[Puy du Fou España] Visita a las obras el 24 de Febrero del 2021

[Puy du Fou España] Visita a las obras el 24 de Febrero del 2021

27 febrero, 2021 0 Por Benic85

En un lugar de la mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme…

Bueno, realmente, sí quiero acordarme, y es que estamos hablando de PUY DU FOU ESPAÑA.

Hace justo 15 años, descubrí por internet un pequeño parque francés muy especial, pero tuvieron que pasar unos años hasta que, por fin, en el verano del 2009 pude visitar ese particular parque francés que despertó mi curiosidad, Puy du Fou, y las expectativas fueron más que colmadas con sus espectáculos ambientados en la historia, sus pueblos llenos de artesanos y el espectáculo al aire libre más grande del mundo, La Cinéscénie.

He vuelto varias veces para descubrir las nuevas incorporaciones y, cuando hace 5 años anunciaron la construcción de un parque de similares características en Toledo, fue como un sueño hecho realidad, ¡por fin vamos a tener un parque temático de verdad en España!.

Un parque temático que respeta y pone en valor la cultura propia, con especial énfasis en la artesanía (la cuál desaparecería sin espacios como este); con unos teatros a la vanguardia tecnológica, para representar increíbles obras inspiradas en la historia; y con una ambientación y tematización cuidada hasta el mínimo detalle, aquí no se trata de soltar adrenalina, aquí todo cuenta una historia, por ello, tienes que sumergirte de lleno en unos decorados que parecen reales y, de hecho, algunas paredes son de piedra de verdad, nada del odiado corchopán que invade otros parques españoles…

Con la ilusión de un niño que está esperando a abrir su regalo de Navidad, me dirigí a visitar por primera vez Puy du Fou España, por suerte, fui uno de los pocos afortunados que pudo comprar entrada en el 2019 y visitar «El Sueño de Toledo» en su temporada inaugural, así que, ya sabía que iba a encontrarme el mismo nivel que en Francia.

(¡Atención! A partir de aquí, casi todo van a ser spoilers, así que, recomiendo no seguir la lectura si quieres guardarte la sorpresa).

Al llegar al parking, lo primero que llama la atención es el imponente castillo que esconde el teatro de «El Último Cantar.

Como curiosidad, el parking es de gravilla, para darle un aspecto más natural, aunque echo en falta más vegetación o zonas techadas para dar sombra a los coches y visitantes, ya que la vegetación que había eran olivos, almendros y árboles de poco porte, pero entiendo que tiene que ver con las estrictas medidas de consumo de agua, que fue uno de los puntos más conflictivos de la declaración ambiental, ya que Toledo es una zona deficitaria de agua, así como el respeto por la vegetación autóctona de la zona.

No hay que olvidar que el ecosistema de Castilla – La Mancha es de zona esteparia, con un clima continental, con temperaturas muy extremas entre estaciones, bajas precipitaciones y terrenos semiáridos. Como vegetación, destaca la escasez de árboles y presencia de plantas de pequeño tamaño como herbáceas, espartos, cereales y aromáticas como romero o tomillo.

De todas formas, el parque ha insistido mucho en preservar el paisaje autóctono de la zona, que forma parte de la historia que nos quieren contar en la visita a Puy du Fou España, con las más de 5.000 plantaciones que ha realizado en los últimos meses, teniendo en cuenta el ecosistema de Toledo y su vegetación.

Junto a la entrada encontramos unas enormes carpas, al llegar no sabía porqué estaban allí, pero a la salida, descubrí que estaban siendo usadas para la formación de los actores y la realización de los primeros ensayos de los diferentes equipos, mientras se ultiman los decorados y puestas en escena de los espectáculos.

EL ARRABAL

Plano de El Arrabal y El Sueño de Toledo. Fuente: David Pizarro Design

Un largo camino bordeado por cipreses, encinas, olivos y hierbas aromáticas (tomillo, romero, etc.), vegetación típica de zona esteparia, nos conducen hasta una pequeña caseta que servirá de control de mochilas, tras la cual, sigue el sinuoso camino hasta el poblado de el Arrabal, con el enorme castillo de referente visual a lo largo del camino.

Cabe destacar que todos los caminos, a excepción de algunas pequeñas zonas en los poblados, son de tierra prensada, para darle ese aspecto natural y de viaje a través de la historia. En el parque francés es así, y la suerte que tenemos en Toledo es que llueve poco.

Unos operarios se estaban encargando de colocar las farolas con el escudo de Puy du Fou a lo largo del camino de acceso, así como estaban terminando de colocar la vegetación arbustiva.

Me anticipo y sé que le van a llover las críticas al parque por el tema de la vegetación y las sombras, sobre todo por parte de los aficionados a los parques. No me extrañaría que lo llamaran Terra Mítica 2.0, y es que tiene el mismo problema, vegetación de zona mediterránea y esteparia que no es ni muy frondosa, ni crea grandes espacios con sombra, además de que es de lento crecimiento.

Espero, como así parece mostrar el plano, que hayan previsto zonas techadas y con toldos en los poblados y caminos del parque, así como en los espacios de acceso a los espectáculos, como colas de interior en los grandes teatros, porque en verano, con 40 grados a la sombra, a pesar de tener varios espectáculos de interior, puede ser bastante insufrible recorrer el parque y esperar a entrar en los teatros.

Yo he vivido el Puy du Fou francés con 35 grados (si, a veces ocurre), y a pesar de la frondosa vegetación y la enorme cantidad de espectáculos, tener que esperar los 30 minutos de rigor, al sol, antes de entrar a cualquier espectáculo (si quieres asegurarte una plaza), es bastante desagradable, aunque allí son días contados los de temperaturas superiores a 30 grados, pero aquí será la norma durante 3 largos meses.

El Arrabal. Fuente: David Pizarro Design

Al llegar al Arrabal, nos proveyeron con el reglamentario casco y chaleco amarillo para poder visitar una zona de obras. Mientras esperábamos al restos de invitados a la visita, pudimos contemplar el paso de algunos de los más de 50 caballos de raza española, los cuáles son mucho más que atrezo, ya que se convierten en auténticos actores, de los más importantes, de los espectáculos del parque.

El Arrabal es realmente espectacular por su increíble tematización, cuidada al detalle para sumergir de lleno al visitante en esta gran aventura a través de la historia que el parque nos quiere contar. El Arrabal es un elemento fundamental de la experiencia Puy du Fou España, ya que es el área de bienvenida y despedida, ya sea para visitar el parque o «El Sueño de Toledo», así como el punto de unión entre ambos, que permite ser usada como el área de restauración post-parque y pre-espectáculo.

En esta zona han sabido utilizar muy sabiamente la tematización para crear zonas techadas y de sombra, con telas y otros elementos, para proteger a los visitantes. Esperemos que esta sea la tónica en el resto del parque, porque es un punto muy importante para la satisfacción global del visitante, el tema de las sombras y el confort ambiental, que puede estropear por completo un maravilloso día, si el visitante no tiene espacios donde protegerse del intenso calor veraniego, que se lo pregunten a Isla Mágica…

ARTWORKS

LA PUEBLA REAL

Mapa El Último Cantar. Fuente: Puy du Fou España

Cruzamos la imponente puerta que da acceso al parque y nos encontramos con un pequeño poblado del Siglo XII.

En Puy du Fou España está todo estudiadísimo al detalle, al acceder al parque, lo primero que ves son esas pequeñas casitas de pueblo medieval, continuando con la estética de «El Arrabal», creando una pequeña plaza. En ese momento, no ves el enorme castillo de «El Último Cantar», ya que está oculto por el poblado, tienes que avanzar por el mismo y, al girar una esquina, de repente, aparece imponente ese inmenso castillo, bordeando una enorme plaza que, según el mapa oficial del parque, tendrá zonas techadas imitando mercadillos, para proteger a los visitantes del sol.

Nosotros pudimos ver lo que serán los edificios, pero aún falta toda la ambientación que los rodea y los cubre, como banderas y otros elementos decorativos, ya que todavía no han terminado las obras, y seguro que será espectacular y sumergirá al visitante en un pequeño poblado medieval.

Lo que sí que estaba bastante avanzado era la decoración de las diferentes tiendas y puntos de restauración que se encuentran en la parte derecha del poblado, tras la puerta de acceso.

Allí, pudimos contemplar lo extremadamente exquisita y detallista que es la tematización marca Puy du Fou, siguiendo los más altos estándares (y a veces superándolos) de los grandes grupos como Disney y Universal.

Roberto del Campo, un gran profesional en el sector de la decoración y atrezzo, que proviene del mundo del espectáculo y ha sido contratado por Puy du Fou España, nos explicó de primera mano el increíble trabajo que están realizando, no solo en las tiendas, también en las escenografías y cada rincón del parque, como os mostraré más adelante.

Fue un placer escucharle hablar con esa pasión sobre su trabajo, ya que lo bueno de Puy du Fou es que se basa siempre en las emociones, por eso le dedican tanta pasión y cariño a su trabajo, y es lo que consiguen transmitir a los visitantes, convirtiéndolo en uno de los parque más premiados y prestigiosos del mundo. Estaremos atentos a ver cuántas nominaciones consigue Puy du Fou España en los próximos Thea Awards, el parque francés acumula ya varios premios de prestigio internacional.

El equipo de Arte y Decoración del parque está formada por unas 20 personas, incluyendo el trabajo en diseño de David Pizarro, que comenzó siendo un aficionado a los parques temáticos, y se ha convertido en uno de los más prestigiosos diseñadores de parques temáticos del mundo, incluyendo su paso por Universal Studios.

Cada habitación de las diferentes tiendas, todas unidas al estilo Disney para potenciar la compra de recuerdos por parte del visitante, está decorada siguiendo un producto o temática: podemos encontrar una especie de biblioteca clásica donde se venderán libros de historia y romances; otra sección dedicada al mar, que parece enfocada a ser el escaparate perfecto de los productos relacionados con «Allende la mar Océana»;  una candelería, una juguetería…, así como espacios para artesanos.

Al final nos encontramos con «La Bodeguita del Tuerto», un punto de restauración en el que se podían ver los diseños que servían de guía para la tematización. Una frikada, que como buen aficionado a los parques temáticos me encantó poder ver, el trabajo en la sombra que muchas veces no vemos y no apreciamos, pero que está ahí y es parte esencial de la experiencia que se va a vivir en un parque temático.

ARTWORKS

EL ÚLTIMO CANTAR

Al salir de la Bodeguita del Tuerto nos encontramos de frente con el gran castillo, «construido por las mesnadas de Rodrigo Díaz de Vivar», según la historia que nos quiere contar Puy du Fou España.

Todavía estaban trabajando en la fachada, en algunas partes podíamos ver la estructura metálica que sujeta la fachada y en otras ya habían empezado con el tratamiento para «envejecer» la fachada. En las fotos aún se ve muy «fake» el castillo, pero es que falta muchísimo trabajo de acabados y seguro que quedará espectacular.

Como os he comentado antes, Puy du Fou ha cuidado hasta el más mínimo detalle, y son esas cositas las que a mí me flipan y me agradan especialmente, como lo que me encontré en uno de los tres accesos al gradería del teatro, unas luminarias imitando antorchas de fuego, pero el detalle es el humo que ha ennegrecido la pared, como si de verdad hubiera fuego.

Para explicaros un poco mejor el teatro y las diferentes escenas (ojo porque voy a desvelar muchos detalles y sorpresas), he creado un pequeño plano esquemático, basándome en la información aparecida en los últimos meses, artworks y la experiencia del parque francés.

El teatro contiene 6 escenas diferentes y las líneas en azul turquesa representan los 3 pasillos de acceso del público al graderío, para una mayor gestión de las colas, como su hermano francés. El círculo central representa el graderío que gira 360 grados para poder contemplar cada escena.

Esquema escenas del teatro «El Último Cantar». Fuente: Elaboración propia.

Este modelo de teatro es realmente increíble, para mí, «Le dernier Panache», es una de las experiencias más increíbles que he vivido en mi vida, gracias a este formato de teatro, completamente inmersivo, con unos efectos especiales increíbles, con un tempo de guion fantástico, una banda sonora espectacular y unos actorazos que lo dan todo en cada representación. Como curiosidad, ambos espectáculos no sólo comparten mismo modelo de teatro, si no que el nombre es muy parecido: «Le dernier Panache» (el último penacho) versus «El Último Cantar».

Este teatro es de lo más avanzado tecnológicamente que existe en el mundo, y me alegré enormemente de saber que tendríamos uno en España. Ahora falta ver qué historia nos cuentan inspirada en Rodrigo Díaz de Vivar, seguro que no nos decepcionan, pero sí que quiero puntualizar este detalle, como también remarcó Erwan de la Villeon, delegado general de Puy du Fou España en Toledo, en la visita.

Puy du Fou se inspira en la Historia para contar sus historias, su versión de los personajes históricos. Puy du Fou pone en escena espectáculos de ficción histórica con muchas licencias narrativas en pos del espectáculo, así que no hay que tomarlo como una verdad absoluta, sino como un acercamiento a la historia, para despertarnos el interés en conocer nuestra propia historia y cultura, pero lo que ellos venden son espectáculos de ficción histórica.

En la parte técnica, en el centro del teatro se encuentra una estructura que alberga focos y los videoproyectores que son parte fundamental del espectáculo, ya que proyectan vídeos sobre los telones de las diferentes escenas para introducirlas. También pudimos observar cómo cada escena tiene enormes equipos de audio para crear un sonido completamente envolvente.

Así que, sin más dilación, voy a desvelaros un poco de lo que nos tiene preparado Puy du Fou España sobre El Cid.

Panorámica del escenario.

Rodrigo Díaz fue un líder militar castellano que llegó a dominar al frente de su propia mesnada el Levante de la península ibérica a finales del siglo XI. A lo largo de su vida se puso a las órdenes de diferentes caudillos, tanto cristianos como musulmanes, luchando realmente como su propio amo y por su propio beneficio. Consiguió conquistar Valencia y estableció en esta ciudad un señorío independiente desde el 17 de junio de 1094​ hasta su muerte; su esposa Jimena Díaz, lo heredó y mantuvo hasta 1102, cuando pasó de nuevo a dominio musulmán.

Se trata de una figura histórica y legendaria de la Reconquista, cuya vida inspiró el más importante cantar de gesta de la literatura española, el Cantar de mio Cid, obra en la que está inspirado este espectáculo.

El Cantar de mio Cid es un cantar de gesta anónimo, que relata hazañas heroicas inspiradas libremente en los últimos años de la vida del caballero castellano Rodrigo Díaz de Vivar el Campeador.

ESCENA 1 – CIUDAD MEDIEVAL

Ciudad Medieval – El Último Cantar. Fuente: Puy du Fou España

Nada más entrar, mi atención se posó sobre esta escena, la de la ciudad medieval, por su cuidada ambientación y gusto por el detalle.

En esta escena parece que contemplaremos algunas de las batallas y justas en las que participó el mítico guerrero español. Tiene decorados a varias alturas que seguro que se llenan de vida y gente, con espectaculares momentos de acción.

Fotos de la visita:

ESCENA 2 – DESCONOCIDO

Esta escena estaba completamente tapada por el graderío y no hay ningún artwork ni fotografía que nos aporte indicios sobre la misma, así que, de momento es la gran desconocida.

ESCENA 3 –  VALENCIA Y EL MEDITERRÁNEO

Valencia – El Último Cantar. Fuente: Puy du Fou España

Nos encontramos ante la escena principal, que nos ocultaron por completo durante la visita para mantener la sorpresa. Es la más grande y espectacular de todas, gracias a su tamaño y efectos especiales.

Una información «off the record» que obtuve en la visita, es que se iba a recrear el mar Mediterráneo en el espectáculo gracias a una enorme balsa.

Este efecto especial no me sorprendió, ya que es uno de los puntos fuertes del espectáculo francés, por lo que ya me lo esperaba, pero no me había fijado en que ya había sido desvelado por uno de los artworks oficiales del parque.

Según el artwork, encontraremos las murallas de Valencia junto al mar Mediterráneo, una licencia narrativa porque el que haya visitado la ciudad, sabe que el centro de la misma y por ende, sus antiguas murallas, están a varios kilómetros de la costa.

Valencia, a diferencia de Barcelona, es una ciudad fluvial, creció entorno al río Turia, pero en el siglo XX se expandió hasta llegar al mar y convertirse en una de las ciudades portuarias más importantes de España. Sin embargo, esa idealización de las murallas de Valencia bordeando el mar, es fruto de la película El Cid de Charlton Heston de 1961, que se rodó en el Castillo del Papa Luna de Peñíscola, para representar a la ciudad de Valencia.

Sea como fuere, me encantaría que el espectáculo terminara en la primavera de 1102, tres años después de la muerte de El Cid, cuando Jimena, ante la imposibilidad de defender el principado, abandona la ciudad de Valencia, tras desvalijar e incendiar la ciudad. Ese momento puede ser apoteósico, ver salir huyendo en caballo a Jimena de la ciudad mientras se simula que la misma está ardiendo.

ESCENA 4 – ZONA ROCOSA

Zona Rocosa – El Último Cantar. Fuente: Puy du Fou España

La escena 4 representa una zona rocosa que puede ser tanto un campamento morisco, como un campo de batalla. Seguro que nos depara espectaculares escenas de acción este escenario.

Fotos oficiales de ensayos:

ESCENA 5 – IGLESIA

En aquella época la España que hoy conocemos estaba dividida en dos, la zona cristiana y la zona musulmana, así que, la religión seguro que va a tener un papel fundamental en el espectáculo.

Fotos de la visita:

ESCENA 6 – PALACIO REAL

En este escenario, que representa un palacio real de estilo mudéjar, pudimos contemplar el único fragmento de espectáculo que nos dejaron ver, El Baile de la Corte.

Esta escena será la idónea para mostrar las tramas palaciegas y los grandes fastos y fiestas de palacio.

A pesar de faltar los trajes de época y toda la ambientación que va con la escena representada, se me puso la piel de gallina al poder estar disfrutando ese mágico momento, la primera vez que veía un fragmento del espectáculo y con ese extracto de banda sonora que me pareció increíble y grandilocuente, digna de las mejores películas, como le gusta a Puy du Fou, ¡puro espectáculo!. Estoy deseando que llegue el 27 de marzo para poder disfrutar escuchando la banda sonora completa.

Fotos oficiales de ensayos:

El Último Cantar – ensayos bailarinas. Fuente: Puy du Fou España

Fotos de la visita:

Para el que quiera conocer un poco más de cómo funciona este teatro y a qué pueden parecerse las escenas, incluida la del mar Mediterráneo, os dejo este vídeo del final del espectáculo «Le Dernier Panache», que pone en acción la plataforma y se van descubriendo ante nuestros ojos las diferentes escenas:

«C’est le dernier panache!»

ERWAN DE LA VILLEON

Tras la visita al teatro de «El Último Cantar», Erwan de la Villeon, delegado general de Puy du Fou España en Toledo, nos hizo una breve presentación del proyecto, con sus cifras más destacables y las medidas tomadas frente al coronavirus, así como nos desveló una gran sorpresa.

La empresa, a pesar de la difícil situación actual, mantiene su compromiso de inversión y apuesta por Puy du Fou España, que pasan por la inversión de 242 millones hasta 2028, de los cuáles ya se han invertido más de la mitad, y la creación, a lo largo de la temporada 2021, de hasta 687 puestos de trabajo directos. Del total de puestos de trabajo, los actores representan casi la mitad, unos 300, aunque, como curiosidad, cada actor puede interpretar a varios personajes en diferentes espectáculos.

Puy du Fou refuerza con su proyecto la marca España y trabaja en beneficio del bien común. Puy du Fou Francia ha generado un importante polo empresarial y de actividad económica a su alrededor con más de 300 millones de beneficios económicos, algo que esperan imitar en Toledo.

Cada euro invertido por Puy du Fou Francia genera, en los distintos negocios desarrollados en torno al parque, un beneficio económico de 3,5€. De la misma manera, por cada euro que los visitantes de Puy du Fou Francia gastan en el parque francés, los mismos destinan 3,2 € a otros negocios de la zona, plasmando el potente efecto dinamizador que el modelo de Puy du Fou supone sobre la economía que le rodea.

Puy du Fou España, se muestra optimista de cara a la temporada 2021, esperando alcanzar el millón de visitantes en esta temporada, como así lo demuestran las cifras de ventas de entradas, que han empezado a despegar con fuerza en las últimas semanas gracias al calendario de vacunación y el descenso de los contagios. De todas formas, el parque ha tomado estrictas medidas siguiendo las recomendaciones sanitarias para proteger al visitante.

Una de las medidas más llamativas tiene que ver con la capacidad de los teatros, ya que cada espectáculo puede representarse hasta 10 veces por día, permitiendo reducir el aforo de cada representación, pero dando la oportunidad de que todos los visitantes puedan disfrutar del mismo.

Puy du Fou España está tan convecido del éxito y su apuesta por el parque toledano que, según nos explicó Erwan de la Villeon, si fuera necesario, se adelantarían las inversiones previstas en 2023 y 2025 para atender la demanda.

Como ya he comentado anteriormente, Puy du Fou España ha consultado a historiadores, arqueólogos y especialistas en historia, pero ellos se dedican a realizar espectáculos, por lo que lo que encontramos en sus parques son ficciones con licencias artísticas. Se inspira en la historia pero es una ficción creada por y para el espectáculo, es la versión del Puy du Fou de algunos personajes históricos.

Por último, nos desveló el nombre de un quinto gran espectáculo, El vagar de los Siglos, pero no nos dio más detalles, ya que es una sorpresa que descubriremos el 27 de marzo.

ALLENDE LA MAR OCÉANA

Tras la presentación por parte de Erwan de la Villeon, nos dirigimos hacia el walk-through de «Allende la mar Océana».

Para acceder al espectáculo, pasamos por un camino dividido en dos, separado por una hilera de olivos. Claramente, serán las futuras colas temáticas de la atracción, con una parte de entrada y otra de salida.

Este espectáculo es de un concepto similar al de «Le Mystère de la Pérouse» del parque francés, pero adaptado a uno de los momentos más importantes de la historia de España, el descubrimiento de América.

Años antes del descubrimiento de América, los viajes marítimos portugueses a la India, bordeando la costa de África y siguiendo el derrotero hacia el este a través del Océano Índico, sirvieron como un estímulo para otros navegantes europeos que creían que era posible llegar a las regiones de Asia oriental navegando hacia el oeste. Cristóbal Colón defendía la hipótesis de que el diámetro de la Tierra era tan pequeño que se podía alcanzar Asia navegando desde Europa hacia poniente, tenía razón en pensar que la tierra era redonda, como muchos estudiosos de la época ya anunciaban, pero se equivocó con el tamaño.

Obsesionado con su idea, entre 1483 y 1485 Cristóbal Colón ofreció por primera vez su proyecto al rey Juan II de Portugal. Este lo consultó con tres expertos que dieron una opinión negativa, tras lo cual el monarca rechazó la oferta de Colón, ya que Portugal estaba centrado en el éxito de las rutas que bordeaban África.

El fracaso de Cristóbal Colón ante Juan II, sumado quizás a la campaña lanzada por el rey portugués contra la Casa de Braganza,​ llevó a Colón a emigrar de Portugal a los vecinos reinos de Castilla. En 1485 Colón llegó por primera vez al Monasterio de la Rábida, en el cuál se hospedó y recibió apoyo para su empresa descubridora, tanto científico como espiritual. Hombres como fray Juan Pérez y fray Antonio de Marchena fueron claves para sus intereses, ya que le ayudaron en sus contactos con la corona y con la marinería de la zona.

Si bien el Real Consejo rechazó su proyecto, consiguió ser recibido en enero de 1486, gracias al valimiento de Hernando de Talavera, por la reina Isabel, a quien expuso sus planes. La soberana se interesó por la idea, pero quiso que, previamente, un consejo de doctos varones, presidido por Talavera, diera un dictamen sobre la viabilidad del proyecto, mientras asignaba a Colón, pobre de recursos, una subvención de la corona. Dichos consejos establecieron que no era viable, sin embargo, la reina llamó a Colón, diciéndole que no descartaba totalmente su plan. Mientras el navegante esperaba, se dedicó a vender mapas y libros para mantenerse económicamente.

Al cabo de unos años, Cristóbal Colón contactó con Luis de la Cerda, duque de Medinaceli, quien se mostró interesado en el proyecto y acogió a Colón durante dos años en su palacio de El Puerto de Santa María. Conocedora de esos contactos, al ser consultada, la reina mandó llamar a Colón y le prometió ocuparse de su plan tan pronto como se terminara la conquista de Granada.

En diciembre de 1491, Colón llegó al campamento real de Santa Fe de Granada. Su proyecto fue sometido a una nueva junta, convocada por la reina, pero nuevamente se rechazó. Parte importante de la oposición era por las exigencias desmedidas de Colón.​ En esos momentos intervinieron Luis de Santángel y Diego de Deza, quienes ganaron para su causa al rey Fernando, consiguiendo su apoyo.

Las arcas de los monarcas, debido a las distintas campañas bélicas y en especial la desarrollada durante la guerra de Granada —que culminó exitosamente la Reconquista con su toma por los cristianos—, no pasaban por sus mejores momentos. Es por ello que Luis de Santángel, escribano de ración, se ofreció a prestar el dinero que le correspondía aportar a la corona, 1.140.000 maravedís.

MONASTERIO DE LA RÁBIDA

Accedemos a la atracción por el monasterio de la Rábida, hogar durante varios años de Cristóbal Colón y donde logró los contactos para presentar su proyecto a la Reina Isabel, consiguiendo finalmente su apoyo.

La escenografía es muy explícita e incluso habrán actores pero, para que el visitante entienda mejor la historia, una voz en off, que simulará ser Cristóbal Colón, nos irá contando las escenas a través de unas ficticias cartas que envía a la reina para explicarle el avance de la expedición.

BIBLIOTECA DE COLÓN

Dentro del monasterio, encontramos la biblioteca de Colón, en la que podremos verle a él preparando el proyecto de su vida, el viaje al oeste para llegar a la India.

Esta sala está profusamente decorada con planos, libros, maquetas de barcos, utensilios de navegación… Me podría pasar horas y horas mirando cada detalle de esta sala y todo cuenta una misma historia, el gran proyecto de Colón.

PASILLO MITOLOGÍA

Tras la biblioteca de Colón, entramos en un pasillo que me llamó muchísimo la atención y que fue uno de mis favoritos. En él, parecía mostrarse la mitología que existía en aquel momento sobre el fin del mundo, ya que en aquella época se creía que la tierra era plana y que, llegados a un punto, los barcos caían a un vacío infinito o eran devorados por monstruos.

Tengo mucha curiosidad por ver qué nos cuentan las cartas de Colón sobre esta fascinante sala.

APOSENTOS ISABEL DE CASTILLA

Colón recibió el apoyo expreso de la reina Isabel de Castilla, por eso, accedemos a sus aposentos para vivir el momento en el que Colón recibe el visto bueno a su proyecto de viajar a las Indias por el oeste.

PUERTO DE PALOS

Conseguido el apoyo de la Reina, nos dirigimos al puerto de Palos, donde está esperando la Nao Santa María para que embarquemos.

Antes de embarcar, podemos contemplar la vida y ambiente típica de un puerto de la época, con el pescado fresco a nuestro alrededor (el cuál realmente parece fresco gracias a la textura conseguida por el equipo de arte). Pero, el punto más importante de esta sala es la Virgen de las Maravillas, a la cuál encomendó su protección la expedición de Colón, y por eso se la llevaron con ella, para que les protegiera.

NAO SANTA MARÍA

Al entrar en la Nao, lo primero que visitamos es el camarote de Cristóbal Colón, donde nos mostrará sus planos y estudios sobre la expedición.

Tras la visita al camarote, entramos en la despensa donde podemos ver cómo almacenaban y preparaban los pescados para poder consumirlos durante el viaje. Un detalle es que hay un pulpo que tiene un acabado viscoso, dando la imagen de ser ciento por ciento real. También llama la atención que la cubierta del barco se mueve en todo momento, como si realmente estuviéramos en el mar, al igual que en el resto de salas a partir de ese momento.

Seguimos avanzando y llegamos a un momento importante de la historia, cuando llegaron a las Islas Canarias, última parada antes de descubrir América. En esta sala podemos ver cómo se aprovisionaron de plátanos y pájaros canarios, así como el Teide en erupción, y es que, la tripulación de Cristóbal Colón fue testigo de una erupción volcánica en Canarias, antes de emprender camino al Nuevo Mundo. De hecho, Cristóbal Colón quedó impresionado por la columna de humo y fuego que observó en agosto de 1492, como así explican los diarios de viaje.

El viaje continúa y la tripulación pronto empieza a perder la paciencia ya que, debido a los cálculos erróneos de Colón, el viaje está siendo mucho más largo de lo previsto y las provisiones se están agotando rápidamente, enseñándonos la atracción ese viaje hacia la desesperación y la locura.

Pasamos primero por una armería, para seguir por una zona en la que se ve la desesperación de la tripulación intentando pescar peces: vemos cómo están secando las algas que encuentran para ver si aparecen peces en su interior (en aquel momento no se sabía que las algas eran comestibles).

En las siguientes salas encontramos a dos muñecos (no animatrónicos) que representan a la tripulación muerta de hambre y desesperada. Ante tal desesperación, la tripulación empezó a utilizar cualquier elemento de madera disponible en el barco, como escaleras o toneles, para crear tallas religiosas de madera y otra simbología a la cuál poder rezarle y pedirle su protección. En la última sala encontramos vírgenes, representaciones de Jesús, así como piernas y brazos a los cuál rezar para su curación. Realmente impresiona esta sala.

ISLAS CARIBEÑAS

En definitiva, el viaje de Cristóbal Colón no resultó fácil para nadie, de hecho hubo conatos de amotinamiento, pero gracias a la presencia y las dotes de mando de Martín Alonso Pinzón se consiguieron resolver estas situaciones. Cuando ya se habían agotado todos los cálculos y previsiones realizadas por Colón, se oyó desde La Pinta el famoso grito de Rodrigo de Triana «¡Tierra a la vista!», dos horas después de la medianoche del 12 de octubre.

Y así llegamos a la última sala, en la cuál vemos cómo la proa de la Nao Santa María ha tocado tierra y nos encontramos con una playa paradisíaca (bueno, nos encontraremos porque aún estaba en obras esa zona).

En definitiva, hay que destacar que la tematización de esta atracción es realmente increíble: la enorme cantidad de detalles históricos; las texturas de los diferentes elementos; los efectos especiales como los olores, los movimientos del barco, etc. Nosotros sólo vimos una parte incompleta de la experiencia, faltaban muchos efectos, la narración, los actores, etc., y a pesar de ello me pareció alucinante lo que estábamos viendo, va a ser una auténtica gozada vivir la experiencia completa que ofrece esta atracción.

Como dato a destacar, la encargada de diseñar la decoración de esta atracción ha sido Pilar Revuelta, una prestigiosa diseñadora de producción, directora de arte y decoradora de escenarios. Ha realizado muchos de los decorados de película más importantes de los últimos años y, junto con el diseñador de producción Eugenio Caballero, ganó un Oscar a la Mejor Dirección de Arte en 2007 por la película de Guillermo del Toro, El Laberinto del Fauno.

A PLUMA Y ESPADA

De vuelta a España, tras la aventura vivida en el el descubrimiento del Nuevo Mundo, nos dirigimos al último espectáculo que podremos ver en esta visita, A Pluma y Espada.

Desde lejos llama la atención lo imponente de la nave que acoge el teatro, aunque con el tiempo, seguramente será disimulada por la vegetación. Antes de entrar al teatro, nos encontramos unos pequeños corrales que seguro que acogen gran variedad de animales típicos de granja.

Para acceder al teatro, nos adentramos en una típica casa del Siglo XVII con sus balcones de madera, que nos dan acceso al Corral de Comedias toledano «El Mesón de la Fruta».

El espectáculo referente en el parque francés es «Mousquetaire de Richelieu», un espectáculo que tiene un claro acento español y que seguramente va a ser trasladado a Toledo.

Ambientado en el Renacimiento Español, una ficticia representación de Fuenteovejuna sirve como excusa para ofrecernos un espectáculo que combina cortes palaciegas, acción, doma clásica española y flamenco. En este espectáculo el agua, los caballos y los especialistas de acción tendrán un gran protagonismo.

Fuenteovejuna es una obra teatral del Siglo de Oro español del dramaturgo Lope de Vega. Fue compuesta en tres actos hacia 1612-1614 y publicada en Madrid en 1619. Basada en un hecho histórico, la muerte a pedradas de Hernán Pérez de Guzmán, Comendador Mayor de Calatrava, por los muchos agravios que había hecho a los habitantes del pueblo. La trama se desarrolla en el pueblo cordobés de Fuente Obejuna, en tiempos de los Reyes Católicos (1474-1516), con un protagonista colectivo (los habitantes del pueblo).

CORRAL DE COMEDIAS – EL MESÓN DE LA FRUTA

A Pluma y Espada. Fuente: Puy du Fou España

Al entrar al teatro nos encontramos con un gran Corral de Comedias, he de decir que, frente a su homólogo francés, este graderío es mucho más acogedor y temático. De todas formas, estamos hablando de más de 3000 plazas en la versión francesa frente a las 1800 del espectáculo toledano, y eso va a jugar mucho a favor de la versión española.

Así como al entrar en el teatro francés te encuentras con un escenario inmenso y una platea gigantesca, que cuesta mucho de llenar en los primeros compases del espectáculo, haciendo un uso excesivo de telones negros, por no hablar de la visibilidad limitada que tienen los espectadores de los extremos; aquí el tamaño de la platea es mucho más contenido, con una mejor visibilidad y una primera escena mucho más acorde que oculta por completo la gran sorpresa que se va a encontrar el visitante.

De hecho, lo que nos encontraremos al entrar será un escenario que tiene continuidad con las fachadas del entorno y es que, no hay que olvidar, que el Corral de Comedias era un modelo de teatro público permanente, instalado al descubierto en los patios y corrales interiores que separaban los edificios de vecinos en las principales ciudades españolas.

Según la historia que nos quiere contar Puy du Fou, en ese escenario se va a realizar la primera representación de una nueva comedia, Fuente Ovejuna, la nueva creación de Don Fernán Gómez, autor de teatro, a la par que corregidor de la ciudad de Toledo, pero de repente, todo se complica…

Fotos oficiales de ensayos:

Fotos de la visita:

TEJADOS DE PUEBLO

A Pluma y Espada. Fuente: Puy du Fou España

De repente, los decorados de los laterales desaparecen y el corral de comedias se transforma en una especie de barco que se desplaza frente a nuestros ojos, dejando a la vista los tejados de un pueblo en los que se desarrollarán grandes escenas de acción.

Fotos de la visita:

PLAZA MAYOR

A Pluma y Espada. Fuente: Puy du Fou España

Por último, los tejados de pueblo desaparecen y queda al descubierto una gran plaza mayor, cuyo suelo empieza a llenarse de agua, antes de hacer su aparición los caballos de doma clásica española, realizando un auténtico ballet ecuestre con música de inspiración española y vestuario a la usanza del siglo XVII.

Un final apoteósico y que el visitante no esperará encontrarse al entrar en el Corral de Comedias.

Fotos de la visita:

EL VAGAR DE LOS SIGLOS

Por último, no quería terminar este artículo sin hacer una pequeña investigación sobre la gran sorpresa que nos deparó la visita, ese quinto espectáculo que no había sido desvelado hasta entonces.

Erwan de la Villeon sólo nos dijo el nombre del espectáculo, pero es muy explicito y sugerente el mismo, por lo que rápidamente me puse a pensar y comparar con lo visto en Francia sobre qué podría ser:

  • La primera idea que me vino a la cabeza fue que se trataría de un espectáculo de tipo walk-through, similar a «Allende la mar Océana», como el que antiguamente tenía Puy du Fou en Francia, L’Odysee du Puy du Fou, ya que era un recorrido a través de los siglos representados en el parque. Un indicio muy fuerte que me hizo pensar en esta posibilidad fue que, durante la visita a «Allende la mar Océana», al preguntar si los muñecos eran animatrónicos, me dijeron que no, pero que sí que había algunos en el parque… Lo tenía prácticamente descartado, pero viendo una imagen actualizada del Sentinel-2, vemos un edificio misterioso con un camino de acceso detrás del escenario de «Cetrería de Reyes». La forma es muy parecida al edificio de Allende y no parece backstage, ya que el edificio de backstage de «Cetrería de Reyes» es otro, como vemos en la foto de las obras mostrada por el parque. Si ese edificio acoge el espectáculo, el camino de acceso parece tener unas increíbles vistas sobre el valle toledano.

Edificio misterioso – ¿El Vagar de los Siglos?. Fuente: Sentinel-2

El edificio misterioso está detrás de esta pequeña colina, se accede por el camino que bordea dicha colina. El edificio que vemos en la imagen es otro, que parece ser el backstage de Cetrería de Reyes. Fuente: Puy du Fou España

  • Mi segunda opción, siguiendo con la idea de los animatronics, era un espectáculo similar a «Les Automates Musiciens» de Puy du Fou Francia. Sin embargo, esta idea la descarté bastante pronto, porque ni en la Puebla Real ni en la Venta de Isidro se ven ventanas que pudieran acoger a dichos animatronics, ni tendría sentido un espectáculo que recorre la historia en un ambiente tan anclado a un momento histórico.

  • Por último, teniendo en cuenta que tiene que ser un espectáculo que represente un viaje a través de los siglos, la opción que se me ocurrió es que fuera un espectáculo diario en el escenario del espectáculo nocturno, similar a «Les Grandes Eaux» de Puy du Fou Francia, sin apenas actores y con las fuentes y decorados como grandes protagonistas. Me parecía bastante factible ya que es una forma de reutilizar un potente activo, aunque veía complicado el tema de los flujos de visitantes, a pesar de que está pegado al parque y podría hacerse una entrada desde el mismo. El mayor problema que presentaría esta opción es que desvelaría demasiado sobre el espectáculo nocturno con entrada de pago.

En definitiva, antes de descubrir ese edificio misterioso en la imagen satélite, me decantaba por la opción 3, ya que desconocía la existencia de otro escenario y el único que podría acoger un espectáculo así durante el día, era el de «El Sueño de Toledo». Pero, si se confirma que ese edificio misterioso es un Walk-Through, sería una gran sorpresa que se han guardado hasta el último momento y sería el complemento ideal para el parque, un espectáculo de recorrido que nos muestre las diferentes épocas que van a ser tratadas en el mismo. ¡Estaremos atentos al mapa definitivo del parque el día 27!

EL FIN DEL VIAJE

Tras salir del espectáculo de «A Pluma y Espada», pudimos ver cómo la empresa Impregnaciones y Montajes trabajaba en la construcción de los corrales de animales, así como un punto de picnic cubierto para los visitantes, ya que en este parque sí se permitirá el acceso con comida a las familias, un punto a su favor ya que muchas veces las familias se sienten obligadas a pagar los elevados precios de este tipo de recintos, lo que ahuyenta su posible visita.

De vuelta al inicio del viaje, la Puebla Real, pude observar cómo el sol, que empezaba a ponerse lentamente, nos indicaba el camino de salida, con un inteligente estudio del diseño y distribución de los edificios para que la puerta de salida atraiga nuestra atención, así como el imponente castillo.

Tras disfrutar de un pequeño aperitivo con el que nos obsequió el parque, tocaba despedirse de nuestros compañeros de viaje e iniciar el camino de vuelta a la realidad, con la mira puesta en el 27 de marzo…

CONCLUSIÓN

Podemos sentirnos muy afortunados de acoger en nuestro país el segundo parque Puy du Fou del mundo.

Puy du Fou ha creado una marca muy fuerte en sus más de 40 años de existencia en Francia y tenemos la suerte de que han decidido exportarla y adaptarla a nuestro país.

Es un proyecto muy ambicioso y muy fuerte, que en los primeros años, al iniciarse de cero, tendrá una oferta muy limitada, pero si el éxito acompaña, el parque ya ha prometido que adelantará las inversiones. Lo visto hasta ahora promete una gran calidad, así que tienen todo mi apoyo y confianza, de hecho, ya he comprado entradas para visitarlo con toda mi familia en verano, cuando mejore la situación.

No quiero terminar este artículo sin agradecer a las personas que nos guiaron en esta increíble visita, empezando por Erwan de la Villeon, Delegado General de Puy du Fou España en Toledo y David Nouille, Director General Adjunto de Comunicación de la marca Puy du Fou Internacional que, a pesar de ser franceses los dos, hicieron un gran esfuerzo para hablarnos en español y responder nuestras dudas y consultas.

Siguiendo por los profesionales Roberto del Campo, especialista en decoración y atrezzo, y David Carpintero, responsable del espectáculo «A Pluma y Espada», que nos explicaron de primera mano su trabajo en el parque.

Y por último, al equipo de comunicación del parque: Irene Palomino, Marta del Riego, Oriol García y Joaquín Sanz, los cuáles fueron súper cercanos y accesibles en todo momento para explicarnos los entresijos de cada espectáculo y resolvernos las dudas.

En definitiva, Puy du Fou puede presumir de tener un gran equipo, les deseo grandes éxitos porque se lo merecen y el proyecto promete mucho.

Comienza la cuenta atrás…