[Bioparc Valencia] Un nuevo espacio centrado en la fauna africana y dedicado a la conservación

Un nuevo espacio centrado en la fauna africana y dedicado a la conservación

El Bioparc, el nuevo zoológico de Valencia, recrea en 80.000 m2 cuadrados la sabana, Madagascar y el bosque ecuatorial de África


El Bioparc se basa en un nuevo concepto de zoológico, basado en la conservación y capaz de acoger hasta 4.000 animales de unas 250 especies.
Fosas, lémures, suricatas, facoqueros y mangostas campan por Valencia, junto a hienas, puerco espines, pitones, rinocerontes, cebras, avestruces, marabúes, leones, jirafas, antílopes, elefantes, nutrias y leopardos. El Bioparc Profesor Ignacio Docavo de Valencia ya es una realidad que se puede visitar. El nuevo parque zoológico de la ciudad, que fue inaugurado el pasado miércoles con la presencia de Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, Francisco Camps, presidente del Consell, y de Antoni Bernanbé, delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, entre otras personalidades, se ha planteado como un innovador espacio de alrededor de 80.000 metros cuadrados de superficie dedicados a la conservación de las especies y a la divulgación. Todo ello, centrado en el continente africano, recreando espacios singulares de África como la sabana, el bosque ecuatorial o Madagascar hasta en el más mínimo detalle. El objetivo, poder recuperar, en un ambicioso plan, especies que tienen difícil su supervivencia.

Este espacio, que se ubica en el Parque de Cabecera del antiguo cauce del río Turia y sustituye al zoo de Viveros, abre sus puertas al público tras tres años de obras. Se trata de un nuevo concepto de recinto, capaz de acoger hasta 4.000 animales de unas 250 especies y que abrirá todos los días desde las 10 horas, hasta las 18 o las 21 horas, según las horas de luz y la época del año. Con ello, según indicó en la presentación el director del parque, Koen Brouwer, se prevé recibir entre 500.000 y 600.000 visitas anuales, aunque esperan aumentar paulatinamente esa cifra hasta alcanzar el millón de visitas.

El Bioparc, que está gestionado a modo de concesión por la empresa Rain Forest, contará con dos restaurantes. Uno de ellos, con vistas a la sabana y en el que se podrá comer de menú, y otro más informal, aunque en ambos se ofrecerá «comida de calidad» con «precios ajustados», según ha asegurado el director de Rain Forest Valencia, José Maldonado.

El Bioparc dispone también de un aparcamiento gratuito con 800 plazas y, en el futuro, completará sus instalaciones con la construcción de un parque de atracciones ambientado en China, así como la ampliación del parque con los espacios de Asia y América. Para ello, ya existe una reserva de 20.000 metros cuadrados.

El precio de la entrada, motivo de controversia en las últimas semanas, será de 20 euros para los adultos, mientras que será gratuita para niños de hasta tres años, de 15 euros para los niños de cuatro a 12 años, de 16,5 euros para los jubilados, de 17 euros los grupos a partir de 20 personas, y de 10,50 los escolares, que dispondrán de un monitor que les guiará. Además, se ofrecerá un bono de 40 euros, que permitirá a los visitantes acudir al recinto las veces que deseen a lo largo de todo un año, y del que un euro irá destinado a la conservación de la naturaleza. Un proyecto que empieza a andar con paso firme.

Un zoo moderno que deja atrás la provisionalidad

Tras años de reivindicaciones, la ciudad cuenta con unas instalaciones que dejan atrás las dificultades de su sede durante más de 40 años

29.02.08 –



El profesor Docavo, ante la maqueta el día de la primera piedra.

atrás quedan las viejas instalaciones de los Jardines de Viveros. Los animales ya comenzaron el pasado verano a dejar sus jaulas del antiguo zoo de Valencia para ocupar los nuevos espacios del nuevo Bioparc Profesor Ignacio Docavo, que se alza en el otro extremo del viejo cauce del Turia, en el Parque de Cabecera.

El nombre no está elegido al azar. Ignacio Docavo, profesor, investigador incansable -a sus más de 80 años todavía sigue en activo-, precursor y director del antiguo zoo de Valencia, reconocía su tristeza hace unos días en LAS PROVINCIAS por dejar atrás un espacio que los valencianos han disfrutado durante más de 40 años pero que nunca se quitó la etiqueta de provisional.

El pasado 31 de julio, el zoo de Viveros cerró sus puertas y dejará paso en breve al nuevo entomuseo de la ciudad, un espacio dedicado a los insectos que se completará con la colección bibliográfica y científica privada del propio profesor Docavo. Serán más de 1.000 metros cuadrados para un nuevo museo dedicado a la naturaleza. El resto del antiguo zoo, devolverá los jardines que ha ido ocupándole a Viveros.

La mayoría de los animales del antiguo zoo duermen ya en sus nuevas casas. La gran mayoría viven ahora en el Bioparc, pero otros han sido trasladados a zoos de otras ciudades de España y Europa que disponen de programas de conservación para especies específicas. Para los que se han mudado sólo de calle, el cambio será más que notable. El Bioparc, tematizado en el continente africano, nace concebido como un zoo moderno y totalmente diferente. En palabras del director del parque, Koen Brouwer, en él se pone en práctica un concepto novedoso: la zooinmersión. «Todo, incluso las tiendas y restaurantes, está integrado en este modelo de proximidad, basado en el ahorro de energía y la máxima comodidad y seguridad, para los visitantes y animales del parque», señala Brouwer.

Desde el momento en que las primeras especies se mudaron al Bioparc a mediados del pasado año, comenzó la labor de conservación y recuperación. Ahora se inicia la de divulgación, la tercera pata del nuevo zoo de Valencia.

Fuente: Las provincias

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. ana dice:

    mejor que el antiguo desde luego porque daba horror.pero carisimo un autentico robo a mano armada 20€adulto y 15€niños desde los 4 añitos para ver unas instalaciones que nisiquiera estan aun terminadas es una pasada y para colmo te obligan a comer alli porque no te dejan entrar comida porque los animales la huelen o no se que otra cosa tan estupida como esa porque al parecer los bocadillos de ellos y la comida son sin olor que SINVERGUENZAS Y LADRONES valencia se esta convirtiendo en un brons legalizado a las familias como yo que somos 5 nos estan prohibiendo con sus precios que disfrutemos de su cultura

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: