[Parque Warner] Visita al parque temático madrileño y su nueva zona acuática – 19/08/14

El pasado martes 19 de Agosto estuvimos visitando Parque Warner para probar su nueva zona acuática y ver los espectáculos de verano.

Plano de Parque Warner

Plano de Parque Warner

Debido a que realizamos el viaje desde Valencia y teníamos que pasar por el hotel reservado, llegamos al parque sobre las 15h00.

Para desplazarnos hasta el parque optamos por la opción de metro + bus, ya que nos la recomendaron y parece que es la más barata. Para desplazarse al parque con esta opción hay que coger el metro de la línea 3 hasta la parada de Villarverde Bajo y allí coger el autobús 412 de “La Veloz” que pasan cada media hora.

Tras hacer unas fotos a la entrada (quedan horribles los carteles de la fuente en las fotos), nos hicimos con las entradas y accedimos al parque. Una vez dentro, lo primero que hicimos fue coger planos y horarios de espectáculos en el punto de información para planificar la visita.


Como el motivo principal de nuestra visita era Parque Warner Beach nos dirigimos directamente hacia la nueva área acuática de pago.

Al llegar a las taquillas de la zona acuática habían varias personas preguntando aunque se echaban para atrás una vez sabido el precio quejándose de que había que “pagar por todo”. Es cierto que cuando los visitantes pagan la entrada a un parque temático esperan tener acceso a todo, pero también es cierto que el precio final de 7’90€ para un área acuática complementaria no es excesivamente caro, aunque hubiera sido mejor mantenerse en el entorno de los 5€ ya que la oferta que ofrece actualmente la zona acuática es bastante pobre y está muy focalizada en los niños.

Plano de Parque Warner Beach

Plano de Parque Warner Beach

Para los que criticaron la opinión de los miembros de este blog acerca de la zona acuática argumentando que se nos había invitado gratuitamente a la inauguración de dicha zona, esta vez pagamos religiosamente nuestra entrada ya que ThemeParkZone.es es un medio libre y objetivo que no tiene lazos con ningún parque.

Ticket de la compra de las entradas

Ticket de la compra de las entradas

Esta vez habían muchas más figuras de los personajes de los Looney Tunes decorando la entrada, incluido el Bugs Bunny montado en una tabla de Surf junto a Taz, y hay que reconocer que son de buena factura y animan la entrada, la pena es que algunos decorados no estén al mismo nivel y se haya recurrido a soluciones sofocadas, como el caso de las vistas de la trasera de Supermán que se ha medio corregido con una superpoblación de “ficticios” carteles publicitarios, al igual que las vistas traseras de Loca Academia de Policía, aunque de cara a futuras temporadas sería mejor buscar otras soluciones ya que tanto cartel crea una imagen caótica y poco estética.

Una vez dentro de la zona acuática fuimos a la tienda que se encuentra justo en la entrada para alquilar una taquilla en la cual dejar nuestras pertenencias. El precio de las taquillas era 5€, más 10€ de fianza que se devuelven en el momento que entregas la llave.

La particularidad de las taquillas de Parque Warner Beach es que usan un moderno sistema de llave sin contacto por lo que te dan una pulsera que puedes elegir la taquilla que tu quieres, que obviamente esté vacía, y tras depositar tus pertenencias, acercas la pulsera para que se cierre automáticamente. Para comprobar su fiabilidad estuvimos probando en varias taquillas y sólo abre y cierra la taquilla que has seleccionado en primer lugar.

DSC07270

Pulsera-llave

Una vez liberados de nuestras pertenencias nos dispusimos a recorrer la zona acuática y la primera atracción que hicimos fue Río Loco. A pesar de no haber mucha gente en la zona acuática, la operativa de esta atracción, la cual sólo permite dar una vuelta completa al recorrido, hacía que se formara una pequeña cola ya que había un socorrista que iba indicando cuándo poder acceder a la atracción a los visitantes, dejándoles pasar con cuentagotas, haciendo que el recorrido tuviera muy pocos visitantes a la vez, quizás por miedo a que se acumularan en la zona del cubo.

Tras esperar unos cinco minutos pudimos acceder a Río Loco, aunque de loco tenía poco… La verdad es que el recorrido fue bastante decepcionante, para ser un río lento de nueva construcción esperábamos algo más emocionante, la corriente no tiene mucha presión por lo que el recorrido es bastante lento, además de que se echan en falta chorros y efectos de agua que hagan más emocionante la atracción. Por otra parte, el famosos cubo es más aparatoso que efectivo ya que debido a las medidas de seguridad los visitantes tienen que estar a bastante distancia y la ola generada se disipa rápidamente quedando una sensación de frustración. Quizás deberían haber optado por un sistema similar al del río lento de Costa Caribe ya que no requiere tantas medidas de seguridad y permite que los visitantes disfruten de una zona con olas.

A pesar de lo soleado que era el día, no hacía excesiva calor y corría un poco de viento, unido a lo fría que estaba el agua, muchas veces te lo pensabas dos veces antes de meterte en el agua, especialmente cuando tenías que salir…

Este problema se acrecienta en Agua Aventura, la zona de toboganes familiares, que tiene miles de chorros de agua y es imposible acceder a cualquiera de sus toboganes sin haberte calado por completo, por lo que la espera para tirarte por los toboganes se hacía entre temblores y escalofríos.

Gracias a que han cambiado la normativa y ya permiten disfrutar de los toboganes de Agua Aventura a todos los visitantes, algo lógico cuando la oferta es tan reducida, pudimos probarlos todos y la verdad es que están bastante bien para ser familiares, especialmente el azul, el del embudo. Sin embargo, a pesar de ser nuevos de este año y no ofrecer grandes emociones ya se notaban las juntas…

La verdad es que la zona de Agua Aventura está genial para los niños, con miles de chorros y zonas con juegos de agua, además de los toboganes, lo cual hace que los niños, y los no tan niños, se lo pasen en grande.

Ya sólo nos faltaba por probar Playa Malibú, la oferta del parque no da para más, y esta fue una decepción anunciada…

Ya la habíamos podido ver desde fuera, pero es que una vez dentro es aun más pequeña de lo que parece, y a pesar de que su profundidad máxima está entorno al 1’90 metros, debido a las normas de seguridad el límite al que puede acceder el público es algo menos. Como ya habíamos comentado antes, no había mucha gente en la zona acuática, pero como la oferta es tan reducida, en el momento en el que ponían las olas se concentraba bastante gente en la piscina y debido a su pequeño tamaño la sensación era bastante agobiante y daba que pensar acerca de lo imposible que será disfrutar de ella los días en los que se llene el aforo…

Como ya era un poco tarde aprovechamos para ir a comer al BBQ Gran Kahuna donde pedimos nuestra comida en las máquinas de restauración que han instalado, al igual que las que encontramos en los restaurantes McDonalds.

La hamburguesa estaba regular, un poco seca, y las patatas estaban blandas y malas pero los aros de cebolla estaban muy buenos.

Comida del BBQ Gran Kahuna

Comida del BBQ Gran Kahuna

La decoración de este restaurante es bastante bonita, con los personajes de los Picapiedra, pero sorprende que hayan usado fotos pixeladas para las lonas que decoran el techo.

Tras comer aprovechamos para dar una vuelta al parque y hacer fotos, pasando por la Zona Infantil donde los niños pueden jugar y colorear.

Río Loco

Agua Aventura y ¡Todos al agua!

Playa Malibú y Baby Olas

Hay que reconocer que han añadido muchas más figuras de los personajes de muy buena factura que crean simpáticas escenas, sin embargo, el problema del parque es no haber sabido crear un ambiente playero minimizando el impacto visual del entorno, así como la tematización de algunos elementos deja que desear, como es el caso de los módulos prefabricados de los aseos. Todo ello sería una minucia si el parque poseyera una buena oferta, ya que eso se puede corregir fácilmente, pero no es el caso ya que su oferta es bastante deficitaria actualmente…

En definitiva, es un interesante aunque incompleto y mal concebido añadido a Parque Warner, especialmente por su ubicación, así que esperemos que pronto añadan más oferta a la zona acuática con toboganes para adultos y nuevas piscinas, incluida alguna zona de spa, ya que la actual piscina de olas se queda muy pequeña para el parque, así como mejorar la ambientación tapando con muros vegetales o de tematización las traseras de los edificios.

Salimos de la zona acuática sobre las 18h00 y la primera atracción que te encuentras es Superman, pero como había bastante cola decidimos ir a Batman que suele tener menos cola… aunque no fue así…

Debido a que solo había un tren disponible tuvimos que esperar cerca de media hora ya que había bastante gente en el parque (aunque en la zona acuática no). Como curiosidad, el mítico “killing alone” del panel de instrucciones de Batman ya ha desaparecido…

Tras desafiar a Batman nos fuimos rápidamente en dirección al musical de Scooby Doo ya que eramn las 18h50 y la última representación era a las 19h30… Como ya he dicho, había bastante gente en el parque y aunque llegamos 35 minutos antes de que empezara el espectáculo el aforo ya estaba completo… Deberían hacer una cuarta función diaria en verano ya que es un espectáculo que está teniendo mucho éxito y el aforo del teatro es bastante limitado.

Frustrados por no haber podido ver el nuevo musical continuamos nuestra visita por Cartoon Village y como había 50 minutos de cola en La aventura de Scooby Doo nos fuimos a Correcaminos, una montaña rusa familiar bastante divertida aunque el entorno es mejorable ya que se ven muchas traseras y descampados.

Como los Rápidos de Acme estaban cerrados continuamos con Tom & Jerry, una buena montaña rusa que es bastante intensa para ser infantil.

 

Terminado el área de Cartoon Village nos adentramos en el salvaje oeste de Old West Territory y empezamos con Río Bravo, donde tuvimos que esperar unos 20 minutos.

Esta atracción necesita una rehabilitación urgente ya que tiene mucho potencial temático pero cada vez funcionan menos efectos, así como deben buscar una solución que no sea tener a los empleados en el medio del recorrido rompiendo la ambientación.

Tras surcar el río bravo tocaba enfrentarme a uno de mis mayores temores y que hace ya bastantes años que he evitado montar por lo insufrible que es… Coaster Express.

El amigo con el que iba, el cual no es un habitual de los parques, había visitado hace años Parque Warner y al acercarnos a la montaña rusa de madera me dijo: ¿esa es la que hace tanto daño?… En efecto, esa es…

A falta de montarme en Stampida este año he montado en muchas montañas rusas de madera, incluyendo las mejores de Europa… y las peores, pero es que Coaster Express se lleva el dudoso mérito de ser la peor…

Ante el temor del calvario que nos esperaba decidimos montarnos en primera fila, ya que suele ser la que menos molestias da, pero ni aun así…

Durante el recorrido de Coaster Express da la sensación de que a los trenes les falte suspensión, como a los coches, ya que va continuamente botando como si tuviera un muelle en vez de ruedas o que estas fueran cuadradas, una vibración que en las colinas y descensos coge intensidad y llega a ser bastante molesto con peligro de que te puedas hacer daño en la columna vertebral, por eso es recomendable no apretarse mucho el arnés para dejar un espacio de holgura.

Mi amigo lo pasó bastante mal soltando el típico “nunca mais” y a la salida los comentarios generales de la gente era el terrible momento que habían pasado por las vibraciones de la montaña rusa…

Coaster Express necesita una solución urgente, ya sea transformándola en una híbrida o cambiando los trenes por unos que se acoplen mejor al recorrido y no creen esas molestas vibraciones.

Tras el calvario vivido nos fuimos a descansar un poco mientras hacíamos tiempo para ver la animación de Batman 75 años que se representaba a las 20h30.

Ya había leído muchas críticas sobre dicha animación, así que sabía a lo que me atenía, aunque es una pena que con el amplio e interesante repertorio de personajes de DC Comics que posee Warner no sean utilizados para hacer espectáculos o animaciones más consistentes.

En la representación que vimos sólo aparecieron 2 de los 3 coches que en principio tienen que aparecer en el espectáculo.

Siguiendo con la temática de Batman nos fuimos a Batman La sombra del murciélago.

Después de haber estado este verano en Movie Park Germany, el antiguo Warner Bros. Park Germany, los decorados del simulador Time Rider, antiguo simulador de Batman, son mucho más espectaculares y poseen muchos más efectos que la versión madrileña, con una enorme biblioteca y una batcueva con gradas.

Eso es lo que le falla a la versión madrileña, por mucho entusiasmo que le ponga el empleado de turno, si su vestimenta no es acorde al ambiente de la mansión de Bruce Wayne y las salas de pre-show tienen televisores obsoletos, un muñeco de Batman que no se mueve y los efectos de humo y demás no funcionan… pues la ilusión de ser trasladado al universo de Batman es fallida.

Con respecto a la proyección, se veía bastante bien aunque tiene tantas “moscas” que al principio pensaba que es que estaba nevando en la proyección… Quizás ya va siendo hora de encargar una nueva película digital ya que ahora está tan de moda el universo de los superhéroes.

A la salida mi amigo estaba un poco mareado, estaba un poco enfermo, así que me dirigí a la última atracción del día, Superman La atracción de acero, donde monté en última fila. Esta montaña rusa sigue siendo una delicia y más de noche.

A la salida me llamó la atención la escultura de Henry Cavill en su papel de Supermán, la cual es muy realista y queda muy bien en la tienda.

Es una pena que Supermán no tenga más protagonismo ya que es uno de los personajes favoritos de DC Comics y en el parque sólo tiene una montaña rusa en su honor frente a Batman que tiene una montaña rusa, un simulador y una animación…

Como ya eran cerca de las 22h30 nos fuimos a ver el espectáculo nocturno Warner Fantasy que empezaba a las 22h40.

Como novedad este año han introducido a un actor que hace de maestro de ceremonias, algo que puede tener cierto interés, sin embargo el fallo de Parque Warner ha sido vender como parte del espectáculo algo que es una animación previa para entretener al público mientras que esperan para ver el verdadero espectáculo.

(Vídeo de FreakPlanet)

La idea de hacer un espectáculo interactivo también tiene cierto interés, aunque obviamente necesita ser explicado, y aunque hay que reconocer que el actor era muy bueno y le ponía mucho entusiasmo, la interactividad con el espectáculo y el guion de cómo participar en el mismo es bastante flojo, con momentos bastante tontos como los “besos al cielo de Madrid” y otros, lo que hace que esa “animación” previa llegue a hacerse larga y aburrida, algo que no hubiera sido tan flagrante si hubieran puesto que el espectáculo empieza a las 23h00 y te hubieras encontrado con esa animación al llegar momentos antes.

El espectáculo retoma muchas de las secuencias del Warner Fantasy que se ha hecho estos últimos años y, al igual que aquel, el espectáculo falla en la falta de ritmo con secuencias demasiado largas y unas transiciones poco trabajadas y que en algunos momentos se basan en terminar la canción y dejar unos segundos con la música en silencio antes de empezar la nueva secuencia mientras el maestro de ceremonias hace una innecesaria introducción que corta el ritmo del espectáculo… Los espectáculos que no tienen guion, como es el caso, requieren una mayor atención en el ritmo para no caer en la monotonía y el aburrimiento, con transiciones armoniosas.

La marca Warner Bros. tiene mucho potencial con todas sus míticas películas y bandas sonoras como para hacer un espectáculo nocturno mucho mejor, deberían de fijarse en el espectáculo Dreams! de Disneyland París que concentra en menos de 20 minutos varias de sus películas y personajes más míticos con una estupenda banda sonora.

Cabe destacar la buena calidad de las proyecciones y que las fuentes parecen funcionar correctamente y no como otras temporadas.

Una vez terminado el espectáculo fuimos rápidamente a buscar sitio en Hollywood Boulevard para ver el Desfile Final ¡Esto es todo amigos!

Como llegamos bastante pronto aproveché para hacer fotos al área de Hollywood Boulevard la cual lucía espectacular con todas sus luces y neones.

Este año se nota una importante mejora en el cuidado y mantenimiento del parque, frente a otras temporadas, y es que Parque Warner puede ser un parque realmente bonito con un buen mantenimiento y luce mucho si todas (o casi) sus luminarias funcionan ya que es uno de los puntos fuertes del diseño del parque, ese ambiente tan Hollywoodiense con los carteles de neones.

Realmente nos quedamos maravillados por cómo lucía el parque este año de noche con todas sus luces.

Finalmente la cabalgata comenzó y aunque está bastante bien, aun es mejorable, como la necesidad de poner focos a lo largo de Hollywood Boulevard, al estilo de los parques Disney, que permitan iluminar la cabalgata cuando esta está concebida como una cabalgata sin luces, otra cosa son las cabalgatas nocturnas de los parques Disney y otros que tienen carrozas con bombillas cuya finalidad es llenar la noche de color.

Otra mejora interesante sería la incorporación de más carrozas y personajes (faltan personajes del Oeste, más superhéroes, etc.).

A la salida aprovechamos para hacer unas últimas fotos a Parque Warner de noche antes de encontrarnos con los problemas…

Con la desaparición de la línea de tren el único medio de llegar al parque en transporte público es a través del bus pero sus horarios dejan bastante que desear… así que como era un día entre semana los autobuses a Madrid ya no pasaban, así que la única opción era coger un autobús hasta Pinto y allí esperar cerca de una hora el autobús nocturno que va a Madrid…

Finalmente cogimos un taxi que nos llevó hasta la primera estación de metro de la línea 3 de Madrid y nos costó unos 30€, un precio bastante razonable para ser ya de madrugada y que nos ahorraba un montón de tiempo de transbordos.

Una vez llegados al metro enseguida estábamos en el centro de Madrid y bajamos en Callao, cerca de nuestro hotel, pasando previamente por un Pans & Company para cenar.

En definitiva, se ve una clara mejoría de la gestión de Parque Warner desde la llegada de Enrique Fontecha, especialmente en el cuidado y mantenimiento del parque, sin embargo, hay mucha herencia de gestiones anteriores de dudosa calidad e integración temática, especialmente la dejada por José Asenjo y sus ampliaciones (Cartoon Village y Parque Warner Beach), que esperemos que vayan mejorando e integrando más en el parque en los próximos años.

Parque Warner es un parque con mucho potencial por su marca (Warner Bros.) y su ubicación (Madrid), así como el repertorio de atracciones de gran nivel que posee, el problema es que no se ha sabido aprovechar a lo largo de su historia, ya que la calidad y el mantenimiento del parque dejaban mucho que desear en los últimos años, así como las novedades de dudoso gusto y poca integración, focalizadas en los Looney Tunes y las atracciones infantiles, que no familiares, lo que no ayudaba a la imagen general del parque.

También influye la necesidad que tiene el parque de construir hoteles y convertirse en un resort, ya que Parque Warner se encuentra en medio de la nada y es difícil que consiga atraer a turistas de otras regiones y otros países europeos si no ofrece la opción de alojamiento, reduciéndolo a ser un parque regional…

En cuanto se construya el primer hotel la mejora económica y el aumento de visitantes puede ser bastante importante, así que esperemos que no tarde mucho en llegar ese día ya que los terrenos los tiene para ello.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Muy buena la critica. No se en que fechas fuistes al parque. Pero yo fui a mediados de Julio (una fecha ya muy entrada en el verano) y no pude disfrutar del espectáculo de Batman, ni del espectáculo de la fuente, lo cual me frustro un poco, puesto que soy un gran fan de Batman. Pude entrar en la zona acuática y me di cuenta de que para los adultos es un poco pobre, ya que no hay toboganes de emociones fuertes como en otros parques españoles. Lo que si me gustó y mucho fue como luce el parque por la noche, la fuente de la entrada me pareció muy bien ilumina. Otra cosa que me parecio que estaba muy mal hecha son los paneles informativos de los tiempos de espera, puesto que en algunas atracciones ponia un tiempo de espera muy corto y luego era mas del doble de tiempo que ponia en ese cartel. Por lo demás todo muy bien.
    Un saludo y repito que la critica ha sido muy buena

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: