[Bioparc Valencia] Menú helado contra el calor para los animales del zoo

Menú helado contra el calor para los animales del zoo

Sorbete de fruta. Un grupo de lémures disfruta de uno de los «helados especiales»
que preparan los cuidadores. rain forest

Los veterinarios del Bioparc adaptan la dieta de los lémures, leones y primates para hacer frente a las altas temperaturas

H. G., Valencia
Las altas temperaturas del verano valenciano han obligado al equipo de biólogos y cuidadores del Bioparc de Valencia a modificar los hábitos y adaptar las dietas de los animales para garantizar su bienestar. «Los días calurosos y soleados afectan a plantas y animales», explica el director del zoo, Koen Brouwer. El sol es beneficioso para la mayoría de especies africanas, adaptadas a un clima cálido y húmedo, si bien muchos de los animales llegados al recinto del Parque de Cabecera habían vivido hasta ahora en recintos interiores de zoológicos de ciudades con clima frío.

Los cuidados más especiales en esta época se proporcionan a los lémures, gorilas y chimpancés. Los veterinarios les hacen un preparado especial a base de verduras y frutas con agua que se congela a modo de helado. Además de refrescarles, los animales se entretienen consumiendo estos «helados especiales». La carne y el pescado para otras especies como los leones y nutrias.

Duchas frecuentes

Entre junio y septiembre los animales están en el exterior durante más tiempo, desde las 10 de la mañana hasta las nueve de la noche, cuando cierra sus puertas el Bioparc. Aunque se trata de especies africanas, los animales no quieren estar todo el día al sol y pasan parte del tiempo en áreas sombrías de sus recintos durante las horas de mayor calor.

Los períodos de mayor actividad suelen ser de 10 a 12 horas de la mañana y de 16 a 21 horas, los momentos en que el calor da tregua. Por eso los responsables del zoo recomiendan a los visitantes que acudan justo a esas horas si quieren ver a los animales más activos. Los cuidadores se ocupan de que los animales estén hidratados y tengan suficiente agua fresca para beber en este tiempo caluroso. Además, los duchan con más frecuencia. Entre las 11 y las 12 de la mañana, los cuidadores conducen a los elefantes hacia el lago artificial de su recinto para que se refresquen. Los visitantes pueden ver de cerca como estos animales de 13.000 kilos sumergen en el agua.

Esta es una medida que no puede tomarse con algunos inquilinos del zoo, en concreto, con los felinos. A los leones y leopardos no les gusta que los mojen y prefieren estar calientes y secos.

El verano no impide que muchas especies se reproduzcan. Es el caso de lémures, sitatungas, facoqueros o hienas.

Fuente: Levante-EMV

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. johanna dice:

    hola chicos este fin de semana fui a tamaiken Buenos Aires, y entre tantos animales que he disfrutado observando, quede fascinada con los lemures!!! Son espectaculares el ver que se van turnando para tener una actitud de vigilancia de la manada me parecio genial!!! me encantan, tambien destaco su carita tierna,la velocidad y la agilidad en hacer huecos, los cariñosos y compañeros que son etc… Son una especie sorprendente, como toda la naturaleza!! amo nuestro mundo con todo lo maravilloso que nos muestra cada dia….CUIDEMOS A PLANETA QUE ES MARAVILLOSO!!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: