecto son los más jóvenes (entre 18 y 34 años). Si por un lado representan el porcentaje más alto de optimistas con las supuestas ventajas de Gran Scala (un 76,4%), también lo son a la hora de prever perjuicios (un 16,8%). Y es que solo un 7% no se atreve o no quiere valorar los efectos del proyecto.

encu3.jpg

Por provincias, son los turolenses los más convencidos de las bondades de la iniciativa y con una amplia diferencia. Mientras en Huesca -emplazamiento más que probable para el recinto, según las últimas afirmaciones de miembros del Ejecutivo-, el optimismo sobre los hipotéticos beneficios es más moderado y los encuestados muestran además más reticencias a pronunciarse.

Lo que es innegable apenas dos meses después de que saltara la noticia, es que casi todo el mundo ha oído hablar de Gran Scala. La repercusión mediática que ha tenido en este tiempo el plan ha elevado su grado de conocimiento en el conjunto de la Comunidad a cotas muy altas (un 81%).

No obstante, es inferior al que tienen los monegrinos (90%), algo lógico si se tiene en cuenta que desde que se hicieron públicas las intenciones de los promotores de ILD no ha habido otro tema de conversación en los municipios de la comarca. Por las mismas razones, los más informados son los oscenses, seguidos de los zaragozanos y, por último, y muy por detrás, los turolenses. En cuanto a edades, no hay grandes diferencias, salvo en el caso de los jubilados. Hasta ser consultados, uno de cada cinco no había oído nunca hablar de la iniciativa.

Más del 25% de los encuestados dudan de que el proyecto se llegue a hacer

La incredulidad ante la magnitud de las cifras del complejo es mayor en la provincia de Huesca, donde se prevé ubicar el recinto.

Pese a todo, el 55% de los consultados cree probable o muy probable su instalación.

encu4.jpg

ZARAGOZA. Aunque la inmensa mayoría de los aragoneses está convencido de las ventajas que traería a la Comunidad elmacrocomplejo de ocio y juego, son todavía muchos los que no acaban de creerse que el recinto termine por instalarse en algún lugar de la comarca de Monegros. De hecho, más de una cuarta parte de los ciudadanos encuestados (concretamente el 27,5%) considera poco o nada probable que el proyecto finalmente se llegue a realizar.

La magnitud de las cifras que se mueven alrededor de la iniciativa del consorcio International Leisure Development -17.000 millones de inversión (tres veces el presupuesto actual de la Comunidad), más de 60.000 puestos de trabajo (el doble que la General Motors) y 25 millones de visitantes al año (la mitad de los turistas que atrae anualmente toda España)- hacen que el proyecto no acabe de ser factible a los ojos de muchos aragoneses.

Los datos demuestran que el que ha venido a denominarse desde algunos sectores como “el relevo de la Expo” presenta una acogida muy similar a la que en su día tuvo la muestra. Respaldada desde el principio por una amplísima mayoría de aragoneses, pocos creían también en sus inicios que la candidatura tuviera éxito, como así fue al final. Pero no deja de ser curioso de todas formas que quienes más dudas presentan acerca de lo realista del complejo de ocio y juego son los habitantes de la provincia de Huesca, donde se ubicará finalmente el complejo de acuerdo con las declaraciones del vicepresidente aragonés. José Ángel Biel reiteró esta misma semana que existían tres o cuatro alternativas y que el recinto se situará en los Monegros oscenses.

En esta provincia, las dudas alcanzan casi a un tercio de los consultados (seis puntos más, por ejemplo, que en la de Zaragoza). También es más elevado el porcentaje de quienes optan por la contestación de no sabe, no contesta (18,5%).

Así las cosas, solo la mitad de los oscenses consultados estiman muy probable o bastante probable que el proyecto se materialice. En el conjunto de la Comunidad, ese porcentaje se eleva al 55,9%. Esto es,más de la mitad de los aragoneses se muestran optimistas y confiados con poder llegar a ver la ciudad del ocio en Los Monegros.

Un dato que tampoco resulta baladí, dado que el complejo se encuentra aún en “fase de proyecto”, según ha reconocido el propio presidente Iglesias en las Cortes, y ni tan siquiera se han adquirido todavía los terrenos donde habría de levantarse.

Por edades, los más escépticos con el proyecto son los ciudadanos de mediana edad (entre 35 y 44 años). Paradójicamente, los que más optimistas se declaran son los de la franja inmediatamente inferior, esto es quienes tienen entre 24 y 34 años.

El mayor desinterés acerca de las posibilidades reales que tiene Gran Scala de salir adelante lo muestran losmayores de 65 años. En su caso, el porcentaje de quienes no contestan a la pregunta son el 31% (el doble que en la media de la Comunidad).
R. GOYENECHE

Aprobado al Ejecutivo


Pese a las críticas de algunos grupos de la oposición y demuchos colectivos por la falta de debate social en torno al proyecto, casi seis de cada diez aragoneses aprueban la gestión que está realizando el Ejecutivo autonómico con Gran Scala. Solo un 14,6% la desaprueba directamente y un 28,3%prefiere no pronunciarse. Por sexo, los más críticos con el Ejecutivo son los hombres y, por edad, quienes tienen entre 45 y 54 años.

Entre los reproches que formulan quienes censuran la actitud de la DGA, destaca en primer lugar el “secretismo o la nula o escasa información” que ha suministrado el Gobierno. El hecho de quemiembros del Ejecutivo hayan mantenido conversaciones durante un año con los promotores sin revelar nada ha provocado suspicacias.

Entre otras razones, alegan que la DGA debería haber apostado por otros proyectos. Otros encuestados hacen referencia también a “la corrupción, mafia y prostitución” que supuestamente traerá el complejo o bien rechazan “el tema del juego”. Las críticas ecologistas también aparecen, pero enmenor grado que las anteriores. R. G.

Reacciones de los grupos

■ MARCELINO IGLESIAS I PSOE

El secretario general de los socialistas aragoneses, Marcelino Iglesias, mostró ayer su “gran satisfacción”, porque la mayoría de la población de Monegros apoye el proyecto. Iglesias resaltó que “tiene una gran dimensión” y consideró que esa circunstancia es la que puede generar cierto “escepticismo”. Además, resaltó que el interés es “relanzarGran Scala inmediatamente después de la Expo”. Por otra parte, consideró que este proyecto “puede transformar la realidad económica y demográfica de Aragón”.

■ GUSTAVO ALCALDE I PP

El presidente del PP-Aragón, Gustavo Alcalde, consideró “natural la reacción de los monegrinos y la gran mayoría de los aragoneses” ante un proyecto que puede generar “empleo, riqueza y desarrollo”. El líder de los populares indicó que “comparte” esta postura de los habitantes de la comarca y señaló que es importante “que se despejen las incógnitas que hay, que son bastantes”. Sobre la ubicación, instó a la DGA a que anuncie el lugar ya que “está dando lugar a todo tipo de especulaciones, también materiales”.

■ JAVIER ALLUÉ I PAR

El portavoz del PAR en las Cortes, Javier Allué, se congratuló de que la gran parte de la población respalde el proyecto de GranScala. Además, el diputado aragonesista advirtió que “aquellos que se oponen son con los que jamás avanzaría Aragón si dependiera de ellos”. Allué indicó también que “la DGA ha estado a la altura para atraer proyectos de gran envergadura” y resaltó que el impacto “especialmente beneficia a Monegros, pero trasciende a todo Aragón e incluso sobrepasa nuestro ámbito”.

■ SALVADOR ARISTE I CHA

El secretario territorial del Alto Aragón señaló que “es natural que un anuncio tan deslumbrante como el de Gran Scala genere mucha ilusión en un territorio que en las últimas décadas no ha tenido por parte de la DGA una política de desarrollo rural eficaz”. Ariste añadió que, “sin embargo, existe temor al choque cultural y social que puede generar y también hay mucho escepticismo por la magnitud del proyecto, ya que Monegros es una tierra donde hay experiencia en el fracaso y retraso de grandes planes”.

■ ADOLFO BARRENA I IU

El coordinador general de IU, Adolfo Barrena, estima a la población solo le han explicado las ventajas, y sin concretar nada, pero nadie les ha hablado de lo costes sociales. No obstante, “el que un tercio de la población crea que no será beneficioso nos anima a continuar con nuestra oposición frontal”. Además, critica que Biel proponga que sea el consejo comarcal de Monegros quien pida la declaración de interés general para después asumir la capacidad de decisión que perderían la comarca y todos los ayuntamientos.


Fuente: El Heraldo de Aragón

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. A FAVOR dice:

    ESTOY TOTALMENTE A FAVOR DE GRAN SCALA. VA A SER LA GRAN OPORTUNIDAD DE ARAGON PARA GENERAR UN FUERTE DESARROLO. SIN EMBARGO TAL Y COMO VAN LAS COSAS NO SE SI LLEGARA A REALIZARSE… SERIA UNA PENA QUE SE LO LLEVASEN A OTRO LUGAR…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: