[Isla Magica] Al borde del precipicio

Isla Mágica, al borde del precipicio


El futuro de Isla Mágica continúa siendo
una incógnita. FELIPE GUZMÁN

ABC. SEVILLA

Como ya se esperaba, el consorcio liderado por la empresa andaluza Martín Casillas e Inverco Iberia no se presentó finalmente ayer al concurso público convocado para adjudicar la gestión del parque temático de Sevilla, Isla Mágica, debido a que «no tenemos seguridad de que nuestro proyecto encaje en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sevilla y se pueda aprobar», lo que vuelve a dejar el futuro del parque temático sevillano en el aire.

Como ya informó ABC, a pesar de que en estos últimos meses se produjeron contactos y conversaciones con el Ayuntamiento sevillano y con las diversas instituciones implicadas, entre ellas las cajas de ahorros, finalmente no han tenido una «contestación oficial a nuestros requerimientos» sobre la viabilidad de su proyecto y que éste pueda ser autorizado y aprobado en su totalidad por la administración municipal.

Ante la falta de respuesta formal a sus peticiones, estas empresas apuntaron a que «quizás hubo poco tiempo para poder contestar», ya que «las administraciones e instituciones expresaron su intención y actitud de colaborar con el proyecto». «No sabemos si nuestro proyecto encajaría conceptualmente, ni tenemos seguridad jurídica de ello», agregaron a Europa Press las fuentes, quienes, no obstante, dijeron que la empresa «no tira la toalla definitivamente, ni descartamos volver a presentarnos», aunque apuntaron que esperarán a ver qué deciden las administraciones e instituciones en ese sentido.

Nuevo concurso

Este consorcio se mostró favorable a que se convoque un nuevo concurso con nuevos requisitos, de forma que «seguiremos pendientes de los términos del mismo».

Asimismo, quiso aclarar que, en contra de lo expresado por el delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Emilio Carrillo, esta unión de empresas «en ningún momento planteó un hipermercado ni ningún centro comercial en el proyecto, que sí contemplaría comercios pero de otra forma».

Ayer concluyó el plazo habilitado y ampliado por la Consejería de Economía y Hacienda para concurrir al concurso que ha de resolver la adjudicación del contrato de explotación de Isla Mágica, al objeto de relevar a las cajas de ahorro Cajasol y Unicaja en el accionariado del negocio y remodelar sus condiciones de gestión, sobre lo que el comité de empresa auguró que el procedimiento quedaría desierto y que el Gobierno andaluz está «presionando» a las cajas para que pujen.

Según la resolución de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Andalucía, publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el pasado mes de mayo, el plazo habilitado para la presentación de ofertas quedaba ampliado del 12 de mayo al 6 de junio, al alertar las empresas interesadas de las «dificultades» que entraña la confección de la documentación exigida por el pliego de condiciones técnicas y administrativas que regula el concurso público, que deriva de la resolución del anterior contrato por la Junta y la Agencia Estatal de Gestión de Activos (Agesa). El proyecto conjunto Martín Casillas-Inverco Iberia contemplaba la creación de 1.000 nuevos puestos de trabajo, que se sumarían a los trabajadores que actualmente tiene Isla Mágica, y una inversión de unos 250 millones de euros.

Las fuentes resaltaron que se trata de «un proyecto integrado, donde al parque se le suman instalaciones de ocio y áreas comerciales». «Se trata de una iniciativa integrada y tematizada, donde las tres partes, comercial, lúdica y el propio parque temático conformen unas sinergias». Además, se contempla la ubicación de alguna instalación hotelera, «pero siempre integrada en el parque».

Explicaron que este proyecto requeriría de ciertas remodelaciones de las instalaciones, con una eliminación de «aquellas instalaciones que sean deficitarias» y la instalación de nuevas atracciones «de impacto».

El comité reclama un nuevo concurso «rebajando» las condiciones

El comité de empresa del parque temático de Sevilla, Isla Mágica, reclamó ayer a la Consejería de Economía y Hacienda que convoque «ya» un nuevo concurso para la adjudicación del contrato de explotación del negocio, y exigió igualmente que se «rebajen» las condiciones de gestión al objeto de despertar el interés de los inversores. Jiménez recordó que si finalmente se declara desierto el concurso, la Consejería de Economía y Hacienda goza de un plazo de seis meses para convocar un nuevo procedimiento, aunque reclamó al departamento de José Antonio Griñán que «convoque ya» el proceso con una «rebaja» de las condiciones al amparo de la «legitimidad» obtenida al fracasar el primer concurso. De cara a tal procedimiento, y con la vista puesta en el «futuro» del parque, el presidente del comité de empresa pidió que se «obligue» al adjudicatario a «inyectar dinero» anualmente para garantizar el negocio.

Fuente: ABC.es

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: