[Loro Parque – Siam Park] Los Kiessling, «the Must»

Miguel Ángel González Suárez *

Los Kiessling, «the Must»

Allá por el año 1982, después de haber terminado mis estudios en la Universidad de La Laguna, emprendí mi segundo trabajo serio. En aquellos momentos debía tomar una decisión con sensatez para mi futuro inmediato y para ello me dirigí a mi gran amigo y maestro del turismo en Canarias Juanjo Iglesias, director general de Maritim Hoteles; la instalación alojativa más relevante de la época. Allí me dio la alternativa. Curiosamente, todos los días, de camino al trabajo, pasaba por la puerta del Loro Parque. Unos meses después, me encargaron la difícil tarea de llevar a cinco premios Nobel de Física al Loro Parque: los profesores Chandrasakar, relevante científico hindú con dos Nobel, el doctor Alfuen, de Suecia, el profesor Hewish, de Gran Bretaña, y los norteamericanos Wilson y Weznber.

Por primera vez, pisé este fabuloso parque, pero lo más notable era que acompañaba a cinco estrellas de las más brillantes de este planeta. En la puerta nos esperaba el afable Wolfgang Kiessling; a las cinco estrellas se unió una más, todavía con más luz y destello. En ese momento comencé a admirar a un genio moderno del turismo a escala mundial.

Doce años antes, en 1972, ese joven emprendedor había puesto en marcha un pequeño edén, en mi querida ciudad del Puerto de la Cruz, que contaba con 13.000 m2 exuberantes de vegetación y 150 papagayos, creando el primer show de loros de Europa, hoy 35 años después, más de 35 millones de visitantes han disfrutado de este espectáculo de la naturaleza. Es el parque temático más visitado de España y está entre los 5 más importantes del mundo. Wolfgang siempre cuenta que, a la hora de elegir este tipo de negocio, su sabio padre le recomendó que usara papagayos ya que viven mucho y comen poco.

Después de aquel día regresé en multitud de ocasiones acompañando a estrellas del cine como Tony Curtis, Luis García Berlanga, cantantes de la talla de María Ostiz, deportistas como el genio yugoslavo del baloncesto mundial Drazen Petrovic y con mi gran pasión política, el ex presidente de mi país Adolfo Suárez. Desde entonces, este gran proyecto, que no ha parado de crecer, ha ejercido en mí una gran atracción en el amplio sentido de la palabra. En 1992 se amplió a 135.000 m2. Durante 1994 se crea la Fundación Loro Parque, hoy en día una prestigiosa organización internacional que promueve la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible, expandiendo amplios y prestigiosos programas de investigación en nuestro planeta. Un año después, como aditamento necesario a esta excelsa realidad, este genial empresario adquiere uno de los buques insignias de la hostelería en Canarias, el hotel Botánico.

Y es cierto que detrás de un gran hombre hay una mujer aún más grande, este es el caso de su esposa, defensora y apasionada de este gran motor de Tenerife. Sus dos hijos, de tal palo tal astilla, se mantienen fieles a su padre en el mantenimiento de este imperio. Especial empatía me une a su hijo Christoph, trabajador incansable. No me cabe ninguna duda de que la familia Kiessling quiere a Tenerife y Tenerife les debe mucho. Loro Parque en la actualidad tiene la mayor colección del mundo de papagayos, más de 4.000; junto a ellos habitan delfines, orcas, leones marinos, gorilas, chimpancés, pingüinos…

Mis sentimientos de cordialidad y admiración han perdurado todos estos años. Sin lugar a dudas, Loro Parque es una de las joyas más valiosas de Tenerife, que he mostrado con gran orgullo a todo aquel amigo que ha venido de visita a mi isla. Allá por el año 1994, presidiendo el Centro de Iniciativas y Turismo de Santa Cruz de Tenerife, una comisión de trabajo acordó proponer por sus suficientes méritos a esta gran empresa para los Premios Príncipe de Asturias a la excelencia turística. Para poder confeccionar el complejo expediente tuve que estar en contacto permanente con dos excelentes profesionales cargados de sabiduría y amor a esta isla, a la vez personas de suma confianza; el primero, que desgraciadamente ya no está con nosotros, Antonio Caseras, un hombre lleno de humanidad; y la segunda, la perseverante y apasionada Inge Feier. Ese año, llegó a ser finalista y en 1999 consiguió tan prestigiosa distinción. Igualmente, ha recibido la Placa al Mérito Turístico, otorgada por el Ministerio de Comercio y Turismo de España, que también lo ha premiado en varias ocasiones con la «Medalla de Oro al Mérito Turístico». Los galardones han sido innumerables y totalmente merecidos.

El Loro Parque es uno de los pilares más relevantes de la ciudad decana del turismo en Canarias; para Tenerife es su segundo atractivo, después del Parque Nacional del Teide, una de las visitas obligadas. Es excelencia a todos los niveles; ejemplo de parque temático en muchísimos destinos turísticos. Uno, que ha recorrido mundo, un poco…, y ha visitado innumerables atracciones turísticas, les puedo asegurar que puede estar entre las más atractivas e interesantes de este planeta. Su sello es, además de su diversidad, la calidad de sus infraestructuras; así como también la seriedad y conciencia medioambiental, en absoluta concordancia con la naturaleza. Por ello, muchas de las instalaciones se encuentran entre las mejores en cuanto a calidad, innovación tecnológica y profesionalidad de los especialistas. Al respecto, cabe destacar que tiene uno de los mayores delfinarios de Europa y el pingüinario más grande del mundo, en el que se reproduce un trozo del continente antártico.

Por si todo ello no fuera poco, esta gran familia comienza en 2002 a perfilar con trazos gruesos un sueño, una ilusión, una fantasía, otro admirable proyecto para Tenerife. Se trata del mayor parque acuático de Europa, Siam Park, que se inaugura próximamente e intentará diversificar la oferta de sol y playa. Pronto Tenerife tendrá otra joya del ocio que mostrar, para ser imitada a nivel internacional.

Detrás de todos los éxitos se encuentra un gran equipo de más de un millar de personas que ha sabido moldear la familia Kiessling durante estas casi cuatro décadas; con el ejemplar propósito de la sensibilización acerca de la belleza y la importancia de la conservación del medio ambiente y de muchas especies que en la actualidad se encuentran en peligro de extinción. Me siento afortunado porque un día ellos eligieran Tenerife para vivir y hacer sus sueños realidad en esta tierra de fértil y frondosa materia.

* Presidente del CIT de Santa Cruz de Tenerife


Fuente: El Día.es

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. Ernesto Koopmann dice:

    Viendo en el canal de televisión»Discobery» he visto el parque del Sr. Wolfgang Kissling, yo soy Ernesto Koopmann, hijo del Sr. Ernst Koopmann, que fue uno de los primeros proveedores del Sr. Kissling de Loros del Paraguay y me gustaría hacerle llegar mis saludos y porque no, poder visitarlo alguna vez.
    Si hubiese la posibilidad de que le llegue este mensaje al Sr. Kissling, estaría encantado de intercambiar algunas ideas con el.

    Atentamente
    Ernesto Koopmann

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: