[Terra Mítica] La crisis financiera del parque empuja a los accionistas a plantear la venta del parque

La crisis financiera de Terra Mítica empuja a los accionistas a plantear la venta del parque

Los propietarios de Aqualandia y Mundomar insisten en su oferta de 12 millones a cambio de una recalificación

11.03.09 – REDACCIÓN | VALENCIA

La delicada situación financiera que atraviesa el parque temático de Benidorm Terra Mítica amenaza con reabrir, a corto o medio plazo, el debate sobre la posible venta de las instalaciones, según reconocen algunos de los accionistas. De hecho, algunas firmas han hecho saber durante los últimos días su interés por hacerse con las instalaciones.

La salida de John Fitzgerald como director general del parque, que se comunicó el pasado lunes, parece tener también entre otros motivos las cuentas de Terra Mítica. Durante los ejercicios de 2006 y 2007, el balance del parque arrojó unos destacados beneficios extraordinarios de 32,7 y 19,6 millones, respectivamente. Esos abultados resultados no tenían su origen tanto en la gestión como en la venta de los terrenos situados junto al parque, por los que el constructor alicantino Enrique Ortiz pagó 85 millones de euros. Eso permitió que Terra Mítica levantara en 2005 la suspensión de pagos. Sin embargo los beneficios operativos declarados por el equipo de John Fitzgerald fueron mucho más modestos: 916.000 y 1.164.0000 euros en 2006 y 2007 respectivamente.

Esto llevó a ciertas dosis de optimismo que en 2008 se han desmoronado ya que el parque de Benidorm prevé cerrar con déficit. Según algunas fuentes rondaría los 7 millones, aunque otras lo elevan a entre 12 y 18 millones de euros. Unos datos que reflejan que el colchón financiero por la venta de terrenos ya se ha acabado.

Todo esto, sumado a algunas discrepancias en la forma de dirigir y gestionar el parque puede haber favorecido la salida de Fitzgerald. La contratación de un interventor por encima del director general que proponían los accionistas -fundamentalmente las cajas- para resolver la cuestión a corto plazo, apuntilló la dimisión de Fitzgerald.

El próximo jueves, el consejo de administración del parque abordará la salida de Fitzgerald. En el orden del día no está previsto que se analice la situación financiera de Terra Mítica porque la firma auditora todavía no ha facilitado su examen de las cuentas de 2008, aunque el plazo para presentarlas ante el consejo acaba el 31 de marzo.

Algunos de los accionistas del parque, conscientes además de que la situación económica a corto y medio plazo lleva camino de empeorar, consideran que ha llegado el momento de poner a la venta las instalaciones. Sobre la mesa ha habido durante los últimos años la oferta que situaba a Parques Reunidos detrás de hacerse con el control aunque no ha llegado a concretarse.

Pero en los últimos días ha reaparecido una antigua opción. Las fuentes consultadas por este diario aseguran que la familia Murcia Puchades, propietarios de Aqualandia y Mundomar -dos parques de reconocida trayectoria y con cuentas saneadas- han vuelto a trasladar una oferta para hacerse con las instalaciones de Terra Mítica. Oficialmente las partes no lo confirman.

12 millones

Los términos de la operación incluirían unas cifras de compra de aproximadamente 12 millones de euros, además de un canon anual. A cambio, los responsables de Aqualandia y Mundomar plantearían el traslado de sus actuales instalaciones -en el Racó de Loix- a los terrenos ubicados junto a Terra Mítica, así como la recalificación de los 400.000 metros cuadrados en los que se ubican todavía Aqualandia y Mundomar.

La operación cuenta no obstante con algunos inconvenientes que dificultan su viabilidad. Por un lado, las complicaciones políticas del protagonismo que debería asumir la Generalitat (posee el 20% de las acciones), y que afectarían a uno de los proyectos estrella de Eduardo Zaplana. Por otro lado, las relativas a las condiciones propias del acuerdo, y en especial, a las que tienen que ver con la recalificación de terrenos, en un momento político tan complicado como el actual para la administración valenciana.

Con todo, si a corto plazo no se recupera ese planteamiento sobre la venta del parque, sí que parece probable que ocurra a medio plazo. De hecho, las dificultades financieras que arrastra Terra Mítica son de tal magnitud que los empleados acaban de cobrar las nóminas correspondientes a la mensualidad del mes de febrero, justo ayer día 10 de marzo -en el límite de lo que recoge el convenio colectivo-.

Fuente: Las Provincias

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: