[Diario de Viaje] #AventuraEuropea2014: Día 4 – Viaje a Alemania (12/07/14)

13h32

Tomando un café en Starbucks aprovechando para descansar y continuar mi diario.

La tarde de ayer terminó bastante bien, ¡incluso hizo muy buen tiempo!

Volví a quedar a cenar con mi amigo ruso y unas amigas de él, pero primero necesitaba una ducha bien caliente, y no fui el único que tuvo esa idea… ya que la chica del piso se metió a la ducha justo cuando llegué, y siendo una chica, pues tardó bastante y llegué un poco tarde al restaurante.

Cenamos en un restaurante de Montparnasse, la comida estaba muy buena pero la cena fue muy curiosa ya que las dos amigas de mi amigo eran una rusa con su hijo de ocho años y una francesa. La francesa hablaba ruso, pero no español, y la rusa y su hijo español pero no francés… ¡Así que fue un completo caos de idiomas!

Tras la cena, aprovechando la buena noche que hacía, me fui paseando hasta el apartamento, haciendo un poco el turista.

Esta mañana me levanté cerca de las 11h00 ya que hoy no era necesario madrugar…

Hice rápidamente las maletas y me dirigí a la “Gare de l’Est”, la estación en la que tengo que coger mi primer tren del viaje.

Quería haber reservado el billete antes, ya que cuando son trenes de larga distancia en Francia es obligatorio, pero no pude y tras esperar más de 30 min. ya que sólo había una ventanilla para las reservas de Interail y Eurail, la chica me dice que el tren que quería coger está completo…

Por suerte, siempre tengo un plan B y me tocará hacer más transbordos pero llegaré a mi destino a la hora prevista.

Una vez sacado el billete, he dejado las maletas en consigna para aprovechar un poco de mi último día en Paris.

21h50

Sentado en las escaleras de la zona que comunica los vagones, es un tren de alta velocidad de dos plantas, pero aquí se está más cómodo que en el asiento ya que me ha tocado al lado un tío que no me deja espacio y delante tengo una familia formada por una madre y sus cuatro hijos (entre 2 y 8 años), ocupando “sólo” tres asientos…

El día de hoy ha sido muy tranquilo, he aprovechado para publicar los primeros días en el blog.

La verdad es que es una gozada viajar en TGV con estos paisajes de la campiña francesa, pero lo de esta noche no creo que lo disfrute mucho…

Primero llego a Estrasburgo, donde tengo que esperar una hora y cuarto para coger el tren que me llevará a Appenweier. Como tenía curiosidad, he buscado en Wikipedia y es un pequeño pueblo de 9.000 habitantes, vamos, seguro que hay un montón de cosas que hacer allí por la noche…

En Appenweier tendré que esperar algo más de 5 horas (casi toda la madrugada), antes de coger el tren a Karlsruhe donde haré transbordo en el último tren que me llevará a Bietigheim.

Por su nombre no dice nada, pero es el pueblo donde tengo que coger el bus de Tripsdrill.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: