[Siam Park] Sumérgete en el antiguo reino de Siam

ALIGÁTORES A LA MAR EN TENERIFE

EL TAILANDÉS que pise este parque de Tenerife cuando lo inauguren el 15 de marzo se va a quedar de piedra: porque entre tanta teja de cerámica, tanto bambú, tanto palacio oriental y tanta palmera datilera va a creer que está en su casa y no en las islas Canarias. El culpable de su confusión se llama Christoph Kiessling y es hijo de Wolfgang Kiessling, el fundador del Loro Park del Puerto de la Cruz.

Christoph Kiessling, de 38 años y natural de Colonia (Alemania), es el director de Siam Park, un parque acuático de unos 185.000 metros cuadrados en Costa Adeje que más bien parece una Tailandia en miniatura. En total, 17 atracciones como toboganes kamikazes y olas de hasta tres metros. Un reino acuático lleno de esculturas de dragones, castillos orientales, puentes colgantes y guardianes de hasta 13 metros de altura. La ambientación corre a cargo del arquitecto de la Casa Real de Tailandia, el profesor Ruthai. «Solicitamos autorización a la realeza tailandesa para reproducir la arquitectura de su país. Nos cedieron a su arquitecto real, que ha proyectado 18 edificios, pero nos pusieron dos condiciones: no recrear ningún templo y no reproducir la imagen de Buda», explica Christoph Kiessling por teléfono. Kiessling viajó a Tailandia para traer materiales; hasta se trajo carpinteros locales de una aldea llamada Ayutthai. El complejo sumergirá al visitante en el antiguo reino de Siam. Los más tranquilos podrán pasear entre esculturas como el Gigante, de 13 metros de altura, o entretenerse en La Ciudad Perdida. Un paraje con siete torres y una cabeza de mono que derrama 3.000 litros de agua sobre palmeras y puentes cuando se llena. Los más aventureros podrán subirse al Dragón, el primer tornado de Europa. Una inyección de adrenalina que transporta a la luna: «el usuario experimenta la ingravidez a causa de la fuerza centrífuga en un embudo de unos 20 metros de diámetro», describe Kiessling. Para subirse al Dragón bastará con medir 1,05 metros.

Quien quiera imitar a Indiana Jones y sentirse en una película, está de suerte: un tobogán kamikaze de 28 metros de alto y 76 de largo con el nombre de la Torre del Poder permite emular al personaje de Indy y soltar algún que otro gritito. El tobogán atraviesa un tramo transparente de metacrilato: una ventana abierta a un acuario con 35.000 peces y quince aligátores. «Son más guapos y amables que los cocodrilos», opina el director del centro. Al miedo se suman los 235 escalones que hay que subir para llegar a la plataforma de salida. Un esfuerzo que tal vez no quite el vértigo, pero sí el hipo: detrás, la isla de la Gomera; a la derecha, la Costa Adeje, y a la izquierda, la playa de los Cristianos.

Más tranquila será la atracción de Río Lento, un recorrido relajante de más de un kilómetro en flotadores gigantes y con efecto jacuzzi. En Vulcano, la travesía se realiza a bordo de unos donuts gigantes y a la velocidad de la luz (ilusión creada por láser). Los surfistas se lo pasarán pipa cogiendo olas de hasta tres metros en el Palacio de las Olas, y los amantes de los animales disfrutarán admirando el estilazo con el que se bañan 17 leones marinos. Los bebés también se lo pasarán en grande: el parque invita a los padres a deslizarse junto a sus retoños por un tobogán muy ancho y seguro. Y como el agua abre el apetito, el centro propone hamburguesas (3 euros), barquitas de apio y wasabi o sushi maki de aguacate (precio medio del plato tailandés, 9 euros).


Fuente: El País

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. NADIA dice:

    NECESITO EL RESUMEN TALIMAN !!!
    DE DONDE PROCEDE EL NOMBRE CARIBE?
    Y ….
    COMO SE LLAMA Y DONDE SE UBICA EN LA ACTUALIDAD EL ANTIGUO REINO DE SIAM ???

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: