[Diario de Viaje] #AventuraEuropea2014: Día 8 – Holiday Park (16/07/14)

8h39

Esperando a mi siguiente tren en la estación de Mannheim, la cual es la segunda vez que piso para hacer una conexión.

Hoy mi día comenzó antes de lo esperado ya que mi cuerpo aún no se ha recuperado del resfriado y sobre las 4h00 me he despertado…

Por suerte, y pese a haber dormido sólo cuatro horas, no me encontraba demasiado cansado, lo cual aproveché para publicar algún artículo más de mi viaje en el blog.

Mis amigos también se levantan muy pronto, estilo de vida alemán, por lo que a las 6h00 estábamos todos desayunando en la cocina.

Debido a que estoy en un pueblo de los alrededores de Frankfurt y no en la ciudad, me toca dar más vuelta e incluso a veces tengo que empezar mi viaje una hora antes de lo que tendría que hacerlo si estuviera en Frankfurt, como ha sido el caso de hoy…

A las 6h47 he cogido el tren en Schöneck-Oberdorfelen en dirección a Nidderau, allí he montado en otro tren a las 7h03 que me ha llevado hasta Hanau y una vez allí, he cogido un tren de alta velocidad a las 7h30 que precisamente pasaba por Frankfurt… Así que una hora extra de trenes y transbordos… pero es lo que tiene están en casa de amigos y dormir gratis, algo que no cambio por nada.

Ese tren de alta velocidad me ha traído hasta Mannheim donde tengo que coger un tren que me llevará a HaBloch, el pueblo en el cual está ubicado Holiday Park, parque al que llegaré gracias a un autobús.

 

Quizás estamos mal acostumbrados en España pero la mayoría de parques europeos no tienen una estación de tren propia, por lo que hay que coger autobuses que en el mejor de los casos tardan entre 10 y 20 minutos en llegar al parque, todo depende de la distancia entre el parque y la estación más próxima. Por otra parte, las conexiones por tren son mucho mejores en el centro de Europa que en España, con una red mucho más extensa y con mejores frecuencias.

17h48

¡Por fin he podido ponerme pantalones cortos!!

Y menos mal ya que la previsión era buen tiempo pero es que ahora mismo hay 29 grados…

Sé que para España eso no es calor, pero cuando pasas de tener hace sólo cinco días máximas de 15 grados a tener ahora 29 grados… pues se nota y mucho.

Al llegar a HaBloch el autobús del parque nos estaba esperando y se ha llenado rápidamente con todos los jóvenes que iban en el tren, tanto es así que han tenido que poner un segundo autobús de refuerzo.

Normalmente sólo es gratuito si tienes un ticket de tren de la compañía de transportes alemana pero hoy nos dejaban pasar gratis a todos.

La pega de este autobús es que la parada en el parque está al fondo del parking, por lo que tienes que recorrer todo el parking para llegar a la entrada.

La primera y única vez que visité este parque fue hace ocho años, por lo que tenía mucha curiosidad por ver los cambios realizados por la nueva empresa gestora, Studio 100.

Plano de Holiday Park

Plano de Holiday Park

Ya la primera imagen del parque, la nueva entrada, cambia muchísimo con respecto a la entrada que tenían antes, la cual parecía una entrada trasera sin ningún tipo de icono visual.

Tras hacerme con el ticket de entrada, paso los tornos y el inconfundible toque del Studio 100 lo invade todo, incluido las farolas que han sido decoradas con los populares personajes del grupo y con la joya del parque, Expedition GeForce.

Otro de los puntos que llama la atención en el área de acceso, y que parece que es como una marca de la casa, es el Main Street que es una interpretación fantasiosa de las típicas construcciones del centro de Europa. Sin embargo, el resultado es mejor del esperado, después de haber visto muchas fotos, ya que es a la vez realista y fantasioso sin olvidar ese toque Plopsa del Studio 100, a pesar de ello, el interior de los edificios es completamente impersonal, sin ningún atisbo de tematización, como una tienda vulgar y cualquiera…

Tras cruzar la galería cubierta llegamos a una gran plaza con una fuente cibernética, similar a la de Plopsaland.

La primera atracción que uno se encuentra es Anubis, la caída libre de Intamin, pero, conociendo la poca capacidad de la atracción y siendo la novedad de este año, me dirijo directamente a Sky Scream, que se encuentra en el otro extremo del parque.

Al llegar a la montaña rusa no había casi nadie, por lo que aprovecho para ponerme en primera fila.

Hoy me he sorprendido a mi mismo y es que, a pesar de no hablar nada de alemán, con los gestos o la forma de hablar muchas veces se puede entender lo que te están diciendo, como me pasó en ese momento, que debido a que el tren tenía varios asientos vacíos me dijeron de montar en cualquiera de esos asientos y en el siguiente turno, cuando me tocaba montar en primera fila, pasarme a la primera fila, y así hice.

Debido a que seguía sin haber gente, pude hacer un tercer viaje, pero esta vez al final del tren, y es que los propios empleados nos animaban a que nos quedáramos y repitiéramos. Sin embargo, cuando terminó el tercer viaje ya empezó a llegar gente y tuvimos que bajarnos…

Como ya había leído, choca mucho el sistema de Lapbar utilizado por Premier Rides ya que, frente a la extrema comodidad y libertad de movimientos de los trenes de Mack Rides y Gerstlauer, probados ambos recientemente, estos trenes tienen un arnés con una segunda sujeción por debajo de las rodillas, la cual te aprieta las piernas contra el asiento dejándolas en una posición no muy cómoda…

Imagino que es su forma de hacer la sujeción pero otros fabricantes, los ya mencionados y otros como Maurer con su X-car, logran una plena sujeción sin recurrir a ese sistema tan poco confortable.

En lo que respecta al recorrido, el lanzamiento es muy bueno llegando en pocos segundos a la cima para hacer un corskcrew, seguido de una sección de frenado antes de dejar caer el tren y realizar el segundo pseudolooping.

En el momento en el que estás en la cima, tras el lanzamiento, es muy bueno, con su sección de corskcrew y tal, pero el recorrido es muy corto y te quedas con ganas de más, algo que no me pasa tanto con Abismo.

La zona de la nueva atracción fue inaugurada ayer, casualmente, y aunque exteriormente se ve terminada, interiormente no tiene nada de tematización, la cual será incorporada seguramente cuando cierre el parque este invierno de cara a la temporada que viene.

Una vez abierta la veda, tocaba ir a por la mítica bestia… Expedition GeForce, donde viví un momento de indignación extrema debido a una pésima operativa que hacía que el único tren que estaba en funcionamiento fuera lanzado cada cinco minutos, cronometrados con el reloj, por lo que, una pequeña cola de unos 10 minutos de espera con una operativa normal se convirtió en más de 45 minutos de espera…

La operativa de la atracción es:

  • Primero comprueban que se han abrochachado bien todos los cinturones uno por uno, tranquilamente, sin prisas…
  • Luego activan el bloqueo de la barra y vuelve a comprobar una por una que están bien sujetas
  • Y finalmente, cuando les da la gana, lanzan el tren…

Lo mínimo, con una operativa tan lenta, es que hubieran puesto los dos trenes para de esa forma mientras un tren está haciendo el recorrido el otro se va cargando, pero con un único tren en servicio era desesperante…

A la salida, como tenía un poco de hambre, decido comprarme un par de Bretzel para almorzar algo y fui a caer en una chica que no sé si tenía un mal día o esa así siempre, pero ponía una cara de amargada que daba miedo…

En general, me ha llamado la atención la poca amabilidad de los empleados y su mal comportamiento, ya que he visto a varios jugando con el móvil a la vista o haciendo las indicaciones a los visitantes a base de gruñidos y aspavientos…

La verdad es que en ese momento me he sentido muy decepcionado con la gestión del grupo Plopsa en Holiday Park, con unas operativas y atención al cliente más propias de Parques Reunidas y no de un grupo con una clara orientación a las familias… Espero que en el resto de parques no sea así.

Aprovechando que hacían un pequeño espectáculo en la plaza de Expedition GeForce me senté para verlo, ya que parecía interesante al ser sobre una mujer faquir, pero nada más lejos de la realidad ya que fue bastante esperpéntico. Primero aparece una señora bastante entrada en carnes que intentaba hacer números acrobáticos que no eran muy adecuados para su edad, seguido por la puesta en escena de un número que consistía en ponerse arañas y escorpiones por el cuerpo… así que viendo el panorama decidí continuar mi visita al parque.

 

Ya que este año habían retematizado el flume con el personaje de Vicky el Vikingo decidí probar a ver qué tal estaba y, a pesar de que no había mucha cola, la atracción tuvo algún tipo de problema por lo que tuve que esperar más de 45 minutos…

En general, la nueva tematización ha quedado bastante resultona y hará las delicias de los más pequeños seguidores de los dibujos animados.

Tras mojarme un poco fui a Burg Falkenstain, la clásica Dark Ride del parque ambientada en una Edad Media bastante tétrica.

Según me había parecido entender por el letrero que había en la puerta, a partir de las 13h00 habrían actores en el recorrido, por lo que quería hacer un viaje sin actores y otro con, para ver si había mucha diferencia.

Esta Dark Ride, a pesar de tener una muy buena escenografía y ambientación, ya acusa el paso del tiempo con unos anomatronics más bien desfasados, muchos de los cuales ya ni se mueven, por lo que podría ser interesante mantener la temática pero dándole un lavado de cara incorporando nuevas tecnologías.

Justo enfrente está la entrada de los rápidos y a pesar de que son muy antiguos y no mojan casi nada, aunque casi mejor que no lo hagan ya que el agua está verde, la verdad es que son bastante divertidos.

Seguidamente fui a montar en la caída libre, Anubis, la cual había sido tematizada recientemente en la serie del mismo nombre, una serie de intriga y misterio creada por el Studio 100 para jóvenes.

La caída libre de Intamin sigue ofreciendo las mismas sensaciones pero la retematización en Anubis ha consistido en pintar las paredes de negro, colocar algunas fotografías de los protagonistas y poner proyecciones de la serie… lo cual es bastante decepcionante.

Junto a Anubis está el clásico paseo en barca, el cual también había recibido nueva tematización, esta vez de la mano del personaje infantil Tabaluga.

Ya que la tenía ahí, volvi a entrar en Expedition GeForce y, a pesar de que no había mucha cola, como la operativa es tan desesperadamente lenta, y quería ver el espectáculo de acrobacias acuáticas, me dí media vuelta y me dirigí al espectáculo.

El espectáculo de acrobacias sobre el agua se llama “Hollywood’s Talking Dead”, una forma bastante burda de evitar tener que pagar derechos de una popular seria televisiva y a la vez conseguir un nombre que suene familiar… Sin embargo la traducción no tiene sentido (la muerte parlante) y, según parece ya que no entiendo alemán, el espectáculo consiste en la grabación de una película de zombis, los cuales son más reales de lo previsto, que realizan piruetas sobre el agua.

Vamos, una excusa barata para usar el reclamo tan de moda ahora de los zombis y hacer los mismos números y acrobacias de siempre pero cambiándole el nombre.

 

Tras el espectáculo monté en Lighthouse Tower, una Star Flyer, la cual es la segunda en la que me monto, tras la de Tivoli Gardens, y a pesar del respeto que me producen por estar sujetos por una “simple” cadena, es una atracción que me gusta bastante y permite tener unas vistas espectaculares de los parques.

Como está justo al lado, entré a ver la cola de Sky Screan y como ví que había algo de cola y ya había montado tres veces, decidí seguir mi camino y me dirigí a Holly’s Wilde Autofahrt, una Wild Mouse clásica que como todas es muy brusca.

Como eran cerca de las 16h00, decidí volver a Burg Falkenstain para probar la Dark Ride con actores, pero la decepción fue mayúscula al comprobar que todo se reducía a una persona con un pulverizador de agua al final del recorrido…

Ya era tarde para comer, sobretodo en horario alemán, por lo que comí en uno de los restaurantes de la zona, el cual estaba abierto y que tenía una bonita tematización de construcción típica de madera.

Como estaba indignado con las operativas, me negaba a esperar cuatro veces más del tiempo requerido para montar en las atracciones, decidí que cogería el autobús antes de lo previsto, a las 16h45 (el parque cierra a las 17h30), así podré aprovechar más la tarde con mis amigos.

Sin embargo, antes de irme fui a echar un vistazo en vano a la cola de Expedition GeForce, así que aproveché los últimos minutos en el parque antes de coger el bus para visitar el museo del parque y descubrir el área infantil de Mayaland.

El museo es bastante interesante ya que recoge la historia del parque desde su inauguración en 1971 hasta hoy, con bastantes curiosidades como fotos antiguas, mascotas y personajes desaparecidos, planos de atracciones y un vagón de la extinta Super Wirbel.

Con respecto a Mayaland, es un área realmente bonita gracias a su tematización y ambientación, con mucha vegetación y caminos serpenteantes que están poblados de los personajes de la abeja Maya. Varios parques españoles se deberían de fijar en este ejemplo a la hora de crear zonas infantiles ya que consiguen que realmente te sientas transportado a otro mundo y es una gozada poder pasear por sus viales sin la sensación de que estás en una gran explanada o vas a ser atropellado por varios carritos.

 

En definitiva, el cambio estético y de calidad ha sido muy importante en este parque, sin embargo, el interés del mismo sigue siendo muy limitado ya que no tiene mucha ofrta para adultos y necesita mejorar urgentemente el tema de operativas y la atención al cliente por parte de los empleados.

A la salida vi como uno de los vagones de Anubis, la caída libre, se quedó parado arriba pero al cabo de unos minutos consiguieron desbloquearlo y que cayera de forma normal.

El autobús me dejó en la estación de HaBloch donde cogí un tren regional hasta Mannheim y allí otro regional en dirección a Frankfurt, en el cual me encuentro en este momento escribiendo el diario de viaje.

DSC02905

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: