[Disney Parks] El mundo Disney: Diversión y negocio

El mundo Disney: Diversión y negocio

La magia de Disney, impregnada de creatividad e imaginación, llena sus parques temáticos y su cuenta de resultados. El gigante del entretenimiento ha aumentado sus ingresos gracias al auge de sus filiales fuera de Estados Unidos, especialmente Disneyland París

Por: EFE
07-Agosto-2008

“Disney, donde los sueños se hacen realidad”, reza el cartel de los parques temáticos del grupo estadounidense Walt Disney Co. Gracias a estos centros, muchos niños —y no tan niños— han podido cumplir su deseo de ver de cerca a los protagonistas de sus películas preferidas.

Si algún día viajan a California (EE.UU.), no pierdan la oportunidad de acercarse a Disneyland Resort, situado en Anaheim, a 40 kilómetros de Los Ángeles, que recibe anualmente unos quince millones de visitantes.

Fue el primer parque de Disney y se inauguró el 17 de julio de 1955. Era un sueño de 20 años que se materializaba gracias a su dueño y creador de fantasías, el cineasta estadounidense Walter Disney.
Allí, podrán revivir las historias contadas en las películas de dibujos animados en el Castillo de La Bella Durmiente o la tierra fantasiosa de los cuentos de hadas de “Blancanieves”, “Cenicienta”, “Peter Pan”, “Dumbo”, “Alicia en el País de las Maravillas” o “Pinocho”.

El visitante siempre se sentirá como en casa en esta comunidad imaginaria en donde viven, trabajan y juegan Mickey, Minnie, Donald, Tribilín, Roger Rabbit y el resto de la pandilla.

Una experiencia similar podrán tener si viajan por Florida (EE.UU.), concretamente a Orlando, donde se encuentra el Walt Disney World Resort, un centro de entretenimiento y recreación que cuenta con cuatro parques temáticos (Magic Kingdom, Epcot, Disney-MGM Studios y Disney’s Animal Kingdom), y dos parques acuáticos (Blizzard Beach y Typhoon Lagoon).

Abierto el 1 de octubre de 1971, este parque cuenta con 32 hoteles, 99 hoyos de golf en seis campos, dos SPA, el servicio de bodas Disney’s Wedding Pavilion, el complejo deportivo Disney’s Wide World of Sports, y el Downtown Disney, un complejo de entretenimiento, compras y comidas.

La fuerte concurrencia que experimentan estos “mini mundos” impregnados de creatividad e imaginación ha supuesto a Walt Disney un aumento del 9 por ciento de ingresos en esta área de actividad.

Estos ingresos no sólo vienen de los parques estadounidenses sino también de los otros tres, ubicados en Tokio (Japón), París (Francia) y Hong Kong (China).

Abierto el 15 de abril de 1983 en Urayasu, a las afueras de Tokio, Disneyland Tokio es el tercer parque de la compañía Disney y el primero fuera de las fronteras de Estados Unidos de América. Al igual que sus antecesores, con las que comparte las mismas atracciones, el parque nipón es un lugar donde la magia es verdadera y el mundo real se convierte en algo mágico.

Algo similar pasa con Disneyland Resort París. Situado a 32 kilómetros de la capital francesa, este parque temático cuenta con más de 50 atracciones y espectáculos. Dividido en cinco áreas temáticas que combinan una mezcla mágica de cuento de hadas y arquitectura futurista, los visitantes encontrarán diversión sin fin en “Main Street, USA”, la réplica de una animada calle estadounidense de principios del siglo 20, “Frontierland”, inspirado en el lejano Oeste del siglo 19.

También podrán vivir las emociones de “Adventureland”, imitación del bazar oriental del mundo de Aladino, en el que reina un ambiente exótico; “Fantasyland”, el más feliz de los reinos en el que los cuentos de hadas y las fábulas se convierten en los grandes clásicos de Disney, o un viaje hacia otro planeta, en “Discoveryland”.

Estos mundos también se pueden ver en los parques de China, el mercado turístico con mayor crecimiento de la actualidad. Disneyland Resort de Hong Kong es un flamante centro de ocio y diversión para toda la familia de talla mundial.

Fuente: Vanguardia

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: