[Diario de Viaje] #AventuraEuropea2014: Día 10 – Movie Park (18/07/14)

10h43

Montado en el bus camino de Movie Park.

Esta mañana me desperté a las 6h45 ya que el bus salía de Phantasialand a las 7h51 y quería desayunar en el bufet del hotel antes.

Como llegué sobre las 7h00 fui el primero en llegar y el restaurante estaba completamente vacío, sólo había unos pocos empleados que a veces se paseaban por el restaurante preparando algunas cosas.

El bufet era muy grande y de calidad, similar al de Europa Park, pero con la diferencia de que aquí los vasos eran de 20 centilitros y no 10 como en el parque de Rust…



Tras el desayuno tocaba terminar de preparar la maleta y hacer el check-out en el hotel.

La verdad es que me encanta la atmósfera y tematización del Hotel Ling Bao, es muy bonita y relajante, lo cual permite evadirte completamente del mundo real y dejarte llevar por un espíritu muy zen.

Es mi hotel temático favorito, de los que conozco, y espero poder disfrutar más la próxima vez de su fantástica atmósfera.

Lo bueno que tiene Phantasialand es que tiene dos hoteles y el otro, el Hotel Matamba, tiene una atmósfera completamente diferente, más viva, con ritmos y ambientación africana, lo que lo convierte en un hotel más divertido y más apto para gente joven, de esta forma Phantasialand te ofrece las dos opciones, un hotel para relajarte y otro para mantenerte activo en tu visita al parque.

El autobús que cogí en Phantasialand me ha dejado en Brühl Mitte, estación desde la cual he cogido un tren de cercanías hasta la estación de trenes de Colonia, allí he cogido un InterCity que iba con un poco de retraso en dirección a Essen.

Debido al retraso y a que no había ninguna indicación en la estación de Essen, me he perdido un poco, aunque por suerte he encontrado un punto de información y a pesar de que el hombre que me ha atendido no hablaba inglés, se ha hecho entender bastante bien, por lo que me ha tocado ir corriendo a la otra salida de la estación cargado con las maletas para coger el bus en dirección a Movie Park, que estaba a punto de salir y en el cual me encuentro ahora y me ha sorprendido que, a pesar de ser un trayecto de más de una hora, sólo cuesta 5’30€.

20h11

Finalmente llegué sobre las 11h30 a Movie Park y si lo llego a saber me quedo un poco más disfrutando del magnífico Hotel Ling Bao…

Plano de Movie Park

Plano de Movie Park

Tras comprar el pase, ya que permite el acceso ilimitado al resto de parques del grupo, y dejar las maletas en consigna, me llevo la primera decepción del día en el parque…

Cuando planifiqué este viaje daba por hecho que ya estaría abierto a estar alturas del verano y era una de las principales motivaciones de volver a este parque ocho años después, aunque la falta de noticias en las últimas semanas no pronosticaban nada bueno, y en efecto, “The Lost Temple” estaba cerrada…

Así que lo primero que hice fue dirigirme al área infantil del parque, Nickland, para montarme lo primero de todo en la invertida infantil de Vekoma, Jimmy’s Neutron Atomic Flyer.

Pero cuando llegué a la plaza central del parque, un niño de unos nueve años que parecía ir en grupo se había perdido y estaba llorando desconsoladamente, y no sé por qué me vio a mí y se me acercó y empezó a hablarme en alemán, pero claro, yo no tengo ni idea, aunque sabiendo cómo actuar en este tipo de casos me dirigí al empleado más cercano que encontré en una de las tiendas del Main Street, aunque por desgracia no hablaba inglés y no me entendía… Por suerte, otras personas se percataron del niño y finalmente un empleado se lo llevó a la zona de niños perdidos, que impotencia que tuve en ese momento al no entenderme nadie, casi me sentía como el pobre niño perdido, pero al menos pude continuar mi visita con la conciencia tranquila.

Al llegar al área de Nickland ésta me decepcionó bastante ya que estaba cortada por el mismo patrón que la ampliación del área de Cartoon de Parque Warner, una gran explanada de asfalto con poca vegetación y sombras, ya sean naturales o artificiales, en las cuales se han ido colocando las atracciones sin un especial cuidado por su integración en el entorno. También, al igual que pasa en Parque Warner Beach, se ven muchas traseras y zonas backstage del parque desde esta área, algo que no es muy recomendable para un parque temático y que es fácilmente solucionable con vegetación o un poco de tematización. Además, después de ver lo bonita que habían dejado el área de Mayaland en Holiday Park las comparaciones son realmente odiosas…

Justo cuando ya estaba en la estación de Jimmy’s Neutron Atomic Flyer y lanzan el tren previo al mío, éste se quedó bloqueado al inicio del lift, aunque por suerte lo consiguieron poner en marcha en seguida, y menos mal, porque me estaba asando de calor en esta zona del parque con tan pocas sombras.

La atracción en sí me la esperaba un poco más intensa, ya que es como un paseo en barca, aunque hay que destacar que es muy suave.

Justo al lado se encuentra la Dark Ride de Ice Age en sustitución de la popular Dark Ride de los Looney Tunes cuando este parque tenía los derechos del estudio de cine Warner Bros.

Hay que reconocer que el cambio está bastante bien hecho, quedando una Dark Ride bastante decente de una franquicia que parece no tener fin, aunque es una pena haber perdido una atracción basada en los Looney Tunes que gozaba de buena popularidad, pero es lo que tiene perder los derechos de uso de una determinada marca y tener que eliminar toda referencia de la misma…

A la salida de la atracción encontramos los rápidos del parque, los cuales estaban tematizados antiguamente en “La Historia Interminable”, una película alemana que fue referente del cine de fantasía en los años ochenta.

A diferencia de Ice Age, la transformación de estos rápidos deja mucho que desear, ya que el resultado final es bastante caótico y poco coherente al encontrarnos elementos y personajes de la antigua atracción “maquillados” junto a nuevos personajes que no aportan nada y no siguen un guion, como sí lo hacía anteriormente.

Pronto me di cuenta de que, a pesar del caluroso día veraniego que ha hecho hoy, la afluencia de gente al parque era bastante baja, lo que me permitió que las esperas en las atracciones fueran mínimas, lo máximo los cinco minutos que espere para Van Helsing’s Factory.

Como a las 13h30 hacían el espectáculo basado en Van Helsing, Shadows of Darkness, me fui en dirección al área de “The Old West”, parando por el camino en Time Rider, el simulador que sustituye al de Batman y que no ha sido sufrido grandes cambios en la decoración ya que de hecho recorremos la (ex)mansión de Bruce Wayne, la cual es mucho más espectacular que la versión madrileña, con dos impresionantes salas de pre-show que son una enorme biblioteca y la famosa batcueva.

La película que proyectan actualmente trata de viajes en el tiempo y está bastante entretenida, además de que el simulador es bastante bueno en movimientos e inmersión siendo muy parecidos los vagones a los de Star Tours de los parques Disney.

Siguiendo mi ruta llegué hasta el teatro donde se representa el espectáculo de Van Helsing pocos minutos antes de que empezara, de hecho ya habían apagado las luces y me tocó ir a ciegas buscando un buen emplazamiento.

El teatro donde se representa Van Helsing es un inmenso recinto que se ubica en el área del oeste y que no ha sido integrado o disimulado dentro del área, simplemente lo han pintado de colores y le han puesto un cartel de “Stage” para simular que es un plató de rodaje, un recurso del cual un parque parisino también ha abusado mucho para no gastarse dinero en tematizar los edificios…

Shadows of Darkness es un espectáculo de especialistas en el cual se representa la caza, por parte de Van Helsing y sus ayudantes, de las criaturas maléficas que habitan en la ciudad de Londres, para lo cual han construido unos decorados realmente espectaculares y un guion con una historia que parecía interesante, pero que no entendía. Todo esto, sumado a unas buenas coreografías y efectos especiales, hace que este espectáculo sea muy recomendable cuando se visita a Movie Park, y que sería interesante que un parque español del grupo y dedicado al cine tomara ejemplo.

A la salida, para seguir con la temática, aproveché para montar en Van Helsing’s Factory, una montaña rusa familiar de Gerstlauer que fue una agradable sorpresa, ya que tiene un recorrido bastante bueno y por momentos intenso, sumado a la particularidad de que todo su recorrido es indoor y está muy tematizado con algunos efectos muy buenos como la cortina de humo.

En definitiva, menos mal que el parque posee esta atracción, la cual es la mejor que tiene ahora mismo el parque, ya que si no hubiera desperdiciado un día por completo ya que el resto de majors del parque ya las conocía y no es que sean especialmente atractivas…

Van Helsing’s Factory demuestra que Parques Reunidos si quiere puede hacer buenas atracciones tematizadas, sólo necesita contratar a las empresas adecuadas y precisamente en este caso se trató de la española “Theming and Animatronics Industries S.A.”.

Como ya eran más de las 14h00 aproveché para ir a comer un poco y siendo que estaba cerca me fui a comer al Subway para que me saliera barato.

Una de las particularidades que tiene Alemania es general es que están muy concienciados con el tema del respeto al medio ambiente, reciclando y reutilizando lo máximo posible, por lo que cuando compras una botella de lo que sea, te cobran entre 15 y 25 céntimos extras por el envase que te son devueltos si devuelves la botella en los puntos de venta de refrescos.

DSC03581

Es una buena manera de potenciar el reciclaje y la reutilización, ya que algunas botellas de Coca Cola son de plástico más grueso y resistente para reutilizarlas como las de cristal de los bares.

Tras la comida aproveché para ir a hacerme el pase ya que la oficina donde te lo hacen abría a las 14h00.

Junto a la oficina de pases, que está situada en la entrada del parque, se encuentra el acceso a la atracción “Alien Encounter”, un Shoot the Chute con un recorrido casi en su totalidad indoor, a excepción de la estación, lo cual hace que se pueda considerar casi una Dark Ride ya que tiene un recorrido muy tematizado lleno de animatronics y efectos especiales.

La verdad es que esta atracción es toda una sorpresa que se esconde en el interior de sus “volcanes” y que demuestra el enorme esfuerzo que hizo Time Warner en hacer atracciones inmersivas completamente tematizadas, e incluso convirtiendo atracciones normales en Dark Rides, como es el caso de los rápidos y de esta atracción.

A la salida de la atracción ya eran las 15h00, hora de la cabalgata del parque, la cual es bastante simpática e incluye la presencia de algunos personajes de Ice Age y Nickelodeon junto a los actores y bailarines del parque.

Después de ver la cabalgata decidí ir a probar la SLC de Vekoma del parque, MP Xpress, la cual vibra en exceso haciendo poco confortable montar en ella y convirtiéndola en una de las peores SLC que he probado.

Ya que estaba al lado, decidí montarme en Bandit, la montaña rusa de madera construida en 1999 por RCCA, empresa constructora responsable de “maravillas” como Coaster Express, Magnus Colossus, Rattler y Son Of Beast entre otros… Viendo esta lista os podéis hacer una idea de lo que uno se puede esperar de Bandit…

La verdad es que no tenía muy buenos recuerdos de cuando la probé hace ocho años y en efecto, es una máquina de tortura que está al nivel (o peor) de Magnus Colossus y Coaster Express y que solo serviría para leña, y aun eso lo pongo en duda. Lo único salvable de este despropósito son sus bonitas colas tematizadas en el oeste.

También aproveché que estaba por la zona para montarme en SideKick, una atracción del mismo tipo que la Máquina del PAM pero que me mareó menos que esta; seguí con Crazy Surfer, atracción de Zamperla que no aporta mucho frente al Disk’o normal, solo unas pequeñas vibraciones cuando hace la colina; y acabé con Jet-Ski, una atracción mucho más intensa y divertida que su versión portaventurera  donde puedes acabar con los pies encharcados si le das muy fuerte al volante.

No sé si era debido al calor o que pero habían puesto unas mangueras que tiraban agua sobre las vías de la Disk’o Coaster de Zamperla, lo que hacía que cuando pasaba el Disk’o por esa sección salpicara un poco, además de que el empleado también tenía una manguera con la que mojaba a los pasajeros un poco.

A las 16h30 representaban el Stunt Show de policías, Crazy Cops, que pese a compartir temática con el Stunt Show del parque madrileño de Parques Reunidos, este aporta algunas diferencias en el guion que lo hacen bastante diferente, además, como hacía tanta calor, los actores estaban de cachondeo durante la representación y no paraban de mojarse con pistolas de agua.

A la salida hacían el espectáculo musical “Back to the Movies”, en el cual Marty McFly y Doc Brown viajaban a través de diferentes películas gracias a sus míticas canciones, incluyendo la inolvidable canción de “La Historia Interminable”.

 

Aun me faltaba por hacer la Gyro-drop de Intamin con efecto tilt, pero antes repetí en Van Helsing’s Factory, mi atracción favorita del parque.

The High Fall tiene la particularidad de que es una Gyro-drop con los pasajeros sujetos sólo por la entrepierna, a más de uno le ha causado algún ligero dolor, y con efecto tilt en la cima, lo que la convierte en una caída libre muy buena y que hace las delicias de los aficionados a este tipo de atracciones.

Ya a esas horas era llegar y montar en las atracciones, ya que mucha gente se había ido del parque, aunque la tónica general del día fue de muy pocas colas, máximo cinco minutos, algo muy extraño en un día tan soleado y bueno de verano como el que ha hecho hoy…

Como ya había probado casi todo me decidí a montar en NYC Transformer, un Top Scan normal y corriente, y, a excepción del fantástico Talocan el cual adoro, el resto me dan bastante dolor de cabeza y no me suelen gustar, y este no fue la excepción…

En el caso de NYC Transformer tuvimos derecho a un ciclo bastante largo, aunque la atracción parecía que se iba a romper de un momento a otro de los movimientos laterales que tenía y la brusquedad de los mismos…

Para hacer tiempo antes de coger el bus repetí una segunda en Time Riders y en Van Helsing’s Factory por tercera y última vez.

Ya, para finalizar mi visita al parque, volví al área de Nickland a probar las atracciones que me faltaban de esa zona y que parecían interesantes, empezando por Splat-O-Sphere, una especie de Star Flyer de baja altura y que tiene unas alas que puedes mover pero no crean ningún efecto reseñable; siguiendo con Ghost Chasers, una Wild Mouse clásica igual de mala que el resto; y finalizando con Mission to Mars, una montaña rusa infantil que antes estaba tematizada en el Coyote y el Correcaminos con una bonita montaña que desapareció con la transformación de la atracción, una auténtica pena.

En definitiva, este parque, tal y como está actualmente, no merece una visita, sólo en el caso de que te encuentres por los alrededores y no tengas nada que hacer, ya que la mayoría de atracciones son de un interés muy limitado, salvándose de la quema muy pocas, como es el caso de Van Helsing’s Factory, The High Fall y pocas más, por suerte los espectáculos son bastante decentes.

La tematización tampoco es que sea especialmente inspirada, son temas muy vistos ya y que no son de las mejores recreaciones que podemos encontrar, de hecho Parque Warner, parque con el que comparte muchas temáticas, es un parque mucho más bonito y con unas atracciones más interesantes, aunque le falta esa apuesta por las Dark Rides y atracciones tematizadas que este parque sí ha hecho.

Esperemos a ver qué tal les ha quedado The Lost Temple, pero dudo que vuelva a pisar este parque en los próximos años, a no ser que sea para la temporada de Halloween, la cual sí que todo el mundo dice que vale la pena ya que es uno de los mejores eventos de Alemania.

Como ya había hecho todo, decidí irme antes del cierre y coger el autobús que salía a las 19h31 y me dejaría en Pelsstrasse para allí coger otro autobús que me llevaría a Oberhot, parada junto a la estación de tren de Gladbeck desde la cual tenía que coger un tren dirección a Dortmund a las 20h17.

Con tanto transbordo y nombre raro me he confundido de parada y aquí estoy, en una parada llamada Dorfheide esperando el autobús que me llevará a la estación de tren de Gladbeck y así poder coger el tren con dirección a Essen y allí cambiar a otro tren con destino Dortmund.

¡Espero poder llegar de una vez a Dortmund!, ya que me espera una noche muy larga, con un tren nocturno que sale a las 23h56 y llegará a Hamburgo a las 3h55 y no lo puedo perder ya que ese tren he tenido que reservarlo al ser nocturno. Una vez llegue a Hamburgo me tocará hacer tiempo antes de ponerme en ruta en dirección a Heide Park ya que este no abre hasta las 10h00.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: